Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/5/2014 12:00:00 AM

Adicción al deporte ¿Moda o riesgo?

Las nuevas tendencias en el ejercicio parecen trazar una delgada línea entre el hábito saludable y la adicción.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la inactividad física es uno de los cuatro factores de mayor riesgo de muerte en el mundo. Alrededor de 3,2 millones de muertes al año podrían atribuirse a esta causa. Pero poco se ha dicho frente a los riesgos que tiene el otro extremo, el exceso de ejercicio que puede desencadenar en la adicción al deporte.

En estos tiempos, en los que por el culto a la belleza se hace casi cualquier cosa, cada vez hay más métodos para hacer ejercicio. Crossfit, TRX, Boot-camp, Insanity y las populares maratones -como The color run, entre muchas otras- son solo algunos nombres de lo que hay en las nuevas tendencias del deporte que pueden ser potencialmente adictivas.

¿Pueden estos hábitos pasar de ser sanos a convertirse en adicciones? ¿En qué momento se cruza la línea de lo saludable a lo patológico?, se empiezan a preguntar los expertos.

“La adicción a correr no está catalogada como tal en los manuales de diagnóstico clínico”, explica el psicólogo español experto en adicciones José Antonio Molina. “Pero existe. Hay un porcentaje de corredores con dependencia que viven obsesionados y llegan a padecer síndrome de abstinencia cuando no pueden realizar ejercicio, entendido como malestar, mal humor e irritación”, agrega.

Poco se ha dicho desde la ciencia sobre este tipo de adicciones, por lo que cualquier conclusión en este momento puede ser precipitada. Sin embargo, las alertas ya comienzan a prenderse. 

Existen muchos casos de adicciones que no eran reconocidas hace unos años y que ahora son diagnosticadas y tratadas profesionalmente. Entre ellas están los trastornos por la adicción al trabajo (workaholic), a las compras (shopaholic), a la obsesión con el físico (vigorexia), al celular (nomofobia) o al internet y las redes sociales, también llamado el Desorden de Adicción a Internet (IAD, por su sigla en inglés).

Una de las investigaciones pioneras que más luz ha arrojado sobre esta cuestión es la tesis doctoral Adicción al deporte: estandarización de la escala de detección SAS, de la psicóloga clínica Virginia Antolín. Según sus conclusiones, el 18 % de las personas que practican ejercicio físico con freceuncia son adictas. Para llegar a estos resultados evaluó a cientos de deportistas, enfocándose en los efectos físicos, psíquicos y sociales que produce el ejercicio.

Las características de toda adicción son más o menos generalizables. Según Antolin existen tres fases: “una primera en la que se hace por placer; una segunda, en la que el objetivo es mejorar la belleza física, el bienestar, liberarse del estrés o relacionarse con otras personas; y una tercera en la que aparece el abuso y la necesidad de hacer deporte a toda costa, a pesar de que se sepa que puede traer consecuencias negativas”.

Según estas categorías, la última etapa es la única con efectos realmente perjudiciales. El psicólogo especialista en tratamiento de adicciones Miguel del Nogal explica en el diario español El Confidencial, que es en este punto donde “se dejan de hacer otras cosas con la familia o los amigos, y si un día no es posible hacer deporte debido a una lesión o a un compromiso importante, el sentimiento de malestar se apodera de uno”. Con el tiempo también suele suceder que “el círculo de amistades comienza a estrecharse únicamente entre las personas que comparten la misma afición por el deporte”, dice.

El mejor indicativo para darse cuenta cuándo se está cruzando el límite entre lo saludable y lo patológico es que “sólo logremos sentirnos bien si hacemos ejercicio”.

“La sociedad nos marca y correr está de moda, pero al mismo tiempo tiene un componente positivo, pues está muy bien visto ser deportista y ser competitivo, y ambas cosas van de la mano”, dice Del Nogal. Naturalmente, los juicios de la sociedad frente a los adictos al trabajo o al deporte nunca serán tan fuertes como contra quienes sufren de drogadicción o alcoholismo, pero en el fondo las causas son muy similares: necesidad de ignorar los problemas, de reducir el estrés o de evadir la realidad.

Para evaluar el nivel de adicción la psicóloga clínica Virginia Antolín realizó una encuesta con preguntas de ‘sí’ o ‘no’. A continuación algunas de las preguntas:

1. ¿Hago ejercicio con regularidad?

2. ¿He cambiado alguna actividad familiar programada para hacer ejercicio?

3. ¿He seguido haciendo ejercicio aunque tuviera algún dolor o molestia física?

4. ¿Necesito hacer ejercicio al menos una vez al día para sentirme bien?

5. ¿Mis amigos o compañeros alguna vez me han criticado por hacer tanto deporte?

6. ¿A menudo pienso en el ejercicio mientras estoy haciendo otras actividades?

7. ¿Si no hago ejercicio un día siento que mi forma física empeora? 

8. ¿He tenido alguna discusión con mi familia por la cantidad de ejercicio que hago?

9. ¿A menudo uso el ejercicio para liberarme del estrés o la ansiedad?

10. ¿Si dejo de hacer ejercicio, aunque sea por poco tiempo, me siento triste, irritable o culpable?

11. ¿He aumentado progresivamente la frecuencia o cantidad de ejercicio que hago?

12. ¿He intentado dejar de hacer ejercicio durante algún tiempo pero no lo he conseguido? 

13. ¿A veces quito tiempo a mi horario de trabajo para hacer ejercicio?

14. ¿Tengo la sensación de que si no hago ejercicio puedo perder relaciones sociales?

15. ¿El día que no hago ejercicio siento que me falta algo?

16. ¿A menudo justi?co el ejercicio que hago como una forma de prevenir enfermedades?

17. ¿Suelo experimentar sensación de bienestar cuando hago ejercicio intenso?

18. ¿No dejo de hacer ejercicio si el clima me impide salir al exterior?

19. ¿Me preocupa no tener tiempo libre para hacer ejercicio? 

20. ¿Alguna vez me han tachado de adicto(a) al deporte?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.