Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/2014 12:00:00 AM

Alexitimia: la incapacidad de expresar sentimientos

Un trastorno que impide manifestar las emociones sería la clave para entender qué pasa en las personas que aparentemente son frías, insensibles y distantes.

En un extremo están los sujetos hipersensibles, temperamentales y susceptibles a cualquier emoción y en el otro están los que no parecen conmoverse con nada, los fríos, indiferentes e insensibles, llamados alexitímicos.

La alexitimia es para algunos un trastorno mental, para otros un trastorno psicológico o neurológico y otros aseguran que es simplemente un rasgo de la personalidad. Lo cierto es que es la imposibilidad de expresar lo que se siente. Peter Sifneos, psiquiatra, fue el primero en acuñar esta expresión en los años setentas. Introdujo el concepto a partir de las raíces griegas 'a': sin, 'lexis': palabra y 'thimos': afecto ('sin palabras para los afectos').

Muchos alexitímicos no les dicen a los seres más cercanos que los quieren, pero tampoco les dicen que los odian. Están detrás de una barrera emocional que hace imposible o muy difícil entrar en sus emociones, pues ni ellos mismos las comprenden. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), el 10 % de esa población padece este trastorno en algún grado.

Sus consecuencias dificultan la vida de quien la padece y de quienes se relacionan con ellos dado que, a pesar de que estas personas sí tienen emociones, viven con el sufrimiento de no saber identificarlas ni delimitarlas. Por eso, en algunos casos, las únicas emociones que muestran son la impotencia y la frustración. Pero más allá de esto, la alexitimia puede provocar numerosos problemas físicos somatizados por la imposibilidad de expresar las emociones.

Se dice que las causas de la alexitimia incluyen rasgos hereditarios, anormalidades genéticas, desarrollo neuronal perturbado, lesiones cerebrales o traumas psíquicos. No obstante, no todos los pacientes la presentan el mismo grado.

Existe la alexitimia primaria, producida porque las estructuras neurológicas vinculadas con las emociones están afectadas, y la secundaria, que ocurre como consecuencia de un trauma emocional grave o por un desorden en el aprendizaje emocional.

“Los seres humanos somos capaces de sentir amor, odio, alegría, miedo, es decir, experimentar sentimientos y emociones, gracias a un cerebro que lo hace posible, así como verbalizar dichos sentimientos”, explica el Profesor Pablo Duque, Coordinador de la Sección de Neuropsicología de la SEN.

Generalmente estas personas son descritas como calladas, frías y distantes. Se dice que carecen de habilidades empáticas y tienen grandes dificultades para comprender y responder con eficacia a los sentimientos de otras personas. También se les señala de ser personas aburridas, poco creativas y con dificultades para construir vínculos afectivos.

Especialistas consultados por la revista Psyscentral aseguran que sí existen tratamientos para esta condición. El método más utilizado es la psicoterapia, que persigue la necesidad de que aprendan a reconocer sus sentimientos y a expresarlos. El primer paso es identificar y nombrar los sentimientos. La persona debe concentrar la atención hacia su interior y preguntarse ¿qué estoy sintiendo en este momento? Una persona alexitímica tendrá muchas resistencias en esta parte del ejercicio. Dudará y pensará que es incapaz de elegir la palabra correcta así que Physcentral recomienda ser persistente y elegir al menos una.

En todo caso, es recomendable estar más alerta al notar rasgos como los descritos arriba. La frialdad y la indiferencia de una persona podrían ser simples rasgos irrelevantes de la personalidad o síntomas de un trastorno que merece ser tratado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.