Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1996/08/05 00:00

ANTES Y DESPUES

En caso de emergencia, la píldora común y corriente sirve también como el anticonceptivo del dia siguiente.

ANTES Y DESPUES


HACE UNA DÉcada el mundo femenino se revolucionó con la aparición de la llamada 'píldora del día siguiente'. Este invento francés, más conocido como la RU-486 o píldora abortiva, no logró sin embargo ser comercializada en los países de este lado del Atlántico. La mayoría de las puritanas legislaciones no aceptaron que las mujeres en lugar de tomarse la píldora 'antes de...' la tomaran 'después de... '. Que esto sucediera en América Latina no sorprendía tanto como que las liberadas norteamericanas, a pesar de sus batallas, no hubieran logrado la aprobación de la famosa píldora que las europeas tienen a su disposición desde hace más de 10 años. Pero lo que no imaginaban era descubrir ahora que la píldora común y corriente puede servir de anticonceptivo tanto antes como después.
Eso fue lo que los expertos de la mayor autoridad en cuestiones de medicamentos en Estados Unidos, la Food and Drugs Administraion -FDA- anunciaron la semana anterior a la comunidad médica y femenina: que las pastillas anticonceptivas ordinarias han mostrado su efectividad también como contraceptivos "de emergencia". Pero, más que el anuncio, sorprende que ese ha sido un secreto a voces entre médicos y mujeres desde hace mucho tiempo y que dicha información haya estado vedada para la gran mayoría de las interesadas. De hecho, en Estados Unidos la semana pasada, tanto en las altas instancias de la salud pública como en los corrillos de mujeres, no se habló de otra cosa. Y no era para menos.
Disponer de un anticonceptivo seguro y efectivo para prevenir un embarazo indeseado ha sido un tema que ha preocupado a la población femenina. En verdad, el alborozo con que se recibió hace 10 años el anuncio de la píldora 'del día siguiente' muestra que uno de los dramas de las mujeres en materia de anticoncepción es saberse desprotegidas luego de una relación, ya sea por cuenta de la mala memoria o los accidentes o, en casos mucho más serios, por haber sido violadas. De ahí que el uso poscoital de la píldora no sea ni extraño ni nuevo. Mientras en las altas instancias de salud pública se ha negado la aprobación a la llamada píldora 'del día siguiente', en los centros de planificación la anticoncepción 'de emergencia es algo que existe desde hace décadas. En Colombia, Profamilia instauró el programa hace dos años, dice el doctor Juan Carlos Vargas, directo de la Clínica Femenina en Bogotá.
La pregunta es, ¿porqué mientras la píldora como tal ha sido tan publicitada, su uso poscoital es casi clandestino? Por increíble que parezca, han sido los mismos fabricantes los que han rehusado a promover sus píldoras para este otro uso. ¿La razón? El temor a las demandas, especialmente en Estados Unidos, país sede de la mayoría de los fabricantes y donde los pacientes acostumbran a ganar la gran mayoría de los pleitos. Aunque está demostrado que la efectividad de los anticoncentivos orales utilizados después de la relación sexual es de cerca del 75 por ciento, los fabricantes no quieren exponerse a un nuevo tipo de demandas de responsabilidad. A este silencio también ha contribuido el creciente poder de presión que en los últimos años han ostentado las ligas antiaborto. El temor de los fabricantes es tal que, aun en vísperas de la aprobación de la FDA para el uso poscoital de la píldora, ninguno parece dispuesto a colocar esta prescripción en los empaques de sus pastillas.
Pero, independientemente de las cuestiones legales, la verdad es que los investigadores han podido comprobar que los contraceptivos orales ordinarios pueden ser utilizados segura y efectivamente para prevenir embarazos hasta 72 horas después de haber tenido relaciones sexuales sin protección. "En la clínica de Profamilia, si las pacientes consultan al respecto, se les hace una valoración y se les informa la dosis que deben tomar del medicamento", señala el doctor Juan Carlos Vargas. Esta dosis depende del contenido hormonal segun las diferentes marcas de píldoras que hay en el mercado, aclara el médico.
Así que el 'nuevo' uso de la píldora no es tan nuevo como parece. Como anticonceptivo de emergencia, la píldora ha sido utilizada desde hace más de una década en países como Gran Bretaña, Nueva Zelanda. Suiza y Francia, donde los contraceptivos orales son vendidos para tal fin, en la dosis exacta -cuatro o seis píldoras- en empaques especiales. En Estados Unidos este uso ha sido más discreto y ha estado restringido prácticamente a las víctimas de violaciones que acuden a los centros de ayuda. En estos casos tambien en Colombia los médicos legistas acostumbran a formular la píldora en la dosis indicadas como una formulacion 'de emergencia' a las víctimas de violación.
Lo que pretenden ahora las feministas y los legisladores estadounidenses
es que todas las mujeres tengan acceso a una más completa información sobre esta nueva forma de utilización de la píldora. La bandera que esgrimen es que en caso de un embarazo no deseado hace mucho menos daño una píldora al día siguiente que un aborto tres meses después.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.