Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/11/2016 5:15:00 PM

¿Cómo obtener una beca en España?

El director de la Fundación Carolina, Jesús Andreu, cuenta las inmensas posibilidades que tienen los estudiantes colombianos de obtener una beca para estudiar en España.

Desde hace 16 años la Fundación Carolina se ha convertido en uno de los principales canales para que los estudiantes de toda Latinoamérica puedan realizar estudios de posgrado en el exterior. A pesar de que muchas veces se ha puesto en duda la calidad educativa en nuestro país, de 16.000 becas que ha otorgado la fundación a lo largo de su historia 3.000 cupos han recalado en manos de colombianos.

Semana.com habló con Jesús Andreu, director de la Fundación Carolina, quien destaca las virtudes de los estudiantes colombianos y da consejos a quienes desean acceder a esta beca cuya convocatoria se abrirá la primera semana de diciembre.

SEMANA: ¿Explíquenos la naturaleza de esta la Fundación Carolina, una agencia española que está al servicio de América Latina?

Jesús Andreu: La Fundación Carolina se funda en el año 2000 cuando se detectó la pérdida de una costumbre habitual que tenían los estudiantes latinoamericanos de ir a estudiar a. En ese momento consideramos crear esta fundación que otorga unas de las becas más completas alrededor del mundo. Nosotros queremos que lo mejor del talento latinoamericano venga, se especialice y retorne a sus países de origen para democratizar el conocimiento.

SEMANA: ¿Cómo es el seguimiento que se hace a los estudiantes una vez regresan a su país de origen? ¿Hay algún indicador que identifique el éxito de aquellos que regresan de una beca de la Fundación?

Jesús Andreu: El año pasado para 620 becas tuvimos 170.000 peticiones, por eso tenemos claro que elegimos lo mejor de lo mejor. Según las cifras más recientes el 52% de los becarios mejora su estatus profesional una vez regresa a su país de origen y el 33% se desempeña en puestos directivos en cada uno de sus campos. Además, la totalidad de becarios está trabajando y los que no es porque continúan sus estudios en el ámbito investigativo.

SEMANA: Más de 16.000 becarios han sido beneficiarios del aporte de la fundación. Más allá de ofrecer una amplia oferta académica ¿cuál cree que es el valor agregado de la labor que ustedes realizan?

Jesús Andreu: Yo diría que todo lo emocional. Hay muchas becas, pero estas se limitan a dar el dinero y que el estudiante en los demás aspectos se las arregle como pueda. En nuestro caso garantizamos una admisión automática en los centros educativos, también desde que son seleccionados acogemos a estos estudiantes y les facilitamos todos los trámites previos a su viaje a España. Una vez está allá son recibidos por la Fundación y nuestros funcionarios les ayudan con temas tan claves como el transporte, la alimentación y las mejores opciones de alojamiento. Siempre hay un funcionario de enlace que les ayuda con cualquier clase de problema. Esto sin importar que pagamos manutención, pagamos estudios, tiquete de ida y vuelta, seguro médico. Aunque estén lejos de casa los tenemos muy consentidos.

SEMANA: Ustedes no tienen restricciones para ninguna rama del conocimiento ¿cómo logran ese balance para elegir a los mejores becarios sin importar a que se dedican?

Jesús Andreu: Nuestra idea es promover una sociedad multidisciplinar en la que tengan cabida las ciencias exactas, las humanidades, la investigación, todos los campos del conocimiento.

SEMANA: ¿Cuál es la principal característica que busca la fundación para una persona que desea postularse a una beca?

Jesús Andreu: Buscamos la excelencia. Los valores son difíciles de objetivar en estos procesos de selección por lo tanto consideramos la importancia del expediente académico y luego las experiencias de la persona como trabajos y voluntariados.

SEMANA: ¿Qué consejo le da usted a un estudiante colombiano que en este momento desea postularse a una beca de la Fundación Carolina?

Jesús Andreu: A los estudiantes colombianos les tengo pocos consejos ya que de 16.000 becarios históricos casi 3.000 han sido colombianos, superando con creces a países más grandes y con mayor población como México o Brasil.

Yo recomiendo que se esfuercen en sus estudios para tener un buen currículo y que no desistan. Hay becarios que no han logrado la beca en una primera oportunidad pero si a la segunda o tercera participación.

SEMANA: ¿Cuál es la principal característica que define a aquellos que han sido becarios de la Fundación?

Jesús Andreu: Aunque se ha repetido mucho yo creo que la excelencia, este concepto es algo que se alcanza con esfuerzo, tesón y dedicación. Estas características unidas a la creatividad, la inteligencia emocional y liderazgo garantizan un buen desenlace en el proceso de selección.

SEMANA: ¿Cuándo estará abierta la convocatoria?

Jesús Andreu: Esperamos tenerla operativa la primera semana de diciembre. Pueden aplicar estudiantes que hayan finalizado su pregrado y que quieran realizar una maestría de cualquier rama del conocimiento. Asimismo, personas que ya tengan maestría también pueden aplicar. Y no existe ninguna restricción de edad.  

SEMANA: ¿Cuál ha sido el principal aporte de la Fundación Carolina para Colombia en sus 16 años de existencia?

Jesús Andreu: Una beca que cambia vidas, no solo de los estudiantes sino que a su vez ellos han cambiado la vida de miles de personas en España. Mejoramos su sociedad y ellos llevan una riqueza sin igual a sus compañeros en España. Con esto construimos comunidad iberoamericana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.