Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/06/27 00:00

Colombia cae en la red

Las redes sociales tienen un encanto entre los colombianos y cada día más usuarios en el país se unen a las principales redes. Pero ¿qué es lo que tanto los atrae?

Colombia cae en la red

El 4 de febrero de 2008, cuando se celebró la marcha de No más Farc, organizada por Colombia soy yo, no solo nacía una ONG, sino una nueva forma de movilización ciudadana. Ese día, el grupo en Facebook llegaba a 385.000 miembros, mientras que toda la red colombiana en esa misma plataforma alcanzaba los 450.000.

Ese indicador es bastante diciente de cuánto hizo ese grupo por estimular la participación ciudadana en Facebook. Hoy, en los cuarteles generales de esa organización, la marcha es estudiada a profundidad por la manera en que logró crecer rápida y orgánicamente.

Colombia ha estado siempre entre los diez países con mayor uso de la red y en Latinoamérica solo es superada en un estrecho margen por Argentina. En Colombia hay un total de 10.020.240, según facebakers.com, un reputado sitio que lleva las estadísticas globales de esta red social.

¿Pero qué es lo que hace que a los colombianos les guste tanto estar en las redes? Las redes sociales llegaron para quedarse. Para la periodista digital Carolina Ruiz, la explicación es muy sencilla: “Los colombianos somos personas cálidas, que nos gusta estar en contacto con otros, hablar, reír, crear, criticar, jugar, mirar, y las redes sociales nos permiten eso”.

Entre tanto, para Luis Hernando Aguilar, sicólogo de la Universidad Nacional que hoy trabaja con una ONG internacional, “existe en nosotros un tipo de instinto gregario que hace que tendamos a evitar estar solos. Social y biológicamente hay en nosotros un sentimiento de bienestar al sabernos acompañados o al ser parte de un colectivo. La dopamina se activa al sentirnos parte de un grupo”.?

Algo similar considera otra de las fuentes consultadas por SEMANA. Verónica Islas, sicóloga mexicana dedicada al
marketing digital y conductora de un programa de radio por Internet, señaló que “tener tanta comodidad, aprendizaje y cultura en un solo lugar es lo que hace tan adictivo un sistema de comunicación como las redes sociales”.

Quizá, también, una de las motivaciones pueda ser presumir de la propiedad, de la sensación de atesorar. “Nos encanta el chisme, comparar lo nuestro con lo que hacen o tienen nuestros amigos, o así sean conocidos lejanos; Internet facilita lo que más le gusta al colombiano: ‘chicanear’ de lo que se tiene o se hace”, dice ‘Patton’, uno de los más activos usuarios colombianos en cuanta red social existe.

Eso parece corroborarlo el mexicano Fernando Gaál, sicólogo social que en Twitter es @fgaal: “Las personas ponen ‘yo’ ideales en su estatus, muestran aquello que quieren ser, (aquello que quieren) mostrar al mundo. Ni Twitter, ni Facebook, ni los chats me parecen que muestran quién es realmente la personalidad que se oculta. En el fondo son disfraces”.

Con identidades reales o no, los colombianos han encontrado en las redes sociales un nuevo campo de exploración, una vitrina para mirar y ser mirados por los demás.

*Periodista

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.