Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/5/2015 8:00:00 PM

Cirugía robótica: ¿por qué las EPS no la autorizan para mujeres?

El experto en fertilidad Ricardo Rueda Sáenz relata este caso de discriminación en salud género. El procedimiento está permitido para tratamientos de urología, pero no de ginecología. 

Semana: La cirugía robótica se impone en el mundo y en el país ya hay dos robots (en la Clínica de Marly y en la Fundación Santa Fe). ¿Por qué no la cubren las aseguradoras?

Ricardo Rueda Sáenz:
Porque incrementa los precios de atención. Pero nos encontramos con que sí pagan los procedimientos con robot para cáncer de próstata pero se los niegan a las mujeres con cáncer de cuello uterino, de endometrio y miomatosis.

Semana: ¿Tiene cifras?

R.R.S.:
La proporción es de 30 hombres por una mujer.

Semana: ¿Por qué a ellas no se les aprueba?

R.R.S.:
Por costos. En hombres lo hacen porque es más beneficiosa. La cirugía radical para cáncer de próstata lesiona los nervios responsables de la potencia sexual y una erección adecuada. Con el robot esto se minimiza. En ellas no porque su sexualidad no se perjudica si se hace con técnicas convencionales o robóticas.

Semana: ¿Pero habría beneficios para ellas?

R.R.S.:
Sí. El tiempo de cirugía es más corto. Esto implica una recuperación más rápida, con menos dolor y con tiempos de estancia hospitalaria reducidos, lo cual representa un gran ahorro para el sistema. Es abiertamente discriminatorio.

Semana: ¿Cómo es el robot?

R.R.S.:
Es un aparato con unas manos cuyos movimientos son idénticos y precisos. El cirujano observa una pantalla en tercera dimensión y le indica cómo hacer los cortes. El robot los hace mejor y más rápido que el cirujano más experimentado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.