Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/25/2012 12:00:00 AM

Adolescentes que sueñan con tener cámaras... viejas

Los primeros modelos de Kodak, Polaroid y la LOMO soviética hacen furor entre los jovénes de Tailandia. En medio de las cámaras digitales se abren tiendas de fotografía analógica.

;
BBC
El sueño de muchos adolescentes tailandeses no es tener una cámara digital con decenas de gigas de memoria sino una cámara analógica de carrete que puedan revelar a la antigua en un laboratorio.
 
Mientras el gigante de la fotografía Kodak, creador de la cámara de mano, se acoge al Código de Bancarrota de EE.UU. después de perder la batalla con la fotografía digital, irónicamente invento suyo, en las calles de Bangkog se forman clubes de fotografía analógicas.
 
Cámaras pesadas y vetustas como las primeras Kodak, las Polaroid y las míticas cámaras lomográficas que se inventaron en los estertores de la Unión Soviética, son valoradas como fetiches de glamour y elegancia.
 
"Cuando parecía que la fotografía tradicional estaba muerta, surgió esta nueva tendencia para sacar del armario y desempolvar las cámaras antiguas", detalla Khun Boy, propietario de una tienda de antigüedades.
 
Una joven cliente detalló que para ella "una fotografía es como un libro, necesito tocarla, saber que la puedo guardar y volverla a ver en otro momento de mi vida".
 
La tienda de Khun se ha convertido en un sitio de culto para los amantes de la fotografia tradicional. Allí se pueden encontrar auténticas rarezas como el primer modelo de la setentera Polarodi SX-70 de diseños más vanguardistas.
 
El comerciante le explica a los medios que dedica muchos horas a buscar cámaras antiguas por Internet.
 
Fotoguffy y Siam TLR son otras de las tiendas de época que han surgido en Bangkok. Allí se pueden encontrar diferentes versiones de posiblemente la cámara más contundente y misteriosa del pasado: las cámaras lomográficas de la ex Unión Soviética.
 
La poderosa cámara lomográfica
 
Es una cámara llena de errores que encanta a sus seguidores. Inventada en los últimos años de la U.R.S.S. la cámara lomográfica tiene un lente gran angular que se caracteriza por intensificar los colores, produciento un efecto túnel.
 
Así mismo oscurece las esquinas de la imagen como si imprimiera el aura del objeto fotografiado.
 
"El atractivo de esta cámara está en sus defectos, nunca sabes como saldrá la fotografía", comenta Sudathip Stecha, miembro fundador de la Embajada Lomográfica de Bangkok.
 
La embajada pertenece a una red de tiendas en diferentes ciudades: Santiago de Chile, Budapest, Jakarta y Lisboa, entre otras.

Durante los años ochenta estas máquinas eran las que se utilizaban en los países que conformaban el bloque socialista y estuvieron a punto de desaparecer tras la caída del muro de Berlín.
 
En 1991 unos jóvenes austriácos que viajaban por la antigua Checoslovaquia compraron un par de ellas.
 
De regreso a su país quedaron sorprendidos por las imágenes que sacaron con las lomográficas y decidieron montar una tienda e importar de forma clandestina las cámaras de la marca LOMO.
 
A partir de entonces comenzó una corriente artística que se ha extendido por galerías, museos y clubes de fotografía.
 
"La intensidad de los colores, sobreponer varias imágenes en una sola fotografía, las variaciones de la luz o el efecto de antigüedad son algunos de los atractivos que ofrecen estas cámaras", apuntan en la embajada de Bangkok.
 
Los jóvenes tailandeses, por su parte, intentan reunir dinero para comprar unas de estas venerables cámaras. Con una sola LOMO podrían comprarse seis o siete cámaras digitales estándar. Una LOMO puede costar unos 25.000 bat (unos US$800). Todo un lujo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.