Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1982/09/20 00:00

ARRIBA DE AQUEL ALTO

Se adelanta proyecto para construcción de un nuevo Observatorio Astronómico en el parque natural Los Nevados.

ARRIBA DE AQUEL ALTO

Los astrónomos colombianos están buscando un lugar para instalar un nuevo telescopio que les permita, en unos cuatro años, estudiar en condiciones óptimas los fenómenos celestes visibles en Colombia.
El observatorio astronómico, cuya construcción recomendó el sabio Mutis en 1802, para aportar datos a la Expedición Botánica ha funcionado en la sede antigua de la calle octava en Bogotá y desde 1950 cuenta con un anteojo telescópico instalado en la Ciudad Universitaria. Sin embargo, en los últimos años, el crecimiento de la ciudad llenó los cielos de luz y de "smog". La iluminación de la avenidas que rodean la Universidad Nacional y la vibración provocada por el tráfico, interfieren la observación astronómica. Apenas si se pueden ver las estrellas más brillantes y uno que otro planeta. Por estas razones, desde hace varios años, se inició la búsqueda del lugar más adecuado para realizar el proyecto, teniendo en cuenta aspectos como la nubosidad, los reportes metereológicos de fotografías tomadas por satélite, la distancia de los centros urbanos, la facilidad de acceso, la altitud, los índives de lluviosidad... Y el sitio fue encontrado en el parque natural Los Nevados, en las faldas de los picos más altos de la Cordillera Central. Situado a 6 horas de Cali, Medellín y Bogotá, está cerca también de otros centros universitarios como Pereira, Manizales e Ibagué. Y la altitud de los picos nevados, superior a los cinco mil metros, hace posible encontrar lugares favorables en cotas de altitud superiores a los tres mil quinientos metros, donde la atmósfera es muy límpida y las nubes nocturnas escasas.
En líneas generales, el proyecto implica la construcción de una serie de edificaciones de diverso tipo y la adquisición de un telescopio reflector de dos metros de abertura, un espectrofotómetro y un telescopio de sesenta centímetros de abertura.
CAFE POR TELESCOPIO: UN TRUEQUE SINGULAR
Oficialmente no se conoce todavía el costo total del proyecto, pero se está estudiando una oferta de la casa Zeiss, de la República Democrática Alemana, que permitirá la adquisición del equipo a cambio de café suave, gracias a los acuerdos comerciales que existen entre los dos países.
El telescopio será instalado en un edificio de treinta metros de altura, incluyendo la cúpula, con una cimentación especial para el gigantesco anteojo que quedará aislado de cualquier vibración producida en el edificio. Se trata de un proyecto ambicioso, pero de gran interés para la ciencia.
Cuando sea una realidad y pase del papel a los hechos, las luces de la ciudad no perturbarán a los astrónomos y tal vez alcancen a observar en 1986, la llegada siempre puntual del cometa Halley, desde el Observatorio Astronómico de Los Nevados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.