Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/22/2013 12:00:00 AM

Comida impresa: ¿la alimentación del futuro?

La primera impresora de comida se está desarrollando para astronautas. No se descarta que se masifique en un futuro.

Muchas personas no han salido del estupor al saber que hay impresoras que pueden imprimir armas en tres dimensiones. Ahora también tendrán que acostumbrarse a la idea de que posiblemente en un futuro, todos vayamos a comer alimentos provenientes de impresoras.

La Nasa habría decidido financiar por 125.000 dólares al grupo de investigación Contractor, quien estaría desarrollando esa tecnología. 

Por ahora, este desarrollo tecnológico serviría para alimentar a los astronautas que se encuentran en misiones largas en el espacio, y a las personas que se planea que viajen a marte para quedarse a vivir allá. 

El primer prototipo, que en este momento se encuentra en desarrollo, imprimiría pizzas. Hasta ahora, los astronautas se alimentan con comidas deshidratadas, lo que permite que duren bastante tiempo sin descomponerse.

Los insumos que utilizan las impresoras son proteínas, carbohidratos, y nutrientes en forma de polvo, que podrían durar hasta 30 años. La pizza es el perfecto candidato para este proyecto, ya que se podría imprimir por capas, lo que permitiría al aparato inyectar una sola sustancia (agua o aceite). La masa de la pizza se imprimiría y cocinaría al mismo tiempo sobre una superficie caliente. Los demás ingredientes serían agregados después, en capas.

No se descarta que la impresora sea comercializada posteriormente para alimentación dentro del planeta tierra. Las proyecciones demográficas preocupan desde ya a los expertos, pues se estima que cuando seamos 12 billones de personas, no habrá forma de alimentar a todos de forma sostenible y equilibrada para el ser humano. Esta sería una solución que podría generar también menos desperdicio de comida.

También, a través del sistema computarizado que implica el uso de una impresora, se podría adaptar la cantidad de minerales y suplementos a las necesidades fisiológicas de cada persona.  Ese sistema sería al mismo tiempo la “receta” que indica las cantidades que deben ser utilizadas por la impresora. 
El proyecto se encuentra aún en fase exploratoria, y no es posible determinar si podría acarrear un deterioro a la salud humana o los costos en términos financieros que implicaría masificarla.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.