Sábado, 21 de enero de 2017

| 1995/06/05 00:00

ATRAIDOS POR EL AROMA

Nuevas pruebas científicas demuestran que el aroma de una apetitosa comida es mejor afrodisíaco que el más caro de los perfumes.

ATRAIDOS POR EL AROMA

COMO SIEMPRE, LAS ABUELAS tenían razón cuando decían que al corazón de los hombres se llega por la vía del estómago. Y en la era de la comida rápida y los alimentos precocidos descongelados en el microondas, el olor de un buen sancocho parece tener un descomunal poder erótico en muchos maridos. Una investigación, cuyos resultados fueron dados a conocer la semana pasada, asegura que el olor de ciertos alimentos tiene una gran incidencia en el comportamiento sexual masculino. "Lo que más estimula el deseo sexual en el hombre son los aromas domésticos ligados, quizás, a las emociones y recuerdos de la infancia', señaló el investigador Alan Hirsch, director del Instituto de Investigación sobre Olores y Sabores, con sede en Chicago.
Hirsch y sus colegas han realizado cerca de 85 experimentos en los últimos 10 años sobre la incidencia de aromas y sabores en el comportamiento sexual de los hombres. Y aseguran que, al contrario de lo que se cree, no son precisamente los perfumes caros sino un buen asado o el guiso de la abuela los mejores afrodisíacos masculinos. En la gente del mediterráneo, por ejemplo, una aromatizada pizza puede alcanzar lo que muchas de las tácticas femeninas tradicionales no logran.
Los investigadores presentaron en el reciente Congreso de la Sociedad Psicosomática Norteaméricana las pruebas realizadas con 30 pacientes con problemas de erección sexual que demuestran el poder erótico del olor de ciertas comidas. Los pacientes reaccionaron mejor a los aromas de los guisos de la abuela que a las sofisticadas esencias de los perfumes que se les presentaron, tras taparles los ojos. En las 85 pruebas los resultados han sido idénticos: los perfumes más sensuales sólo provocan un flujo modesto de sangre en el miembro masculino mientras que los condimentos y especias elevan el grado de erección hasta en un 40 por ciento, señaló el especialista.

NOSTALGIA GASTRONOMICA
Mientras tradicionalmente se ha creído que los mariscos son los alimentos que poseen un mayor poder como afrodisíacos, los investigadores encontraron que el aroma de una pizza puede superar con creces esos efectos en los italianos. En cambio, en Estados Unidos las comidas que mayor efecto tienen son, además de la pizza, las palomitas de maíz y el tradicional pastel de calabaza del día de Acción de Gracias. Los investigadores aseguran que no existe una lista de alimentos ya que el poder erótico de las comidas depende de lo que signifiquen para cada persona. Así que mientras para un inglés resulte irresistible la mujer que lo atraiga con un pie de riñones, ese mismo efecto tendrá un sancocho para un colombiano o un filet mignon para un francés o un plato de 'ropa vieja' para un cubano. "La razón puede ser de tipo sicológico" -dice Hirsch-, quien señala que a comienzos de siglo Sigmund Freud estableció una estrecha relación entre olores y emociones.
Hace una década el doctor Hirsch comprobó en su práctica siquiátrica que algunos de sus pacientes que se quejaban de impotencia también padecían un defecto funcional en el sentido del olfato. Desde entonces inició una serie de estudios acerca de los efectos de los olores en ciertos comportamientos humanos, que van desde la impotencia hasta el insomnio. Hasta el momento Hirsch ha presentado cerca de 200 estudios en diferentes congresos en el mundo para demostrar que el olor más inocente o subliminal puede afectar, para bien o para mal, física y sicológicamente al ser humano. Según los investigadores, la aplicación de estos experimentos podría servir para combatir la impotencia de origen vascular, es decir, causada por el escaso riego sanguíneo. "El estímulo sexual tiene mucho que ver con el olor, tanto o más que la vista, o por lo menos éste aporta la ruta más directa al lóbulo límbico, que es el centro emocional del cerebro", dice el especialista.
Como quien dice, la recomendación es que en lugar de gastar en costosas esencias y perfumes, las mujeres ahora deberán tomar un curso de cocina casera si quieren conquistar el corazón de un hombre.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.