Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1989/03/06 00:00

ATRACCION FATAL

Un nuevo best seller gringo revela que, en el caso de los hombres, todos los caminos conducen a la infidelidad.

ATRACCION FATAL

Que los hombres son más infieles que las mujeres es algo que nadie discute. Lo que es nue, es la teoría de una sicóloga norteamericana, Carol Botwin, quien afirma que los hombres son infieles incluso cuando tienen un matrimonio feliz. Señala la autora que una encuesta reciente realizada en los Estados Unidos demostró que más del 60% de los hombres que son infieles se consideran "felices" en su matrimonio.

El libro titulado "Hombres que no pueden ser fieles", que apareció recientemente en los Estados Unidos, ya está en manos de miles de mujeres de todo el mundo que intentan comprender la sicología masculina.

Lo que se deduce del estudio realizado por eminentes sexólogos norteamericanos es que hombres y mujeres llegan a la infidelidad por causas diferentes. En una serie de encuestas realizadas con hombres y mujeres que habían cometido adulterio, ellos señalaron como razón principal una vida sexual insatisfactoria, mientras ellas atribuyeron su infidelidad a la insatisfacción emocional.
Un aspecto que la sicóloga aconseja tener en cuenta al valorar la fidelidad de un hombre es su pasado familiar. En este sentido, parece que aquello de "hijo de tigre..." puede ser desastrosamente cierto: los hijos de hombres infieles no solamente tienden a imitar sin reparos la conducta de sus padres, sino que si éste fue perdonado por su esposa, él probablemente espere que usted haga lo mismo.

Las estadísticas demuestran así mismo que los hombres que han sido infieles durante el noviazgo probablemente lo serán durante el matrimonio y señalan que el índice de infidelidad es mayor en los segundos matrimonios que en los primeros.

La segunda parte de la teoría expuesta por la doctora Botwin parece confirmar que, a la hora de caer en la tentación, cualquier circunstancia puede ser una disculpa válida. Teniendo en cuenta que "la ocasión hace al ladrón" el libro incluye una larga lista de situaciones que han sido mencionadas en las encuestas como las causas más comunes de infidelidad masculina:
-Un horario de trabajo poco rígido: Muchos hombres sostienen sus aventuras durante las horas del día para evitarse las explicaciones a su cónyuge.
-Asistir frecuentemente a fiestas donde el coqueteo de las mujeres es usual, los viajes de la esposa o los viajes de trabajo que él hace solo, y el encuentro con una seductora, hacen que ellos se sientan eximidos de toda culpa.
-Contacto frecuente con mujeres: La proximidad es un factor importante cuando un hombre se siente inclinado a vivir un romance. Las mujeres que trabajan a su alrededor o las que frecuenta en la vida social son rivales más peligrosas que una desconocida.
-Si se siente alienado en su matrimonio: Los hombres que son opacados profesionalmente por sus esposas o que sienten que tienen menos poder que ella, tienen más romances que cualquier otro tipo de hombres.
-Si es poco convencional: Los investigadores han descubierto que existe una estrecha relación entre el hecho de ser poco convencional y la infidelidad.
-El amante de la aventura: Quienes toda la vida han buscado experiencias excitantes estarán predispuestos a vivirlas también en su matrimonio.
-Si anda en busca de realización personal: En esta búsqueda es posible que llegue a considerar la monogamia como un factor que limita su vida y la única forma de realizarse es viviendo todas las experiencias que se le presenten.
-El celoso irracional: Por lo general, el hombre que es extremadamente celoso está viviendo un romance. Los estudios demuestran que los hombres celosos son más dados a la infidelidad que aquellos que no lo son.
-Quince años de matrimonio: Los expertos aseguran que la mayoría de las infidelidades ocurren entre los 14 y los 16 años de matrimonio.
-Si está al final de una década: Es ese el momento en que un hombre hace el balance de su vida y es posible que considere que necesita más libertad y actividad sexual. La década de los treinta es la más peligrosa, especialmente entre los 37 y los 39 años.
-Si la esposa está embarazada: Muchos hombres reaccionan ante el cambio de apariencia de su cónyuge y empiezan a identificarla con una madre, por lo cual no se sienten sexualmente atraidos hacia ella. Otros, ante la idea de ser padres se sienten atrapados y buscan una aventura.
-Si tiene poco éxito profesional: Un hombre al que no le va bien en el trabajo, ve disminuida su masculinidad y puede tratar de alimentar su ego conquistando a otra mujer.
-Si tiene mucho éxito en su trabajo: Cuando las cosas van bien, muchos hombres consideran que deben ser premiados y otra mujer puede ser algo que se merecen.
-El que trabaja demasiado: Por lo general los hombres entregados a su trabajo consideran que las emociones no tienen cabida en su vida y encuentran atractivo el sexo extraconyugal que, según ellos, no involucra sentimientos .
-Amistad con hombres infieles: Varios estudios comprueban que estar en contacto permanente con personas infieles puede llevar a un hombre a serlo también.
-Si bebe o usa drogas: Los hombres que tienen algun vicio también tienen un alto indice de infidelidad, ya que el alcohol y las drogas los desinhiben .
-Si atraviesa por un periodo de angustia: Muchos hombres utilizan el sexo como un tranquilizante. Si la depresión les impide un buen desempeño sexual con su esposa, recurren a otras mujeres que no establecen comparaciones.
-Una esposa pasada de kilos: Una de las razones que más citan los hombres para justificar su infidelidad es la gordura de su pareja. Muchos hombres se sienten "traicionados" cuando su esposa se sobrepasa de kilos después del matrimonio.
-La pérdida del romanticismo: Según los expertos, el romanticismo es la mejor forma de protegerse de la infidelidad.
-Si la esposa ha amenazado con se pararse: Cuando hay problemas graves en los cuales la esposa ha amenazado con irse de la casa, es posible que el hombre piense que ya no tiene mucho qué perder y acepte una relación extraconyugal.

