Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/8/2011 12:00:00 AM

Avalancha de tabletas

El iPad de Apple desató una carrera por el control de la computación portátil.

La era de las tabletas ha comenzado. Apple ya no está solo en este mercado en crecimiento, y la feria de electrónica de consumo en Las Vegas, que se lleva a cabo por estos días, es la vitrina de decenas de productos de esta categoría, que quieren hacerse un lugar junto al exitoso iPad.

Naturalmente, el iPad de Apple continúa como el número uno en ventas y preferencia, no solo gracias a que llegó primero, sino en virtud de su diseño agradable, su facilidad de uso y el reconocido encanto del sistema operativo. Apple dio en el blanco con un aparato de precio razonable (desde un millón de pesos el modelo de 16 gigas), que funciona bastante bien tanto con WiFi como con conexión 3G a través de operadores telefónicos y que aprovecha todas las ventajas que ya había ganado con el popular iPod: miles de aplicaciones económicas y gratuitas a través de AppStore, música en iTunes y una tecnología de pantalla táctil insuperable.

Se ha insistido mucho en el posicionamiento de iPad como lector de libros y de medios y, de hecho, importantes revistas y diarios del mundo ya lanzaron las versiones para el sistema operativo iOS (iPad, iPod, iPhone); algunas realmente innovadoras, como la revista de tecnología y cultura Wired, que integra en cada edición digital una agradable experiencia multimedial. "El 'tablet' representa un gran experimento sobre el futuro de los medios", dijo Chris Anderson, el editor en jefe de Wired. Hay un mundo nuevo que explorar para los medios, porque se puede ofrecer publicidad interactiva y contenidos suficientemente atractivos para motivar las suscripciones digitales. En cuanto a los libros electrónicos, parece que tomará todavía algún tiempo su masificación, aunque el iPad ofrece una experiencia de lectura digna de disfrutar.

El año pasado la empresa colombiana PC Smart se sumó a los pioneros del mercado con el lanzamiento de su tableta Touch Smart, equipada con sistema operativo Windows 7, 250 megas de disco duro, dos puertos USB, lector multitarjeta y puerto de red LAN, cosas que hacen falta en el iPad.

Samsung presentó también su tableta Galaxy, con sistema operativo Android 2.2 y agregó también características nuevas, como soporte para Flash, puertos USB, cámara de 3 megapixeles, GPS asistido, lector de eBooks y video en alta definición. Como puede verse, los rivales tratan de explotar los aspectos que Apple dejó por fuera del iPad.

En Las Vegas han sido presentadas numerosas alternativas: la compañía Asus lanzó una tableta muy poderosa, dotada de procesador Intel Core i5, el mismo de los computadores de escritorio más avanzados del momento, Windows 7 y 65 gigas de disco duro. Por su poder, podría ser prácticamente un computador portátil.

Pero la mayoría de fabricantes planean lanzar modelos con el sistema operativo Android para tabletas, que estará disponible en breve por parte de Google. Toshiba y RIM (creador del BlackBerry) lanzan también sus tabletas.

Las tabletas (o tablets) no sustituyen exactamente a un computador portátil, pero casi. Se puede hacer un viaje de negocios con uno de estos aparatos, revisar el correo, tomar notas en una reunión y almacenar los documentos producidos hasta regresar a la oficina y transferir todo al PC. La mayoría de sistemas de teleconferencias funcionan bien (Skype, GoToMeeting y demás) y se pueden instalar en las tabletas programas de productividad y entretenimiento muy efectivos. Una categoría de aparatos que comienza a ganar popularidad y, sin duda, revitalizará la industria computacional durante el presente año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.