Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2016 4:19:00 PM

Cinco claves para cumplirles a varios jefes

Muchos empleados sufren diariamente porque deben atender órdenes de varios superiores. Estas son las claves para sobrevivir en una oficina donde hay mucho cacique.

Cualquier trabajador sabe que tener un jefe difícil es uno de los principales obstáculos para realizar bien sus labores. Pero el panorama empeora si debe atender las órdenes de dos o más superiores. Esto es muy frecuente en la vida laboral del siglo XXI, especialmente en las multinacionales donde hay directores y gerentes en cada región y a cada uno hay que rendirle cuentas por tareas de carácter urgente. Por eso resulta difícil manejar esta situación, que de hecho es considerada por los psicólogos organizacionales como uno de los mayores desafíos para los empleados hoy en día. Estas son las claves que hay que tener en cuenta para no morir en el intento.

1. Cultivar una buena comunicación

Muchos de los problemas en las relaciones entre varios jefes y empleados comienzan porque no hay una comunicación clara y fluida. Por eso los expertos recomiendan crear espacios para el diálogo donde se puedan comentar los proyectos y establecer con precisión la prioridad de las tareas y las fechas de entrega. También es fundamental que el trabajador pregunte a quién debe reportar en los diferentes casos, pues es muy frecuente que haya problemas por este motivo. “La gente que tiene mayor dificultad en este tipo de situaciones es la que no se comunica bien y se toma todo de forma personal”, afirma Connie Thanasoulis-Cerrachio, experta en coaching profesional.

Puede leer: 10 estrategias para que las mujeres puedan obtener un mejor salario

2. Identificar los estilos de los jefes y cuál es el superior

Generalmente cada uno de los superiores tiene diferentes formas de pensar y gestionar las cosas. Por eso vale la pena que cada trabajador aprenda a detectar esos estilos y aprender a manejar su tiempo según los horarios de los jefes. De esa manera no habrá conflictos y se podrá acomodar a cada estilo y agenda. Sin embargo, esto debe hacerse con mucha sutileza y cuidado, pues lo ideal es no hablar con nadie sobre “las  características de sus diferentes jefes, o el estilo de dirección o de comunicación de cada uno con los otros”, dijo a Semana.com Orlando Urdaneta Ballén, consultor y psicólogo organizacional.  

3. Ser organizado y nunca excusarse en otro de sus jefes

Lo ideal es que cada trabajador sepa cómo organizar su agenda de actividades y distinguir lo urgente de lo importante. Todo esto con previa comunicación y acuerdo con sus diferentes jefes. Solo de esa forma podrá responder a las diferentes solicitudes que le hagan. De lo contrario se verá abrumado y no sabrá cómo responder. En caso de que haya dificultades, es importante no excusarse en las decisiones o el estilo del otro jefe. Esto es fundamental para conservar una buena imagen como profesional y le servirá para negociar las situaciones de buena manera y salir bien librado.}

Le puede interesar: Estos son los puestos mejor pagos de Colombia

4. Aprenda a poner límites

Es normal que los jefes quieran sacarle el jugo a sus trabajadores. Sin embargo, cuando hay más de uno es indispensable que el empleado también sepa cómo poner límites para no sobrecargarse de trabajo y no responder como debe a las tareas que le soliciten. Un estudio realizado por expertos del a Escuela de Negocios de Harvard reveló que muchos empleados de grandes empresas suelen quejarse de interrupciones constantes por parte de sus jefes, pues los llenaban de preguntas durante el día para evaluar cómo iban con lo que les pidieron. Según Leslie Perlow, coautor de dicha investigación, es importante que en la cultura organizacional de las empresas donde hay una estructura organizacional con varios jefes se establezcan tiempos durante la jornada laboral donde no se puedan hacer interrupciones a menos que sea algo de carácter sumamente urgente. Para eso hay que ser asertivos, como recomiendan los psicólogos.

5. Nunca se tome nada personal y sea proactivo

De entrada en un trabajo es clave que el empleado sepa cuáles son las expectativas que tienen los diferentes jefes de su cargo. Solo así podrá desempeñarlo con éxito. Hoy en día es fundamental aprender a funcionar en situaciones bajo presión, y es frecuente que el empleado piense que se le están montando por dejarle tantas tareas. Sin embargo, eso no lo favorecerá en nada. Lo ideal es “ser muy abierto y permeable a recibir observaciones y algo muy importante: actuar de manera inmediata, para poder responder a los cambios que se suscitan en su trabajo”, dice Urdaneta. También es clave aprender a ser flexibles y adaptables al cambio. Nada de esto representará un problema si las cosas quedan claras desde un principio y se ponen en práctica los puntos expuestos anteriormente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.