Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/16/2005 12:00:00 AM

Bueno, bonito y barato

Apple lo hizo de nuevo: el Mac mini tiene el diseño más innovador del mercado, y además un precio imbatible.

LA COMPAÑÍA QUE siempre hizo los computadores más costosos del mercado acaba de asombrar con uno muy económico. Apple presentó la semana pasada, durante la feria MacWord en San Francisco, el Mac mini, una cajita de aluminio más pequeña que una caja de donas, que contiene procesador G4 de 1,2 gigahertz, tarjeta de video ATI 9200, disco duro de 40 gigas y el popular 'combo' DVD + quemador, además, por supuesto, del sistema operativo Mac OS X versión 10.3 y las elegantes aplicaciones de entretenimiento y ofimática de la compañía. Sorprende el tamaño, cinco centímetros de alto por 16 de ancho y fondo; sorprende el peso, tres libras escasas, y sorprende el precio, 499 dólares. Viene sin monitor, sin teclado y sin ratón, cuyo costo asciende al menos a 130 dólares adicionales, por lo que no es el más barato del mercado en términos absolutos, pero sí el de mejor relación precio/beneficio si se tiene en cuenta su configuración poderosa. Emocionado con el ingenioso producto, Steve Jobs, el legendario presidente de la compañía, dijo que "es la Mac más importante hecha por Apple". Con su estrategia Mac mini, Jobs respondió a quienes pensaron que abandonaba de a poco el mercado del PC para concentrarse en el entretenimiento, debido al éxito obtenido con el reproductor musical iPod y con el negocio de la animación digital a través de su compañía Pixar. Pues no, Steve Jobs todavía quiere vender computadores y entendió que allí solo se sostienen quienes puedan competir con precios, campo en el que Apple siempre ha perdido la pelea. Aunque las grandes marcas quieren convencer a los usuarios de que la industria ha alcanzado su nivel de precios más bajo posible, cada día se conocen nuevas evidencias que demuestran que se pueden hacer buenos computadores por la mitad del precio promedio del mercado. La cadena de tiendas Wal-Mart, por ejemplo, lanzó el mes pasado una línea de portátiles desde 489 dólares, sin duda los más económicos que alguien pueda conseguir. Cuentan con un procesador VIA C3 de 1 Ghz, 128 MB de memoria, disco duro de 30 gigas y unidad de CD-ROM. Una configuración débil, pero por 50 dólares más le venden uno con procesador Athlon de AMD, 'combo' DVD y quemador y conectividad inalámbrica, una configuración bastante buena. Gobiernos asiáticos han anunciado en varias oportunidades sus planes para masificar la computación mediante la fabricación de máquinas desde 200 dólares. Para ello piensan poner en juego toda su astucia productiva que les ha permitido la fabricación industrial a costos imbatibles y la utilización de software libre en lugar de Windows y demás programas patentados. Y aunque todavía tales máquinas no han sido construidas, no tardarán en aparecer, por lo que puede verse con las tendencias recientes en precios. Pero el lanzamiento del Mac mini causa sensación debido a la calidad reconocida de los productos Apple, su atractivo y original diseño, prácticamente portátil y las prestaciones de su configuración de fábrica, que incluyen conectividad USB y Firewire, Ethernet, Modem y audio, y que además pueden mejorarse agregando componentes adquiridos en tiendas minoristas, tal como se hace con la mayoría de PC. La que parece ser una nueva política de precios y mercado de Apple ha sido llevada incluso a la joya de la corona, el exitoso reproductor de música iPod, del que también fue lanzada una versión de 99 dólares la semana pasada. Carece de pantalla y sólo tiene 512 megas de almacenamiento (unas 120 canciones aproximadamente), pero lleva la manzanita que le dio al i-Pod su aura de producto innovador.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.