Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/18/2013 12:00:00 AM

Carro eléctrico del Sena y U. Nacional gana en Tocancipá

En competencia en el Autódromo de Tocancipá, el carro quedó en primer lugar en la categoría de carros eléctricos.

Con el desarrollo de la estructura de absorción de impacto y el proceso de soldadura del chasís, el Departamento de Mecánica y Mecatrónica de la Universidad Nacional participó en el diseño del carro eléctrico con el que la escudería DCM- Distrito Capital y Meta participó en la Fórmula Sena-Eco. 

Este automóvil quedó en el primer lugar dentro la categoría de carros eléctricos y sexto en la competencia general, de la cual salió en la quinta posición. 

La Fórmula SENA-Eco se llevó a cabo el domingo pasado en el Autódromo de Tocancipá, donde se dieron cita las diez escuderías en la que participaron las 24 seccionales de la entidad, que durante un año vienen trabajando mancomunadamente con universidades y empresa privada en el desarrollo de esta iniciativa. 

La participación de la Universidad Nacional de Colombia se ha apoyado en el convenio marco que mantienen en la actualidad ambas instituciones. Para este proyecto en concreto, el grupo de ingenieros que formó parte del mismo ha estado liderado por los profesores Liz Karen Herrera y Édgar Espejo, quienes han coordinado al grupo de estudiantes de Ingeniería Mecánica y Mecatrónica, conformado por Ómar Torres, Wilson Alejandro Ariza, Luis Felipe Cepeda y Jorge Iván Ortiz. 

Torres explica, entusiasmado, que durante tres meses estuvieron trabajando en la búsqueda de una estructura de absorción de impacto ideal para este proyecto. “La idea es preservar la vida del piloto en el caso de que el carro sufra un choque”, afirmó.

Para ello, estudiantes y docentes se dieron a la tarea de estudiar y probar diferentes materiales livianos que resistieran el impacto y, sobre todo, que pudiera fabricarse en Colombia de manera rápida. Así, tras arduos procesos de simulación realizados con avanzados softwares consiguieron una estructura capaz de absorber la energía que se produce durante un choque. 

En cuanto a la soldadura del chasís, el objetivo era garantizar la permanencia de esta en todos los escenarios y probabilidades posibles. Para ello, también se hicieron múltiples pruebas para definir el procedimiento a seguir, un verdadero reto si se tiene en cuenta que los tubos utilizados para el mismo están elaborados con un material de reciente introducción en el país, el 4310N galvanizado. 

Enrique Romero, director regional de Distrito Capital, destacó el apoyo y el concurso de universidades como la U.N. que ha brindado asesoría y asistencia técnica en el proyecto. “Lo que hemos hecho es una integración donde la conjunción de saberes nos lleva a formular proyectos en los que ponemos en evidencia que el talento generado entre el Sena y la Universidad posibilita innovadoras formas de integrarnos con el mundo productivo”.

Por su parte, los profesores Herrera y Espejo destacan la gran oportunidad que proyectos de este tipo le están brindando a los estudiantes, pues les está permitiendo formar parte de iniciativas que pueden ver hechas realidad. “Esto les anima y les motiva, y nosotros nos sentimos muy satisfechos con el trabajo realizado”, comentaron. 

La Formula Sena-Eco impulsa integralmente las tecnologías y competencias asociadas al diseño y construcción de un vehículo, enfocado en lograr la eficiencia energética, buscando soluciones innovadoras alrededor de autos eléctricos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.