Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/14/2012 12:00:00 AM

¿A qué se debe la inconformidad laboral de la mujer colombiana?

El Sensor de la Mujer Colombiana y la firma Ipsos Napoleón Franco preguntaron a 1.200 habitantes sobre el acoso laboral y las condiciones de trabajo. Revelan que las mujeres quieren encontrar oficios que les permitan mejorar su calidad de vida y dedicarle tiempo a sus hijos.

En su cuarta versión el Sensor de la Mujer Colombiana Yanbal y la firma Ipsos Napoléon Franco consultó a 1.200 personas, entre mujeres y hombres en Bogotá, Barranquilla, Cali y Medellín sobre el acoso laboral, las condiciones de trabajo, el deporte, la salud, la belleza y la estética.

La investigación, que comenzó en el 2009 con el apoyo de los consultores independientes Mónica Santa Maria y Mauricio Rubio, insiste en la necesidad de obligar a repensar el esquema laboral del país.

El estudio detecta las principales causas de la inconformidad laboral femenina. Asegura que las mujeres tienen la necesidad de encontrar oficios que les permitan mejorar su calidad de vida y dedicarle tiempo a sus hijos.

Mujeres inconformes con su trabajo

Aunque un 40 por ciento de las mujeres encuestadas no tiene trabajo actualmente, un alto porcentaje de las colombianas se siente inconforme laboralmente y aspira a tener trabajos de medio tiempo que les permita dedicarse al cuidado de sus hijos y a estudiar.

Las que cuentan con trabajo se quejan del acoso laboral y sexual, especialmente aquellas que se desempeñan como secretarias, operarias, y auxiliares en las pequeñas y medianas empresas, tal y como lo reveló a Caracol Radio en el 2010 Ricardo Echeverri, exviceministro de Asuntos Laborales del Ministerio de Protección Social.

Para la mayoría de las mujeres (85 por ciento) y los hombres (80 por ciento) entrevistados, el acoso sexual y laboral en el lugar de trabajo es una conducta que persiste y se niega a desaparecer. Para ambos géneros, el acoso sexual y laboral son problemáticas que afectan sus vidas y su desempeño laboral.

Por ciudades, hay mayor sensibilidad al problema en Barranquilla (89 por ciento para las mujeres y 87 por ciento para los hombres) y Cali (89 por ciento para las mujeres y 88 por ciento para los hombres) que en Bogotá (85 por ciento para las mujeres y 77 por ciento para los hombres) o Medellín (78 por ciento para las mujeres y 81 por ciento para los hombres).

En la capital del país es donde mayor diferencia se observa entre los dos géneros acerca de la presencia del hostigamiento o “matoneo” laboral. En las cuatro ciudades mencionadas las mujeres siempre tienen una percepción más alta de su ocurrencia, especialmente aquellas que tienen un mayor nivel educativo.

La mayor cantidad de víctimas se encuentran en los departamentos de Antioquia, Cundinamarca y Valle del Cauca.

Trabajar medio tiempo, el mayor deseo

El 61 por ciento de las mujeres de Cali, Barranquilla, Medellín y Bogotá desearía trabajar medio tiempo (frente a un 32 por ciento de los hombres) para dedicarlo a formarse académicamente y a cuidar a sus hijos.

Cabe recordar que la modalidad de trabajo de medio tiempo existe formalmente desde hace décadas en los países desarrollados y con menores niveles de inequidad laboral entre mujeres y hombres. Esta práctica ha ido ganando adeptos en Latinoamérica y el Caribe, como lo demuestra un estudio reciente del Banco Mundial.

Según los expertos, el trabajo de medio tiempo le permite a las mujeres balancear y conciliar su vida familiar con la laboral.

Las mujeres y sus múltiples responsabilidades

En Colombia, las mujeres y los hombres coinciden en el deseo de tener máximo dos hijos. Las cifras muestran la tendencia de las mujeres actuales a tener menos hijos. El 60 por ciento de ellas considera el cuidado de sus hijos como su prioridad.

De acuerdo con el Sensor 2012, en Colombia los hijos siguen siendo una responsabilidad de las madres, independientemente de su condición económica o de la ciudad de residencia. Por lo anterior, las mujeres aspiran tener una mayor flexibilidad en su horario de trabajo que les permita incrementar su presencia en otros ámbitos.

Según el estudio, para la mujer colombiana es fundamental continuar atendiendo a sus hijos y su hogar, así como lograr el éxito profesional y tener un buen trabajo de medio tiempo, aunque pocas lo logren. En este caso existe una diferencia importante con los hombres, que se acentúa según la edad y el estado civil.

Las diferencias entre los hombres y las mujeres

Los resultados de la encuesta revelan un descontento evidente hacia los ámbitos laborales y hacia los espacios de trabajo que no llenan sus expectativas o van en contravía de su crecimiento personal.

Uno de los aspectos que en mayor medida diferencian a las mujeres de los hombres es que para las primeras su principal preocupación son los hijos. Esta disparidad se mantiene independientemente de la ciudad, edad, la educación y el estrato socio económico.

Adicionalmente, en forma consistente, se distancian los géneros en cuanto al deseo manifiesto de las mujeres de contar con un trabajo de medio tiempo que les permita hacer compatibles su actividad laboral con el cuidado y supervisión de los hijos.

Asimismo, las mujeres dedican menos tiempo que ellos a cultivar sus estilos de vida y sus hábitos saludables. Se concentran mayoritariamente en dietas y prefieren realizar actividades individuales como caminar e ir al gimnasio, pero dedican muy poco tiempo al deporte o a la práctica regular de alguna actividad física porque deben combinar su trabajo con la realización de las labores domésticas y el cuidado de los hijos.

De hecho, el 44 por ciento de las mujeres encuestadas revela no realizar nunca actividad física. No obstante, las mujeres más deportistas se encuentran en Cali y en Medellín, y en el caso de los hombres, en Barranquilla y Cali.

El Sensor 2012 afirma que la tasa de desempleo es mayor en las mujeres que en los hombres. Mientras el 12 por ciento de los hombres encuestados no tiene trabajo, esta cifra asciende al 40 por ciento de las mujeres en las cuatro ciudades.

El deseo de un negocio propio

Desde el Sensor 2011 quedó como evidencia que el 71 por ciento de las colombianas aspiraba a tener un negocio propio. Sin embargo, solo el 21 por ciento lo ha conseguido.

Según la investigación, el problema de la creación y la sostenibilidad de negocios independientes sigue siendo un fuerte obstáculo para el desarrollo profesional de las mujeres.

La encuesta sostiene que la posibilidad de tener un negocio propio se identifica con la oportunidad de contar con más tiempo para el cuidado de los hijos y poder así impactar positivamente su educación.

De hecho, más del 40 por ciento de las madres ahorra para proporcionarle a sus hijos una carrera universitaria, de modo que puedan tener un oficio distinto al de ellas, especialmente en Bogotá y Cali.

Finalmente, el estudio insiste en la importancia de repensar el esquema laboral colombiano, “que día a día recibe a cientos de mujeres que no sólo se enfrentan a las exigencias del trabajo sino a la duplicidad de cargas familiares, educativas, inequidad salarial y corto acceso a trabajos formales”. ¿Qué empresas y entidades están dispuestas a asumir este reto?, concluye el estudio.

Ficha técnica de la encuesta

Realizada por IPSOS Napoleón Franco para Yanbal Colombia
Fecha de realización: Febrero del 2012
Muestra: 600 mujeres - 600 hombres
Ciudades en las que se realizó: Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.