Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2004/05/16 00:00

Bichos en la red

Ante la epidemia de virus que afecta los sistemas, los expertos indican qué hacer cuando su computador se enferme.

Bichos en la red

Su comportamiento era extraño. Estaba más lento que nunca. Para escribir cualquier palabra se demoraba eternidades. Era como si ya no pudiera pensar pues le tomaba mucho tiempo realizar cualquier tarea que se le pidiera. Vivía cayéndose. A veces trabajaba cinco minutos y se dormía sin dar aviso. Ni siquiera dándole un tiempo de receso las cosas mejoraban. Era muy posible que se hubiera contagiado con un virus. El remedio estaba a su alcance. Sólo era cuestión de ir al sitio donde se encontraba y bajarlo, pero antes de lograrlo se caía y volvía a quedarse dormido.

No se trata de una persona enferma. Esto es lo que le pasa al computador Dell de Germán Rodríguez, un estudiante de ingeniería mecánica de la Universidad de los Andes cuyo PC se infectó con el virus Sasser desde hace más de ocho días y que está al borde de un ataque de nervios. "Ni siquiera alcanzo a bajar el antivirus porque en menos de cinco minutos me cierran todas las aplicaciones y se apaga", comenta Rodríguez.

A diferencia de otros bichos que necesitan que el usuario los abra o ejecute, este virus tenía un modus operandi diferente, pues si el computador no tenía los mecanismos de seguridad actualizados, se colaba en el aparato en el momento en que se conectaba a Internet. "Es como si a mi casa se entrara una plaga de hormigas sin saber por dónde", dice Carlos González, gerente de ingeniería para Latinoamérica de McAfee, fabricante de programas antivirus. Además, estaba escrito para que el usuario no se diera cuenta de que lo tenía y así poder contagiar a más máquinas. "Primero se instalaba en el sistema operacional y luego explotaba", dice Helmut Cepeda, gerente de la unidad de tecnología y soluciones de Microsoft. El mayor daño lo provocó en Asia y en Estados Unidos, donde paralizó a mucha compañías y causó pérdidas millonarias.

Quien diseñó el virus es un joven alemán de 18 años. Usualmente estos genios escriben varias versiones que se consideran mutaciones del virus para poder resistir a las vacunas que ya están disponibles. En este caso el creador del engendro lanzó versiones a, b y c de Sasser y se cree que escribió otros nuevos como Netsky. Como él hay cientos de jóvenes que sienten placer por el simple hecho de lograr burlar un sistema de seguridad, como los hackers, sólo que estos últimos están interesados en entrar a las grandes empresas mientras que los otros pueden afectar con sus virus a los 300 millones de computadores que se calcula hay en todo el mundo.

El hecho de que las autoridades hayan capturado al autor de Sasser (después de que Microsoft ofreciera una recompensa de 250.000 dólares) y que la epidemia ya esté controlada no significa que el problema de los virus haya terminado. Todo lo contrario. Se calcula que aparecen 500 virus cada mes. "Estos se han intensificado y son más peligrosos. El crecimiento de la telefonía inteligente, la accesibilidad a Internet y el intercambio de información electrónica masiva hacen que el tiempo de reacción sea más corto", afirma González.

Cómo vacunarse

Compañías como Microsoft y McAfee identifican posibles fallas para alertar a sus usuarios y sugerirles que coloquen un parche en su sistema, que no es otra cosa que un programa que tapa la falencia y protege al computador. Se conocen como actualizaciones críticas. Los adolescentes que escriben los virus también viven a la cacería de esas posibles fallas. Por eso es común que los virus aparezcan dos semanas después de que las compañías hayan alertado a sus usuarios y publicado los procedimientos para prevenir el problema.

En este escenario caen los menos precavidos. Quienes están al tanto de estas notificaciones tienen tiempo suficiente de hacer los correctivos. Los que no lo hacen están en mayor riesgo pues en tan sólo 15 días ya puede existir un nuevo virus en Internet esperando atacarlos. Uno muy común por estos días llega con el e-mail sin que el usuario se dé cuenta. El daño consiste en reproducir permanentemente mensajes que son una molestia en el trabajo. También hay virus troyanos que se esconden en programas legítimos y cuando se instalan reproducen el virus, los tipo 'gusano', como Sasser, que se copian a sí mismos hasta saturar la memoria del sistema.

También se puede esperar que vengan nuevos virus muy diferentes pues "en los últimos cinco años han sido desarrollados programas con mecanismos de infección y propagación que no esperábamos", dice Humberto Becerra, coordinador técnico de Apple en Colombia.

La probabilidad de que un computador se infecte depende de muchos factores. El sistema operacional es uno de ellos. Hay una polémica sobre si Windows tiene más fallas que otros sistemas como Linux o Mac OS-X, el que utilizan los computadores Apple. Para algunos expertos todos son vulnerables, pero el simple hecho de que Windows sea el más usado lo convierte en la víctima preferida de estos jóvenes maliciosos. El otro factor es el tipo de contacto que se tenga con otros computadores. Hay algunos que se podrían llamar 'promiscuos' pues reciben información por muchas vías como los CD, Internet, correo electrónico y chats. "Somos curiosos y hacemos doble clic en cualquier archivo que recibimos sin sospechar que pueden tener un virus", dice González.

Por eso se recomiendan ciertos comportamientos sanos como no abrir e-mails de desconocidos y menos si tienen attachments. Tampoco es conveniente bajar archivos de música. Además de que es ilegal nadie garantiza que estos documentos no estén infectados. Con la mensajería instantánea se recomienda sólo tener en la lista de contactos a conocidos.

Pero lo más determinante es cómo se proteja el computador. Existe un nivel que consiste en colocar firewalls o paredes de fuego que dividen la red del usuario con Internet. Cuando alguien navega por la red abre las puertas de su computador a todos y los firewalls ayudan a controlar el acceso a ciertos sitios inseguros.

También están los programas antivirus. Lo más importante no es instalarlos sino actualizarlos cada semana. "Los programas antivirus se volvieron una necesidad", dice Alejandro Forero, consultor en seguridad de la firma Coinsa Limitada. El usuario debe estar atento para bajar las actualizaciones, aunque ya existen versiones que lo hacen en forma automática.

Se puede prevenir

El antivirus y las actualizaciones de los programas que Microsoft hace en Internet son la vacuna. Pero también hay antibióticos para atacar la infección una vez entra en la máquina y consiste en seguir los procedimientos técnicos que estas compañías ofrecen a los usuarios afectados. Forero recomienda acudir a donde un experto si hay síntomas de contagio: lentitud, reinicio constante del aparato o comportamientos extraños. El virus puede hacer daños tan graves que a veces no hay otra opción que someter al enfermo a una cirugía radical. Es como estar en coma pues aunque "los chips tienen energía, el computador no puede ejecutar las acciones que yo le pido", dice Forero.

Nadie quiere que eso le suceda. Por eso la gran lección de esta oleada de bichos que pululan por estos días en la red es invertir más tiempo y dinero en seguridad. Como lo afirma Forero, "se sabe mucho sobre la seguridad de los activos fijos pero no de los intangibles como la información". Por eso cuando a Nicolás Negroponte, una de las autoridades en el tema de informática, le preguntaron por cuánto aseguraría su computador no dijo que por 2.000 dólares, el valor comercial de su aparato, sino cinco millones de dólares pues la información que guarda, según él, no tiene precio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.