Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/2010 12:00:00 AM

Cinco mensajes de Pisa

Más allá de los puntajes, estas son advertencias claves que la prueba internacional Pisa deja sobre la educación en Colombia.

Las pruebas Pisa, que se dieron a conocer la semana pasada, mostraron que hubo una evidente mejora en el desempeño de los estudiantes colombianos en esta evaluación internacional, que se aplica cada tres años a estudiantes de 15 años. Hace parte de una iniciativa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) para que los países tengan una guía a la hora de tomar decisiones políticas en este sector. En lectura, que era el énfasis en esta oportunidad, hubo un aumento de 28 puntos frente a los resultados de 2006, cuando Colombia empezó a participar en esta evaluación. En ciencias y matemáticas también hubo un avance, pero más discreto. Por esto, la lectura final de estos resultados es que todavía falta mucho para cantar victoria. Si se mantiene ese ritmo de crecimiento, solo en ocho años se lograría el nivel actual de los países de la Ocde y se necesitaría el doble de tiempo para alcanzar a Shanghái hoy, que fue la ciudad de China que mejores puntajes obtuvo en las tres materias. "Hay que mejorar, y rápido", dice Isabel Fernández, subdirectora de análisis y divulgación del Icfes. Estas son las situaciones más preocupantes que develó Pisa:

1. Mal en matemáticas:

El 70 por ciento de los estudiantes no logró el desempeño mínimo en esta área. De seis niveles posibles, Colombia ni siquiera alcanza el nivel 2, lo que implica que los alumnos no identifican información ni llevan a cabo procedimientos que surgen de preguntas explícitas sobre el tema. Frente al desempeño de 2006, el progreso en esta área fue poco, lo cual preocupa porque esta es una competencia básica para que los colombianos puedan enfrentar los retos en un mundo cada vez más globalizado. "Es muy grave", dice Margarita Peña, directora del Icfes, para quien lo importante ahora, que ya se tiene el diagnóstico, es preguntarse qué factores inciden en ese resultado. "¿Hay resistencia? ¿Inciden los factores culturales en esto?".

2. No leen para aprender:

La prueba mide el nivel de lectura funcional, que no solo abarca saber leer, sino la capacidad que tiene el estudiante de usarla en diferentes situaciones y para diversos objetivos. Casi la mitad, 47,1 por ciento, está por debajo del nivel 2, lo que significa que una proporción significativa de jóvenes no tiene las habilidades necesarias para participar efectivamente en la sociedad. "La lectura incide en muchas más cosas y en muchas más asignaturas del colegio", dice Peña. De hecho, el pobre desempeño en lectura podría estar afectando el resultado en ciencias y matemáticas.

3. Repetir no ayuda:

Los resultados de Pisa muestran que los estudiantes que no han repetido tienen puntajes significativamente más altos en la prueba de lectura (432,7 puntos) que los repitentes (376,5 puntos). Esto es alarmante puesto que en Colombia todavía cerca del 22 por ciento de los alumnos de primaria han tenido que repetir un curso y el 18 por ciento de secundaria. Es un mensaje claro que los padres y los rectores deben conocer para que los niños tengan alternativas de nivelación diferentes a repetir el año.

4. Las niñas, rezagadas:

Una vez más, Pisa confirmó que los niños en Colombia aventajan a las niñas en matemáticas, con 32 puntos más, la brecha más grande entre los países evaluados, y en ciencias, con 21 puntos más. En lectura, ellas los superan, pero al comparar con 2006, esa brecha se está acortando. Esto es grave porque se sabe que el impacto de la educación de la madre es importante en la educación de sus hijos. Se sabe que no es un problema de capacidades, pues en otras partes del mundo las mujeres aventajan a los hombres o son similares. La situación puede responder a expectativas bajas del profesor frente al desempeño de las niñas o a ausentismo de la escuela para atender temas domésticos.

5. Los profesores, claves:

La pobreza afecta el resultado de esta evaluación. Los alumnos que están por debajo del nivel 2 tienen menos computadores en sus colegios, mientras que los ubicados en mejores niveles cuentan con este recurso y acceso a Internet. Paradójicamente, se encontró que una vez los planteles cuentan con los recursos necesarios para enseñar, adicionar más cosas no tiene efecto en los puntajes. En esas circunstancias, "el profesor es el único clave y es el que más está relegado en Colombia", dice Marina Camargo, profesora de la Universidad de la Sabana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.