Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/25/2012 12:00:00 AM

"Adolescentes viven una sexualidad improvisada y no perciben el riesgo de embarazo"

El ginecólogo Germán Salazar habló con Semana.com sobre las causas que aumentan los embarazos adolescentes en el país. Mientras advierte precariedad estadística, desinformación y vulnerabilidad en el sector rural, celebra el surgimiento de programas preventivos.

El embarazo en adolescentes no ha disminuido significativamente en los últimos años. Según la quinta Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2010 (ENDS), una de cada cinco adolescentes ha estado embarazada.

Para el Ministerio de Protección Social y Salud, reducir el número de casos de embarazos adolescentes es una prioridad. Por esa razón, la iniciativa fue aprobada por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES) del 2012. El proyecto contempla "acciones de fortalecimiento institucional, desarrollo humano, proyectos de vida y programas de educación sexual".

La meta de la cartera de Salud es disminuir la tasa de embarazo en adolescentes del 20 por ciento al 15 por ciento en los próximos tres años.

Para reducir el número de embarazos adolescentes en el país y aumentar los programas de prevención, Minprotección anunció una inversión de 246 mil millones de pesos.

Para Germán Salazar, ginecólogo infantil, las cifras de la encuesta pueden estar subestimando el problema.
 
"Las estadísticas que tenemos en el país son precarias, los estudios no tienen un número representativo de la población, por lo cual es fácil pensar que el problema es mucho más grave", dice.

Salazar afirma que por primera vez durante su profesión reconoce nuevos programas del Gobierno que le apuestan a la sensibilización de la problemática. No obstante, anota que el verdadero desafío es implementar bien las medidas. "La teoría es linda, pero el verdadero problema es cómo se va a poner en práctica", apunta.

El experto explica que el embarazo en adolescentes es un problema complejo que va más allá de la educación y el suministro de métodos anticonceptivos.

"Los adolescentes viven una sexualidad improvisada y no perciben el riesgo de embarazo. Algunos estudios demuestran que los jóvenes tienen muchos conocimientos sobre salud sexual pero no sobre gestación", indica.

El médico recuerda que uno de los estudios encontró que sólo el 56 por ciento de los jóvenes usaron algún método de anticoncepción en su primera relación. "Los estudios muestran una incoherencia entre los conocimientos y las conductas de los adolescentes", afirma.

"La solución del problema requiere la participación del sector de la salud, la educación y la familia. La situación del sector de la educación en torno al tema es caótico. Es necesario que este campo tenga un proyecto definido. Por ejemplo, hay un déficit de personas capacitadas adecuadamente para poder implementar un programa de prevención para educar a los adolescentes", agrega Salazar.

Según estimaciones de Salazar, el 42 por ciento de los embarazos en adolescentes fue planeado. En ese sentido, el ginecólogo advierte que algunos jóvenes buscan en la gestación una salida a una situación familiar disfuncional.
 
Más resultados de la ENDS

Según la ENDS, la edad del primer embarazo es menor en las zonas rurales que en las zonas urbanas, con una diferencia de 2,7 años, lo cual confirma la afirmación de Salazar, quien asegura que en el sector rural los adolescentes inician más temprano su vida sexual.
 
En las ciudades, así como los jóvenes tienen más acceso a la información y a adquirir métodos anticonceptivos, cuentan con más facilidades para contemplar la opción del aborto.
 
Por su parte, en las zonas rurales el nivel educativo es bajo, está culturalmente aceptado el comienzo temprano de la vida sexual y se dificulta el acceso a los métodos anticonceptivos.

En el análisis de la encuesta también se señala que el índice de riqueza y el nivel educativo son factores que influyen en el aumento de los casos.

Cabe recordar que, según la encuesta, también se presenta una falta de asesoría médica en temas de sexualidad en los adolescentes. Únicamente el siete por ciento de las mujeres entre los 15 y los 24 años ha asistido a una consulta médica para pedir asesoría sobre planificación y sexualidad.
 
Finalmente, de acuerdo con los estudios, el embarazo en jóvenes menores de 19 años no solo es un problema de aumento de la población, sino una situación que incluye complejos problemas de salud como el aborto, las enfermedades de transmisión sexual y las graves consecuencias sociales y económicas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.