Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/24/2017 5:38:00 PM

La técnica que frena la caída del pelo por quimioterapia

Se abre una esperanza para que los pacientes con cáncer conserven su cabello después del tratamiento oncológico, gracias al avance de la técnica de enfriamiento del cuero cabelludo.

Uno de los efectos más temidos de los pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia es la caída del pelo. Para las mujeres, en especial, perderlo es un golpe tan duro como el diagnóstico de la enfermedad y esto genera perjuicios directos en su autoestima. Pero gracias al avance de las terapias oncológicas, esta situación pronto tendrá solución.

Se trata de la tecnología de enfriamiento del cuero cabelludo que ha tenido buenos resultados en Europa, donde es usado de manera generalizada. En Estados Unidos, continúan adelantando estudios para demostrar la efectividad de esta técnica. De hecho, dos recientes investigaciones, una de la Universidad de California y la otra de la Escuela de Medicina de Baylor, confirmaron que las pacientes con cáncer de mama que usaron esta técnica, tuvieron mayores probabilidades de conservar su cabello después de la quimio.

Le recomendamos: La depresión afecta la quimioterapia

Los investigadores usaron un sistema de enfriamiento automatizado para lo cual se requiere de un gorro conectado a una máquina, a través del cual circula constantemente un líquido refrigerante. Con esto los vasos sanguíneos del cuero cabelludo se estrechan y de esa manera disminuye el flujo de la sangre al folículo capilar; así mismo se reduce el funcionamiento de las células de la zona y de esa manera se limita el efecto que la quimioterapia tiene sobre el cuero cabelludo.

Los gorros refrigerantes existen desde hace años, pero como no funcionaban conectados a una máquina congeladora, se debían usar varios durante la sesión de la quimioterapia y cambiarlos manualmente. Con este avance, el gorro se ajusta al cráneo del paciente y se deja de manera continúa durante la sesión y hasta por lo menos 90 minutos después. Esto hace que los resultados sean mejores.

Puede leer: La quimio no es como la pintan

Los investigadores encontraron que más de la mitad de las pacientes con cáncer de mama en etapas iniciales que usaron estos gorros, conservaron por lo menos la mitad de su cabellera y un cinco por ciento, la conservó toda. La variación de los resultados responde, según los científicos, a los tipos y a la duración de los medicamentos utilizados. La técnica fue más eficiente en aquellas pacientes que no usaban un medicamento llamado antraciclina.

Hasta el momento hay solo un dispositivo de enfriamiento de cuero cabelludo aprobado por la Administración Nacional de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). Se trata de DigniCap, un gorro fabricado por la compañía sueca Dignitania. Está pendiente la aprobación de otro dispositivo desarrollado por los ingleses de Paxman Scalp Cooling System.

Le sugerimos: Ponerle la cara al cáncer

Por ahora, la técnica del enfriamiento se ha probado en pacientes con tumores sólidos y ha sido especialmente eficiente en quienes tienen su enfermedad en estadíos iniciales, 1 y 2. Para quienes padecen de algún tipo de tumor en la sangre, “puede que no sea adecuado”, reportó Rachel Rabkin Peachman, periodista especializada en temas de salud para The New York Times.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.