Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/1994 12:00:00 AM

ADELGAZAR CON INYECCIONES

Las dietas son cosa del pasado. Una nueva tecnica de infiltraciones ayuda a eliminar la grasa más rápida y efectivamente.

ULTIMAMENTE LA GENTE YA NO habla tanto de dietas. No porque se haya perdido el interés por la figura delgada, sino porque el sistema de bajar de peso dejando de comer y contando calorías parece ser cosa del pasado.
Ahora es posible deshacerse de la grasa sin padecer hambre, por medio de la mesoterapia o, en otras palabras, adelgazar con inyecciones. De un tiempo para acá, en las reuniones sociales, almuerzos de negocios o desayunos de trabajo no se habla de otra cosa. O alguien conoce a alguien que perdió peso en tiempo récord, o aparece quien, gracias a las inyecciones, luce cinco kilos menos que hace seis meses. Y si bien existe un debate sobre los efectos del tratamiento, de lo que no hay ninguna duda es de que funciona. Y como en cuestión de perder peso lo único que convence son los resultados, adelgazar con inyecciones se ha puesto de moda.
El pionero de esta revolucionaria técnica en Colombia es el doctor Sergio Alejandro Rada Rodríguez. La técnica consiste en inyectar una serie de sustancias en el área donde la grasa se acumula, para disolverla y eliminarla más rápidamente. Según Rada, con una infiltración semanal se pierden uno o dos kilos, lo que significa bajar una talla al mes.
Aunque la técnica es relativamente nueva en Colombia, surgió en Europa hace 15 años y desde hace 10 se está aplicando en Brasil. Sergio Rada, médico cirujano de la Universidad Javeriana y especializado en medicina estética en Brasil, la trajo hace cuatro años al país, donde varios de sus colegas ya la están poniendo en práctica.
Los pacientes de la mesoterapia son por lo general personas que han ensayado todo tipo de dietas sin mayores resultados. En especial aquellos que entran en la llamada dieta yo-yo, es decir que logran bajar kilos pero igualmente vuelven a subirlos en cuanto dejan de hacer dieta. "Para estas personas, la mesoterapia es la mejor alternativa -dice Rada-. Se trata de un concepto diferente y revolucionario ya que en vez de dejar de comer, con la consabida ansiedad que esto produce, el tratamiento se enfoca directamente en el abdomen, los muslos, las caderas, la papada y demás. "Estos medicamentos actúan solamente a nivel del sitio de la infiltración -agrega Rada-. Difiere de los demás en que las sustancias no van al torrente sanguineo, sino que actúan donde uno quiere, en un área de 10 centímetros ".
Estas sustancias -provenientes de fórmulas que Rada aprendió en Brasil o de su experiencia en este campo- ayudan a remover y disolver más aceleradamente la grasa, para que se movilice y sea eliminada del organismo en forma natural, es decir, por las vías urinaria o digestiva. Y esa es precisamente la razón de su éxito, pues la persona no siente la angustia de ver comer a los demás mientras ella saborea una lechuga, ni experimenta el sentimiento de culpa de quien sé come un chocolate prohibido. Es más: como la persona puede seguir su régimen habitual de comidas normales, cuando suspende el tratamiento no vuelve a engordarse.
La razón por la cual la mayoría de las dietas no funciona es porque el organismo, sometido a un ayuno, reacciona almacenando calorías y bajando el metabolismo para compensar la falta de alimentos. En forma gráfica se dice que la persona se come un huevo pero asimila una gallina. Con la mesoterapia el organismo no sufre ese proceso porque no entra en estado de hambruna
Como complemento, el paciente recibe -aparte de recomendaciones sobre nutrición- una serie de pastillas que debe consumir diariamente. Estas son sustancias naturales enmagrecedoras -que ayudan a quemar grasa- y una serie de complementos, como el potasio, que evitan una descompensación o que permiten combatir algunos problemas relacionados con la obesidad, tales como estreñimiento, la retención de líquidos o las deficiencias de tiroides, además de algunas proteinas que ayudan a quitar la sensación de apetito. "Los complementos permiten quitar la ansiedad de comer", dice Rada. Las contraindicaciones para el tratamiento son embarazo, lactancia, problemas de coagulación, infecciones cutáneas o antecedentes de diabetes insulinodependiente. Pero la mayor recomendación es que el tratamiento sea aplicado por un médico con una vasta experiencia.
Por los consultorios de Rada en Bogotá, Cali y Barranquilla han desfilado en los últimos meses docenas de personajes nacionales, quienes lucen hoy cuerpos mucho más esbeltos y sin haber hecho grandes sacrificios. Los comentarios son "Cómo está de chusca Margarita Vidal", "Noemì Sanin está más bonita que nunca" o "Mónica de Greiff tiene ahora un cuerpo como de modelo". Pero lo que pocos saben es que las tres tienen en común ser pacientes del doctor Rada. Y eso sin mencionar al ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, quien, si todavía no luce muy esbelto, ha bajado ya dos tallas a fuerza de pinchazos.

YOLANDA MARTINEZ, una joven deporfista, logró bajar 12 kilos en seis meses. "Siempre he sido deportista. Sin embargo, por una lesión en la rodilla que me representó dos meses de quietud, subí más de 10 kilos. Durante mucho tiempo ensayè todas las dietas conocidas y no logré bajar. Una amiga me habló de este tratamiento. En el primer mes había perdido cuatro kilos. Ahora, seis meses después, pasé de la talla 10 a la 8. Y sin dejar de comer. Lo que funciona en esto es que no hay ansiedad -se adelgaza comiendo lo mismo- y se regula el metabolismo. Tengo amigas que hace dos años dejaron el tratamiento y no han vuelto a subir de peso".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.