Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/30/2016 1:31:00 PM

¡Este año sí!: Adelgazar y ser saludables

Ingrid Macher, una de las figuras más influyentes en materia de nutrición y vida sana en los Estados Unidos y Latinoamérica, da unos consejos para bajar de peso sin descuidar la salud.

Ingrid Macher es la colombiana que sorprendió al mundo al perder 50 libras en 90 días, y al lograr un cambio en su vida personal. Se convirtió en el referente más confiable de millones de mujeres latinas que escogieron seguir un estilo de vida saludable, sin descuidar su papel de madres, esposas y profesionales. Ahora es la fundadora de Adelgaza20.com, un portal web con contenidos nutricionales para mujeres con más de 70 millones de visitas por semana.  

Ingrid estudió comunicación social y publicidad en la universidad del Sagrado Corazón en Santurce, PR. Desde que inició su trabajo como coach se ha capacitado sin parar. Es experta en nutrición holística de IIN (The Institute of Integrative Nutrition), Master Coach En PNL (Programación Neurolingüística), entrenadora personal (World Fitness Association), posee una certificación en “Sports Nutrition” por el “American Sports & Fitness Association” y otra como “Oradora Motivacional” de La Asociación de Conferencista Hispanos. Esta es su historia y sus recomendaciones.

Recomendamos: Por qué cuesta tanto adelgazar

Siempre fui una mujer delgada, pero al encontrar al amor de mi vida y casarme por segunda vez (al igual que muchas mujeres cuando nos enamoramos y nos casamos) me olvidé de las dietas, los gimnasios y me dediqué a consentir a mi esposo y a atender el hogar.

Del amor y la comodidad vinieron ¡50 libras de sobrepeso!, y al no tener la presión de estar en forma o un trabajo al que asistir, la rutina hizo que me sintiera cómoda con mi cuerpo, que me olvidara de mí, que sólo me enfocara en ser una buena mamá y una excelente esposa. Con el paso del tiempo mi salud comenzó a deteriorarse, el sobrepeso y la mala alimentación empezaron a traer consecuencias.  A mis seis meses de embarazo desarrollé asma. Los ataques se hicieron constantes y en una noche de Navidad a mi séptimo mes, el asma me jugó una mala pasada hasta casi cobrarme la vida. Fui revivida en la sala de emergencias y después de pasar dos meses en cama y con medicamentos, finalmente nació mi hija Mia.

Cuando comenzamos a reunirnos con viejos amigos sus expresiones faciales lo decían todo, no podían disimular su cara de asombro cuando me veían: “Wow, como que estás un poco rellenita”, me recordaban. Eso fue una sorpresa muy desagradable para mí, que pensé que lo tenía todo para ser feliz, al punto de olvidarme de mí misma.  Fue en ese momento cuando empecé a darme cuenta que necesitaba cambiar mi vida y ser más saludable.

En una búsqueda personal, y desesperada por el alto costo de las medicinas y las burlas de las personas, comencé como todo el mundo, tratando con todas las dietas de moda, pastillas, tratamientos y nada me funcionó, hasta que descubrí que mi problema no estaba en la nevera ni en la alacena, sino en mi mente. Fue así como me di a la tarea de investigar y me encontré con un riguroso estudio de la Universidad de Harvard, que decía que cuando las personas tienen una mentalidad apropiada a la hora de ejercitarse o empezar un nuevo plan de nutrición, pueden lograr su meta de perder peso más rápido en comparación a las que hacen todos los días la misma rutina.

Una vez logré enfocar mi mente y empezar a quererme a mí misma, encontré la motivación que necesitaba. Saqué fotos antiguas de cuando era delgada, decidí utilizarlas como herramienta para motivarme a volver hacer la mujer feliz y atractiva que siempre había sido. También compré un par de jeans del tamaño más pequeño que había usado antes de casarme. Los colgué en el armario enfrente de mi cama como recordatorio de que ese era el tamaño al que debía regresar. Después de tres meses de dedicación y disciplina logré coronar mi meta y perdí 50 libras en 90 días. Así volví a ser la mujer confiada que siempre había sido.

Sugerimos: Los 10 mandamientos para adelgazar sin sufrir

Lo mejor para adelgazar es desintoxicar el cuerpo

Con los alimentos procesados y los químicos en el ambiente estamos expuestas a pesticidas, hormonas, químicos en los detergentes, materiales de limpieza y aditivos en los alimentos, entre otros, que son capturados por nuestro cuerpo y almacenados en forma de grasa para evitar que queden circulando en nuestro sistema.  Este es un mecanismo de defensa para mantenernos vivos. El problema es que una vez que se almacenan, el propio cuerpo no los deja ir tan fácilmente.

