Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2000/12/11 00:00

Al Banquillo

Una decisión de la FDA pone en entredicho muchas drogas de venta libre producidas en Estados Unidos. ¿Qué tanto afecta a los consumidores colombianos?

Al Banquillo

La mayoría de colombianos ha tomado alguna vez en su vida medicamentos para aliviar los síntomas de la gripa. Por lo tanto no es de extrañarse que les haya alarmado la noticia sobre la decisión de la Food and Drug Administration —FDA— de investigar varios de ellos, concretamente los que tienen como sustancia activa a la fenilpropanolamina o FPA.

La determinación de la FDA fue tomada después de un estudio realizado por la Universidad de Yale, en el cual participaron 702 pacientes entre 18 y 49 años que han sufrido de hemorragias cerebrales, quienes fueron comparadas con personas sanas. El estudio concluyó que la FPA aumenta el riesgo de hemorragias en las mujeres jóvenes hasta tres días después de haber tomado la sustancia.

Teniendo en cuenta los resultados del estudio y ante reportes de 44 casos sucedidos entre 1969 y 2000, la FDA decidió recomendar a las compañías farmacéuticas que detuvieran la venta del producto y sugirió a las personas que necesitaran descongestionantes que acudieran a un especialista para sustituir ese producto por otro que no contuviera la sustancia en cuestión.

Al principio la noticia logró generar un pánico colectivo en el país. No era para menos. En Colombia hay más de 87 productos de 35 laboratorios farmacéuticos que contienen la sustancia y se estima que una buena cantidad de personas los utilizan a diario para calmar los síntomas de la gripa.

Pero al mirar con más calma el asunto se pudo aclarar que en Estados Unidos la fenilpropanolamina —que es un vasoconstrictor usado como descongestionante nasal— se utiliza también como adelgazante. Entre más dosis de FPA —por encima de 75 miligramos— el apetito disminuye o se suprime.

Además la investigación de Yale hace alusión a los efectos adversos que se presentaron con tratamientos a dosis superiores de 75 miligramos de fenilpropanolamina. “El estudio sugiere que hay mayor factor de riesgo a dosis altas”, dice Miguel Rueda, director del Invima. Las mujeres jóvenes que tuvieron esos infartos habían usado la sustancia por encima de 50 miligramos y como adelgazante.

En Colombia los medicamentos que contienen FPA no superan los 50 miligramos y no se ha otorgado ningún permiso para vender productos con una indicación terapéutica diferente a la de manejo del resfriado.

No obstante el Invima tomó la precaución de estudiar los medicamentos que contengan como principio activo fenilpropanolamina con el fin de evaluar minuciosamente el riesgo-beneficio de estos medicamentos, trabajo que podría tardar ocho días. Al cabo de ese tiempo Rueda anunciará los medicamentos que saldrían del mercado.

Mientras esto sucede la gente se pregunta qué hacer en caso de una gripa. Jaime Cañizares, director médico de Smithkline Beecham, cree que estos medicamentos son seguros si se usan para lo que son, se tienen en cuenta las contraindicaciones y se toman en las dosis que sugiere la etiqueta. Pero recomienda que si los pacientes sienten dudas al respecto lo mejor es que discutan el tema con su médico e incluso se abstengan de tomar la sustancia hasta que el Invima y la FDA expongan sus conclusiones sobre el tema.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.