Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/2015 12:04:00 AM

“La señal de alarma es la pérdida de la memoria que se perpetúa”

Carlos Cano, médico geriatra, explica qué es normal y que no en el envejecimiento del cerebro.

Semana: ¿Cuál es la incidencia de mal de Alzheimer en Colombia?

Carlos Cano: En Colombia no se ha hecho estudio epidemiológico porque es costoso, pero gracias a estudios paralelos, indirectamente podemos ver incidencia de demencia cuyos resultados son consistentes a los de países desarrollados. De la población mayor de 65 años el 5 % tiene demencia, pero eso esa cifra se duplica cada quinquenio y a los 90 años, cuatro de cada diez tienen este problema, lo que equivale al 40 % de esa población.

Semana: ¿En qué  se diferencia el alzheimer de otras demencias?

C. C.: El alzheimer es la más frecuente, pero existen 100 causas más de demencia. En países como el  nuestro la mitad de los casos de demencia son de alzheimer, pero en otros llega a ser hasta el 70 %. Se diferencia en que los síntomas llevan a pérdida de memoria, alteraciones del lenguaje, de reconocimiento y es progresiva y constante hacia el deterioro. Cada vez es más notorio y lo más predominante es la pérdida de memoria episódica, la del qué, cómo, cuándo y dónde, y la persona pierde la capacidad de desempeñarse funcionalmente.

Semana: ¿Cuál es la habilidad  del cerebro que más se pierde con los años?


C. C.: El cerebro tiene cambios con el envejecimiento. Pero sus capacidades mentales se modifican, no se pierden. Hay tipos de memoria como la episódica, en la que se observa una disminución, pero la del conocimiento explícito, es decir, la sabiduría, se mantiene y no tiene por qué modificarse. En cuanto al lenguaje, hay modificaciones también. Lo relevante son los cambios en lo auditivo y visual, y son frecuentes y más notorios. Digamos que dentro de los cambios normales está la disminución de la memoria episódica, que tiene en la vejez un tiempo más lento de reacción, pero no la del conocimiento. Por eso los viejos que no tienen enfermedad son sabios. Lo de perder las gafas y no saber dónde están, las llaves del carro, son más trastornos de la atención.

Semana: ¿Todos los viejos desarrollan demencia en algún momento de sus vidas?

C. C.: No, seis de cada diez no van a tener

Semana: ¿Qué ayuda a mantener el cerebro sano por más tiempo?

C. C.: No existe ninguna medicación o intervención que evite la demencia, pero el nivel educativo alto y la mente activa retrasan la enfermedad al punto de que estas personas activas pueden morir por otras causas diferentes a demencia. Por educación quiero decir mantener la mente activa, productiva, inquieta, leer, criticar, analizar, aunque, por supuesto, la gente que ha tenido educación mayor paralelamente tiene mejor desempeño. Pero se sabe que tener inquietud intelectual toda la vida sirve.

Semana: además de la educación, ¿qué otro tipo de prevención existe?


C. C.: Todo lo que se hace para el corazón sirve para la cabeza porque hay demencias cardiovasculares causadas por la hipertensión y la diabetes. El 60 % de los mayores de 60 años tiene hipertensión arterial. El ejercicio ayuda para todo, es la mejor medicina. Hay evidencia de que la dieta mediterránea, alta en consumo de pescado, sirve no sólo para el cerebro sino para evitar el cáncer.

Semana: ¿De qué sirve saber si alguien tiene alzheimer si no hay cura?

C. C.: No hay cura, pero sí existen medicamentos que pueden hacer más lento el curso de la enfermedad y mejorar la calidad de vida. Saberlo puede llevar al paciente a tomar decisiones anticipadas de sí mismo que son importantes y a tomar decisiones administrativas. Y el componente humano, que los familiares y amigos también se preparen para un mal que no tiene cura. No como antes, que era un drama. Y todavía lo es, pero con esto mejoramos la calidad de vida

Semana: ¿Qué es la reserva cognitiva?

C. C.: Cuando las personas tienen reservas mentales, aun en presencia de la enfermedad no se ven los síntomas. Así como hay reserva del hueso y del músculo, el cerebro de una persona muy activa y ágil mentalmente seguirá ejerciendo esas reservas mentales por mucho más tiempo y retrasar la enfermedad. Por eso es importante siempre estar activo y no sentado en una silla esperando a que pase el tiempo. El retiro laboral es una oportunidad para hacer algo que no habían hecho, pero no para no hacer nada.

Semana: ¿Qué es el deterioro cognitivo leve?

C. C.: Es una situación previa a la demencia en la que se comprometen el lenguaje y la memoria pero no la funcionalidad de la persona. Con ayudas de estimulación se mantienen sin progresar. Algunos sin embargo desarrollan alzheimer.

Semana: Cuáles son las señales de alarma para consultar?


C. C.: La pérdida de memoria que se perpetúa en el tiempo y que modifica el desempeño de las actividades cotidianas de la persona. También los cambios de personalidad de esas personas: eran queridas y se vuelven agresivas, o lo contrario.

Semana: Cómo está Colombia en el manejo de esta enfermedad?

C. C.: Es alarmante porque el país envejece al mismo ritmo de otros países. Hoy, más del 10 % de la población tiene 60 años y más años. Un estudio epidemiológico en Bogotá hecho entre 2.000 persona encontró que el 10 % de la población requiere de ayudas para su funcionamiento diario por pérdida de memoria. El problema es importante y se han conformado  grupos como Intellectus, conformado por 30 profesionales especializados en el tema que reúnen a estas familias para educarlas y asesorarlas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.