Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2012 12:00:00 AM

Celos y envidias en la oficina

Un estudio reciente analizó a fondo las diferencias entre los hombres y las mujeres cuando compiten en el trabajo. Mientras ellas se fijan mucho en el físico de sus compañeras, ellos se preocupan más por las habilidades sociales de sus congéneres.

La competencia entre colegas es algo usual en el medio laboral. El deseo de sobresalir y adquirir reconocimiento es natural e incluso necesario para crecer a nivel profesional, pero en ocasiones se convierte en una lucha desleal. Esta rivalidad es más fuerte y visible entre personas del mismo sexo, especialmente en las mujeres.

Así lo indica un nuevo estudio, realizado por investigadores de las universidades de  Valencia, en España; Groningen, en Holanda, y Palermo, en Argentina. Según el trabajo, las mujeres se sienten más afectadas que los hombres por el aspecto físico de sus compañeras. Esto es lo que llaman los científicos la 'rivalidad intrasexual', es decir, la competencia entre congéneres para obtener mayor atención por parte del sexo opuesto.

"Las mujeres sienten celos si su compañera es más atractiva y envidia si esta es más poderosa y talentosa", afirma Rosario Zurriaga, investigadora de la Universidad de Valencia, coautora del estudio.

Esto no ocurre entre los hombres, pues ellos no se fijan tanto en la apariencia de sus compañeros. Sin embargo, no hay distinción de género cuando se sienten celos o envidia profesional de las habilidades sociales que tiene un colega. "Esto demuestra la importancia que tienen este tipo de destrezas en entornos laborales", señala Zurriaga.

Dentro del análisis, los expertos distinguieron los celos de la envidia. Según ellos, quienes sienten celos de otro creen que esa persona es una amenaza y les impide conseguir lo que quieren. Mientras que los que sienten envidia tienen problemas de autoestima y desearían tener las cualidades y habilidades del otro para obtener el mismo éxito.

Para la investigación, publicada en la Revista de Psicología Social, los expertos entrevistaron a 200 empleados que tenían en promedio 36 años. El 26 por ciento de los voluntarios tenía cargos administrativos, el 21 por ciento pertenecía al sector de servicios y el 30 por ciento trabajaba en el área de educación, salud u otras profesiones.

Los autores afirman que este trabajo es útil para clarificar el papel de los celos y la envidia en el ambiente laboral, pues hasta ahora “no habían sido estudiados a fondo en ese contexto y pueden generar estrés en los trabajadores, además de afectar negativamente su desempeño”, concluye Zurriaga.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.