Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1991/05/06 00:00

ADIOS A LOS GORDOS

Una cirugía de bypass en el estómago podría ser la solución más efectiva contra la obesidad.

ADIOS A LOS GORDOS

QUIENES SUfren problemas serios de sobre peso y no han logrado perder suficientes kilos por medio de dietas y programas de ejercicios, ya tienen una solución. La semana pasada, un simposio médico, reunido en Washington, dio vía libre a la cirugía de bypass en el estómago como una medida efectiva contra la obesidad severa.

Aparte de la cirugía estética, esta es la primera vez que se habla de ingresar al quirófano para combatir la gordura. Según los especialistas, la modificación quirúrgica del sistema digestivo es indicada para aquellas personas que están entre 40 y 60 kilos por encima de su peso ideal. Pero también podría ser considerada para pacientes cuya gordura representa serios riesgos de salud.

En la última década, muchos especialistas se han interesado por la cirugía contra la obesidad; sin embargo, se han hecho muy pocas operaciones por temor a las complicaciones secundarias, tales como infecciones y sangrados o molestias a largo plazo como diarreas frecuentes, exceso de gases o incluso aversión a la comida. No obstante, los especialistas estiman que éstas se presentan en menos del 10 por ciento de los pacientes.

Por el momento, han sido aprobados dos procedimientos. En el primero, llamado gastroplastia vertical, el cirujano extrae parte del estómago, dejando un estrecho conducto hacia el tracto intestinal. De esta forma, con muy poca comida, el paciente se siente satisfecho. En el segundo, denominado bypass intestinal, no se toca el estómago sino se recorta el intestino, para que la comida pase a través del cuerpo más rápidamente. Por razones aún desconocidas, esto causa una supresión del apetito.

Los pacientes generalmente pierden 50 ó más kilos en los dos años siguientes a la cirugía. Sin embargo, se ha visto que pueden volver a ganarlo lentamente. Por eso, los especialistas advierten que se trata de una cirugía de control de la obesidad y no de curación.













¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.