Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1992/11/30 00:00

Buen balance

Al celebrar sus 20 años, la Fundación Santa Fe de Bogotá es un ejemplo no sólo en avances médicos sino en programas de salud comunitaria

Buen balance

EN NOVIEMBRE de 1972, cuando los médicos José Félix Patiño, Enrique Urdaneta, Alfonso Esguerra y Alejandro Jiménez, alentados por Pedro Gómez Valderrama y Gloria González de Esguerra trazaron los planes para crear una nueva y moderna entidad hospitalaria pusieron cuatro condiciones, dos de ellas era que contribuyeran a desarrollar los sistemas de salud del país y que se establecieran programas de investigación y a nivel de postgrado para médicos colombianos, las otras dos eran que la fundación desarrollara programas de salud en la comunidad y que un porcentaje de los pacientes atendidos fuera de bajos recursos.
Todas ellas se han cumplido. En este momento la institución cuenta con ocho programas de especialización en diferentes áreas de la medicina con los más modernos recursos, pero también realiza cursos no formales sobre administración hospitalaria que hacen que cada día haya por lo menos 120 personas aprendiendo algo en la Fundación. Igualmente, en el último año se invirtieron cerca de 100 millones de pesos en financiar más de un centenar de investigaciones clínicas cuyos resultados han sido publicados en las revistas especializadas a nivel nacional e internacional.
A pesar de la imagen elitista que le da contar con amplias instalaciones y modernos equipos, actualmente el 10 por ciento de los pacientes que se reciben provienen de los estratos económicos más pobres. Pero no sólo eso, esas personas de bajos recursos tienen acceso a la más moderna tecnología médica porque una de las condiciones que se establecieron desde su creación es que todos los pacientes, sin importar su condición social o económica, reciban el mismo tratamiento médico.
Pero si en materia de avances médicos e investigación se ha logrado un gran reto, el que con mayor orgullo se celebra al llegar a los 20 años es el programa de salud comunitaria realizado en los barrios aledaños a la Fundación y que cubre a una población de 12.000 personas. En los últimos 10 años el programa de salud comunitaria ha emandado una suma cercana a los 2.500 millones de pesos. Por sus excelentes resulados ha sido tomado de emjemplo por otros centros hospitalarios del país, señala el doctor Roberto Esguerra Gutierrez, director general de la Fundación. La instituión no sólo se precia de no haber devuelto nunca a un paciente de su sección de urgencias, o de haber dado este año tratamiento especializado con los mayores avances médicos para el cáncer a 58 niños de bajos recursos en el "Instituto Carlos Ardila Lulle" gracias a un convenio con la Fundación Sanar y el Hospital "Lorencita Villegas de Santos". En los últimos 10 años la comunidad de los barrios de los cerros bogotanos se ha beneficiado de programas permanentes de salud. La Fundación fue la primera entidad del país en implementar, en 1982, los jardines infantiles manejados por las madres comunitarias; también ha ayudado en la creación de microempresas, como la recolección de basuras y en la construcción del alcantarillado que ha logrado dotar al 87 por ciento de las familias de esa zona de servicios sanitarios.
Al celebrar los 20 años la Fundación Santa Fe ha demostrado cómo una moderna institución hospitalaria puede cumplir también con una función social, al comprometerse con la comunidad y con el sector público en programas de prevención y educación que mejoren no sólo las condiciones de la población en materia de salud sino su calidad de vida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.