Por eso, el organismo necesita que nos deshagamos de las toxinas y de los elementos nocivos del medio ambiente, especialmente si nuestra meta es adelgazar. Para limpiarse de manera segura, lo mejor es una dieta desintoxicante de 5 días, durante los cuales debe alimentar al cuerpo con ingredientes verdes, nutrientes y mucha fibra.

Esta “limpieza” nos impulsa el metabolismo, incrementa nuestro sistema inmunológico, mejora la piel, la salud en todo sentido y lo mejor, es que es el punto de partida para eliminar esas libras de más.

Tips para desintoxicarte en casa:

  1. Comenzamos el día en ayunas, bebiendo un vaso pequeño de agua tibia con el zumo de medio limón. Este simple paso nos regula el PH del cuerpo, lo activa y lo prepara para la quema de grasa durante el resto de la jornada.

  2. Libérese del café y cualquier otra bebida cafeínada. Recuerde que la cafeína es un estimulante del sistema nervioso central que contamina su organismo. Opte por algunos zumos de manzana verde, por ejemplo, o si siente la necesidad de una dosis de cafeína por la mañana, escoja té verde, oolong, hibisco o mate que contienen este estimulante en menor cantidad, y así evita los síntomas de abstinencia.

  3. Dele a su cuerpo un descanso de la proteína animal como la que aporta el huevo, leche o carnes, reemplazándola por proteína vegetal. Chícharos, habichuelas, almendras, maní, quínoa, entre otras son excelentes opciones.

  4. Asegúrese de incluir vegetales especialmente verdes como espinacas, lechuga, apio, pepinos, entre otros. También incorpore frutas, alimentos integrales y grasas buenas.

  5. Aumente la dosis de agua pura para hidratarse. Lo ideal para estos días es tomar unos tres litros diarios. Y mientras más fría, más efectiva será para ayudar a quemar grasa.

  6. Olvídese de la goma de mascar, el azúcar y las comidas procesadas. Si es demasiado dependiente del azúcar, opte por utilizar algunas gotas de miel de abejas, aunque si puede olvidarse por completo del azúcar el resultado será mucho mejor.

  7. Siempre recomiendo dormir como mínimo entre seis a ocho horas para ayudar a mantener un peso saludable, pero esto es indispensable cuando está desintoxicándose. Intente dormir temprano durante estos días, ya que su cuerpo tiene pocas calorías para gastar.

  8. Incluya súper-comidas dentro de su menú como semillas de chía, linaza y semillas de cáñamo para ayudarse a manejar la ansiedad y aportar proteína vegetal, fibra y grasa de la buena como omega 3 y 6. Además le permiten sentirse satisfecha por períodos más prolongados.

  9. Practique ejercicio, pero con moderación y que sean suaves como caminatas o yoga. Olvídese de las pesas en el proceso de desintoxicación ya que su cuerpo no tiene las suficientes calorías y sus músculos podrían sufrir un desgaste.

  10. Tome duchas intermitentes de agua fría y caliente por espacio de 30 segundos sobre su espalda. Esto ayuda a abrir los poros, colaborando con el proceso de expulsión de las toxinas del cuerpo.

Puede leer: “Adelgazar no es solo restringir el consumo de calorías”: Libby Weaver

Puede que los primeros días sienta pequeños malestares como dolores de cabeza, de cuerpo y algo de aletargamiento. Recuerde que está limpiando su organismo y quitándole sus vicios. Si las molestias son mayores, consulte con su médico.

Pero no se preocupe, si sigue las indicaciones, no deja de alimentarse saludable ni de hidratarse constantemente, estoy segura de que a partir del día número cinco se sentirá con mejor ánimo y preparado para un cambio saludable y permanente.

Recomendamos: El sexo ayuda a adelgazar

Como dije, la alimentación es lo más importante para limpiar el cuerpo y así perder unas libras. Es necesario que acompañe sus cinco días de desintoxicación con bebidas y jugos verdes que ayuden a sus órganos a volver a su funcionamiento normal, de manera rápida y segura.

Por: Ingrid Macher, fundadora de Adelgaza20.com.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.