Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/23/1995 12:00:00 AM

CAMBIO DE ESTILO

Una nueva versión de la Biblia, que pretende evitar cualquier mención discriminatoria, tiene indignados a los teólogos.

LA PROTECCION de los derechos fundamentales está alcanzando límites que nadie se hubiera imaginado. Pero no sólo en Colombia, donde los fallos judiciales por acciones de tutela han llegado a poner en jaque la programación de televisión y han llevado a los directores de colegios a tener que aceptar de nuevo a los alumnos rebeldes. Ahora el fenómeno se está viviendo en Europa y Estados Unidos, y acaba de meterse incluso en los muy sagrados terrenos de la Biblia.
El hecho ocurrió hace pocos días, cuando la editorial de la prestigiosa Universidad de Oxford publicó la última edición del libro sagrado para los cristianos, en una versión que se ajusta a la tendencia de no discriminar a nadie y que ha bautizado como "politicamente correcta".
¿Qué significa esto? Que ante la avalancha de críticas de todos los sectores que se sentían ofendidos por algunas citas de la Biblia, la editorial optó por lanzar al mercado un texto que busca dejar contentas a todas las minorías y que ha sorprendido por sus términos, bien distintos a los tradicionales.
Los cambios buscan complacer a todo el mundo. La expresión "a la diestra de Dios Padre" fue eliminada porque discriminaba a los zurdos. La palabra "oscuridad" no es utilizada como sinónimo de "infierno" por que atenta contra el color negro y contra quienes lo utilizan. Y los judíos no aparecen como culpables de la muerte de Jesucristo, tal como lo decía una carta de San Juan a los Tesalonios. En efecto, si antes lo escrito por este apóstol rezaba "...sufrirás lo mismo de tus compatriotas que lo que ellos sutrieron de los judios que mataron a Jesús", en la nueva versión se lee: "...sufrirás lo mismo de tus compatriotas que lo que ellos sufrieron de quienes mataron a Jesús".
Pero sin lugar a dudas quienes han salido ganando con estas modificaciones son los grupos feministas. Por ejemplo: para referirse a Dios ya no se usa el artículo "El". Tampoco se emplean los vocablos "El Señor", los cuales han sido suplidos simplemente por Dios. Al mencionar en inglés a Jesús recién nacido no se dice The Boy ("El Niño") sino "The Child" (que es válido para ambos sexos. Y donde se leía "El Hijo del Padre" ahora se lee "El Niño de sus Padres".
Aun cuando estos cambios son impactantes de por sí, la verdad es que el que más trastornará a los cristianos, como consecuencia de las presiones feministas, es el de la oración principal de los fieles: El Padre Nuestro. En adelante, si a los niños se les enseña la nueva versión, lo que se escuchará en las voces infantiles será: "Padre Madre nuestros, que están en los cielos... ".
Hasta el momento no se ha escuchado ninguna reacción del Vaticano sobre esta edición de la Oxford University Press, pero sí la de varios teólogos. Para algunos, la Biblia no ha sufrido en su mensaje original; ùnicamente se ha hecho un esfuerzo por integrar a los grupos minoritarios de la sociedad. Para otros, sin embargo, se trata de un texto que pretende originar controversias sin sentido y simplemente hacerle ganar dinero a la editorial.
Sea como fuere, en lo que sí coinciden todos es en que va a ser muy difícil que los millones de cristianos se habitúen a semejante cambio de estilo.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.