Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2001/09/17 00:00

Agujas milagrosas

La última moda en Colombia es bajar de peso mediante acupuntura. ¿Qué enigmático poder tiene esta antigua ciencia china?

Agujas milagrosas

Una tecnica milenaria que hasta hace poco tiempo era vista con desconfianza en Occidente se convierte en la nueva esperanza para las personas que sufren de sobrepeso. La acupuntura china es la base de un tratamiento con el cual en tres meses pueden perderse entre ocho y 15 kilos. La base del procedimiento terapéutico consiste en insertar agujas metálicas en la piel con el fin de normalizar el flujo de energía en el cuerpo humano, ya que según los acupunturistas todas las enfermedades son producto de desequilibrios en la energía. Esta circula en el organismo a través de lo que llaman meridianos energéticos, una especie de líneas en las que se encuentran 722 puntos clave en la acupuntura, algo difícil de creer en tanto que no se puede demostrar. “Con sólo poner una aguja en uno de estos puntos, sabiendo cuál es el preciso, se puede aliviar cualquier dolencia”, afirma el doctor Germán Panqueva, quien lleva 17 años practicando esta técnica. Se aplica para tratar asma, dolores articulares y musculares, depresiones, migrañas y ansiedad, entre muchos otros problemas.

Como enfermedad que es, la obesidad también encuentra alivio en las agujas. La gran mayoría de personas que sufren de sobrepeso tienen alterado el metabolismo energético, es decir, consumen más calorías de las que gastan. Generalmente comen demasiado y no se satisfacen con facilidad y el organismo, que nada desperdicia, guarda el exceso de energía en forma de grasa. Lo que en realidad les sucede es que tienen alteraciones en los dos centros neurológicos que manejan la ingesta: el centro del hambre y el centro de la saciedad. Cuando éstos funcionan normalmente la persona consume aproximadamente la misma cantidad de calorías que gasta.

Ubicadas en puntos estratégicos del cuerpo las agujas hacen que estos centros vuelvan a la normalidad, se reduce la sensación de hambre, la ansiedad en la persona y se disminuye el volumen de comida necesaria para que se sienta satisfecha. La terapia con agujas consta como mínimo de 10 sesiones, alrededor de dos o tres visitas al médico semanales durante un mes, las cuales tienen una duración de 45 minutos. La mayoría de las agujas se retiran cuando la sesión termina pero hay unas que son muy pequeñas y se dejan por algún tiempo, principalmente las de las orejas, tratamiento que recibe el nombre de aurículopuntura. Su función consiste en potenciar el efecto de las agujas que se utilizan en la terapia, además de moderar el apetito pues en las orejas se encuentra un punto del hambre.

Aunque los resultados se perciben desde los primeros 45 minutos, en los cuales se pueden bajar 800 gramos, las solas agujas generan efectos a más largo plazo. Por eso el método para adelgazar debe acompañarse de una serie de ayudas, como una dieta hipocalórica en la cual se eviten las grasas, harinas y dulces, lo cual, según explican los expertos, no representa mayores sacrificios para los pacientes pues gracias a las agujas toleran fácilmente el nuevo ritmo alimenticio. Sin embargo algunas personas desconfían de los beneficios que les adjudican a las agujas y creen más bien que es la rigurosa dieta la que ayuda a perder de peso. Al respecto el doctor Ricardo Anzola, quien lleva cinco años trabajando con el método, asegura que la acupuntura es útil porque actúa en dos frentes: además de normalizar el metabolismo lo incrementa de manera que se queman más grasas en menos tiempo. Para lograr este efecto se trabajan cuatro de los puntos que se encuentran en las rodillas, el tórax, el cuello y las orejas.

Además al tratamiento se asocian algunos medicamentos homeopáticos, ente ellos unas gotas hechas a base de compuestos minerales y algas que se consumen antes y después de cada comida. Contribuyen a perder grasa y a eliminar la ansiedad, una de las causantes de los impulsos desaforados de comer, y también mantienen las glicemias altas que pueden bajarse por la dieta. “El mayor logro de este método es que se aprende a comer menos sin pasar hambre, pues simplemente no dan tantas ganas”, asegura la periodista Pilar Calderón, quien en muy poco tiempo ha perdido 14 kilos. El secreto de la acupuntura es que elimina el problema de raíz, es decir, arregla los desórdenes del metabolismo de manera que una vez finalizada la terapia el organismo funciona normalmente y el paciente se acostumbra a comer lo necesario. “Hice muchas dietas, incluso en una perdí 20 kilos, pero en dos meses los volví a subir y todo porque el hambre no se me quitaba”, asegura Pilar.

Una manera de acelerar el proceso de adelgazamiento es activar las agujas con corriente eléctrica, lo cual recibe el nombre de electroacupuntura. Gracias a la electricidad se quema más grasa en menor tiempo, de manera que no sólo se pierde peso sino también volumen y pueden adquirirse las medidas deseadas e incluso las personas delgadas que tienen grasa localizada pueden perderla. Por si fuera poco se elimina por completo la celulitis.

Tanto los doctores Anzola como Panqueva coinciden en que esta terapia no tiene efectos nocivos. No es dolorosa y lo único que las agujas pueden producir en algunos pacientes son unos pequeños morados, pero esta reacción no es muy frecuente. Aun así no todas las personas pueden aplicarse el tratamiento. Es el caso de quienes tienen enfermedades infecciosas en la piel, pues podría atravesarse un punto infectado. Están también quienes tienen fobias a las agujas y en mujeres embarazadas ponerlas en ciertos puntos puede causar abortos. Además quienes tengan prótesis cardíacas, como marcapasos o válvulas, no deben someterse a la electroacupuntura.

Cuando la persona llega al peso deseado, después de haber sido constante, empiezan a espaciarse las terapias, se retiran las agujas permanentes y se normaliza la dieta, sólo que la persona ya está acostumbrada a comer en menor medida pues su apetito se ha controlado. Por ello los especialistas aseguran que es más probable que los pacientes mantengan su peso con acupuntura que con dietas tradicionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.