El análisis sobre la vulnerable fidelidad de los hombres es tema que ocupa tanto a los expertos de las ciencias sociales como a las revistas del corazón. Las teorías abundan. Si a ello se añade una educación que otorga mayor permisividad a la "aventura" en el hombre, el panorama para las esposas resulta desolador. -

HOMBRES QUE NO PUEDEN SER FIELES ...
La sicóloga Carol Botwin establece ocho categorías de hombres que, según sus caracteristicas sicológicas, no pueden ser fieles:

El compulsivo: Es un hombre que teme tanto a la pérdida de la mujer que ama, que decide establecer de antemano varias relaciones que aminoren su dolor. Ser infiel es su adicción.
Tienen un bajo nivel de autoestima y como sus conquistas los hacen sentir bien, necesitan incluir constantemente nuevas mujeres a su séquito. En el fondo, sienten pavor a que una mujer llegue a conocerlos como son en realidad.

El obsesivo: Es un hombre que siempre duda. Nunca esta seguro de haber encontrado la mujer ideal. Sus hábitos son increíblemente rígidos (siempre duerme del mismo lado, come a la misma hora, etc.) y desesperadamente ordenados. Eso les hace sentir que controlan las situaciones. Como este dominio es lo único que les hace sentir seguridad, el sexo es también un ritual en el que él decide cuándo hacer el amor.

El extremista: Para este hombre las mujeres son o muy buenas (puras) o muy malas (p...). Si la mujer con quien están casados es "buena", nunca podrán mirarla sexualmente. De la misma manera, con las mujeres que tienen relaciones sexuales, nunca se casarían.

El narcisista: Ambiciosos de poder y de dinero, todas sus relaciones se basan en el interés personal. Sufren de una incapacidad para establecer una relación profunda con una mujer porque las ven sólo como extensión de su "yo". Inseguros, dan mucha importancia a la forma como los demás los ven y por eso necesitan lucirse con mujeres bellas para sentirse admirados .

El macho: Ser infiel forma parte de su masculinidad. Es frecuente que salga con sus amigos a "cazar" mujeres. Hacen alarde de sus conquislas para despertar la envidia de sus congéneres. Interpretan la libertad como una característica inherente al hombre y una licencia para hacer todo lo que desean. Sus relaciones duran una noche y sólo buscan el sexo.

El impulsivo: Es el hombre que siempre cae en la tentación. Su inmadurez le hace experimentar la vida como una serie de oportunidades que deben aprovecharse. Actúa basado en sus impulsos sin pensar en las consecuencias. Cuando algo le gusta, simplemente tiene que tenerlo.

El principe: Es el "hijo de mami", generalmente una mujer que se sentia insatisfecha con su marido y volcó todo su afecto en él, dándole cuanto deseaba. Ninguna mujer podrá igualar a su madre ni prestarle toda la atención que él cree que se merece. Por eso tenderá a estar rodeado de numerosas mujeres que estén pendientes de él.

El bebé: Para ellos la mujer es una madre que satisface todas sus necesidades. Egoista en extremo, la vida debe girar solamente a su alrededor.
Nunca puede estar solo; en ausencia de su esposa, busca inmediatamente una mujer que atienda a sus requerimientos. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.