Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/17/1992 12:00:00 AM

Agente secreto

Nuevos estudios sugieren que la hipertensión puede no ser un problema de consumo excesivo de sal, sino de muy poco calcio.

TODOS AQUEllos que han eliminado la sal de su vida alimenticia en un intento por prevenir la hipertensión podrían estar sacrificándose innecesariamente. Eso es al menos lo que sostiene un grupo de investigadores médicos. Según recientes estudios, la restricción de la sal en la dieta tiene pocos efectos en presión arterial alta.
Desde que la sal -o el sodio- fue declarado culpable de la hipertensión, hace cinco décadas, otros sospechosos han ido ganando camino. Ahora nuevos estudios sugieren que en algunas personas el problema no es de demasiada sal, sino de muy poco calcio. La importancia de estos dos minerales en la hipertensión tiene divididos a los expertos. La relación entre la sal y la presión arterial alta surgió a mediados de siglo, cuando los investigadores descubrieron que se podían bajar la presión arterial alta de pacientes con problemas renales sometiéndolos a una dieta drásticamente baja en sodio. Este hallazgo fue confirmado por la observación de que la hipertensión era una condición rara en aquellas poblaciones en las que el consumo de sal era bajo. Desde entonces, la gente ha estado escuchando la recomendación de disminuir su consumo como medio de prevenir la hipertensión.
La preocupación de los especialistas es que la obsesión por cortar el consumo de sal puede llevar a que los hipertensos se confíen y no acudan a otras medidas que pueden resultar más efectivas como perder peso y evitar el alcohol. La nueva corriente revisionista dice que asegura que una dieta baja en sal incide en la presión arterial si la reducción es drástica. Los estudios muestran que personas que consumen cinco gramos de sodio al día pueden reducirlo a dos gramos, evitando las comidas naturalmente saladas y no agregando este condimento a las comidas. Pero aunque este cambio, en algunas personas, es suficiente para colocarlos en los rangos normales o reducir la cantidad de medicamentos que deben tomar, lo cierto es que la mayoría requiere cambios mucho más drásticos si realmente quieren bajar la presión arterial.
Al mismo tiempo, los nuevos estudios sugieren que un inadecuado consumo de otros minerales en la dieta, particularmente calcio, puede ser tan importante como el consumo excesivo de sodio en la aparición de la hipertensión. Investigadores de Harvard han determinado que personas cuya dieta es muy baja en calcio tienen un 20 por ciento más de riesgo de desarrollar hipertensión. También encontraron que algunas personas con tendencia a la hipertensión, logran bajarla a niveles normales cuando toman suplementos de calcio. El abanderado de esta teoría es el doctor David McCarron de la Universidad de Oregón, Estados Unidos.
La pregunta es: ¿disminuir la sal o aumentar el calcio o ambas cosas a la vez? Los investigadores coinciden en afirmar que la gente con problemas de corazón o de riñones, además de una alta presión arterial, deberían claramente evitar el consumo de sal, ya que no eliminan el sodio apropiadamente. Además, una tesis que ha cobrado fuerza es la de que existen personas cuya presión arterial es más sensitiva a la sal.
A nivel general, sin embargo, las concluslones de un seguimiento realizado por investigadores de la Universidad de Montreal sobre un grupo de personas hipertensas, muestran que la sal en la dieta,no incide tanto en la hipertensión si la persona tiene un adecuado consumo de calcio y no es un bebedor habitual. Sorprendentemente, el estudio señaló que el único factor alimenticio que predijo problemas de presión arterial fue un bajo consumo de calcio.
Pero aunque los estudios demuestren que la gente que consume alimentos ricos en calcio tienen un menor riesgo de hipertensión, los investigadores que han intentado controlar la presión arterial de pacientes suministrándoles suplementos de calcio, no han tenido resultados concluyentes. Al parecer, en eso de la hipertensión hay varios minerales en juego -también se habla del potasio y el magnesio-. Y los expertos prefieren mostrarse cautelosos para no convertir el calcio en una panacea contra la hipertensión, de la misma forma que hace 50 años la sal se ganó el título de único culpable.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.