Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/12/2007 12:00:00 AM

Atrapados en la red

Además de ser una herramienta de aprendizaje y entretenimiento, Internet también se ha convertido en un lugar peligroso, especialmente para los niños.

Para muchos padres, mantener a los hijos en la casa el mayor tiempo posible es la mejor forma de garantizar su seguridad. Piensan que nada les puede pasar mientras no estén en la calle o con malas compañías. Pero lo cierto es que hoy, con el uso y el crecimiento desmesurado de Internet, muchas cosas malas podrían estar pasando justo en el cuarto de al lado sin que nadie se dé cuenta.

Si bien la red se ha convertido en la mejor aliada de los niños para hacer sus tareas o divertirse, los riesgos están en todas partes. Keith Kurkin, consultora en Estados Unidos, le dijo a SEMANA que "Internet se ha convertido en un buen sitio para hacer el mal debido a 'las 3 A', Affordability, Accesibility y Anonymity (Bajo costo, facilidad de acceso y anonimato)".

En Internet, cosas tan inofensivas como compartir música y video se pueden convertir en un dolor de cabeza. El equipo queda expuesto a que cualquier persona entre y se apodere de claves y datos importantes almacenados en el disco duro. Los adolescentes son los más propensos a realizar estas actividades sin usar ningún tipo de protección. Con las cuentas de correo electrónico se corren riesgos similares. Es común que lleguen mensajes con virus y gusanos que pueden dañar los computadores, o los famosos Spyware o programas espías que sacan información importante y que los niños abren de manera desprevenida.

Pero esos pueden ser catalogados como los males menores. En la red hay todo un universo de criminales y de sitios con contenidos ofensivos. Existen páginas que incitan al suicidio, al odio racial, al asesinato y al terrorismo. Por otra parte, los pequeños que navegan pueden ser molestados y amenazados por los cyber bullies (que son los típicos montadores del colegio pero virtuales).

Pero los peores peligros son la pornografía y, sobre todo, los depredadores sexuales. Los menores entran a páginas porno por curiosidad natural o simplemente las encuentran dentro de su navegación. Muchas muestran imágenes que involucran a niños e incluso los depredadores pueden contactar a sus víctimas. En Colombia las autoridades ya han tomado cartas en el asunto. El año pasado, el Grupo Investigativo de Delitos Informáticos de la Dijín detectó y bloqueó 1.036 páginas web que contenían fotos, textos y videos de pornografía infantil. En lo corrido de este año, el número de páginas detectadas ya está por las 200.

Otros de los sitios predilectos para 'cazar' niños y acosarlos son los foros. Allí los depredadores se ganan la confianza de los pequeños y terminan averiguando sus datos. Pero toda esta información no sólo sirve para acosar sexualmente a los niños, hay quienes lo que buscan es cometer robos o extorsionar.

Las comunidades virtuales también entrañan sus peligros. La semana pasada, la Policía alemana reveló que estaba investigando casos de abuso sexual virtual en el famoso sitio Second Life. En este mundo paralelo los usuarios viven a través de un personaje que ellos mismos crean. Hay gente que está pagando por tener relaciones con niños virtuales y grupos que se reúnen a intercambiar pornografía infantil.

Peter Ferioli, director de operaciones del software Net Nanny (La niñera de la red), dijo a SEMANA que "hay varias señales que indican que un niño puede estar en problemas en la red. Que gaste mucho tiempo frente al computador , especialmente en las noches, o que apague la pantalla o la cambie cuando usted entra son algunas de ellas".

En Colombia las alarmas ya están encendidas. La semana pasada, Microsoft lanzó una campaña para prevenir a padres e hijos sobre los peligros de la red. Net, un perro virtual, da consejos como no poner el computador en la habitación de los niños sino en espacios públicos, el uso de software de seguridad, e insistirles a los menores en que por ningún motivo le den información privada, manden fotos o se reúnan personalmente con gente que conocieron en la red. Eso sí, más que la vigilancia, las restricciones o el uso de filtros, la mejor arma para evitar que los niños caigan en manos de inescrupulosos es la confianza que tengan con sus padres y la educación que estos les brinden.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1837

PORTADA

América Latina: la corrupción hace metástasis

La mitad de los presidentes y expresidentes recientes de América Latina está envuelta en grandes escándalos de corrupción. Lula no es más que el último.