Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2010 12:00:00 AM

Como en sus años mozos

Una nueva tecnología permite rejuvenecer a los actores para que luzcan como si tuvieran 20 años menos. 'Tron', la próxima película de Disney, es la primera en usar esta herramienta que promete revolucionar el séptimo arte.

Quién no quisiera que el sexagenario Harrison Ford interpretara una vez más al antropólogo Indiana Jones como cuando tenía 40 años. O que el veterano Sean Connery, con 80 años, volviera a encarnar al apuesto y experimentado espía James Bond de los años 60. Pues hoy esta idea puede ser una realidad gracias a un nuevo recurso cinematográfico que, a través de técnicas digitales, es capaz de rejuvenecer a los actores y les da la posibilidad de volver a representarse como si tuvieran 20 o 30 años menos.

Se trata de una tecnología conocida como emotion capture, una herramienta que hasta el momento solo ha sido usada en la película Tron:

El legado, (Tron:Legacy), la nueva producción de Disney que se estrena en el país el 25 de diciembre de este año. Jeff Bridges, con 61 años, protagonizó la primera versión de este filme hace 28 y ahora revive, con la misma edad de entonces, el papel de Kevin Flynn, un desarrollador de videojuegos que quedó atrapado en un universo virtual por más de dos décadas.

Para lograr esto, los expertos de la empresa Digital Domain, con sede en California, construyeron un molde de la cara de Bridges por medio de un escáner tridimensional (3D). Con este prototipo realizaron una máscara para el actor, con 52 orificios. En estos se colocaron microcámaras para que registraran cada uno de los movimientos y expresiones del rostro. Luego esta información se transmitió a un computador. Al mismo tiempo, se creó una versión digital más joven del rostro en 3D a partir de fotografías de Bridges cuando tenía 30 años. Después los dos rostros se fusionaron por computador, y de esta forma cada uno de los movimientos digitales del joven Bridges fue controlado por el actor. Por último, el rostro digital se adaptó al cuerpo de un doble joven para simular la forma de andar y la agilidad del Bridges de hace 30 años.

Según dijo en una entrevista Eric Barba, supervisor de efectos visuales de Digital Domain y uno de los genios de esta revolucionaria herramienta, para encontrar cuál era la imagen que más se adaptaba tuvieron que revisar varias películas de Bridges. "Volvimos a ver 'Contra viento y marea' porque esta era más o menos la época que estábamos buscando", dijo Barba. Finalmente, se quedaron con apartes de una entrevista promocional que el actor hizo para ese filme, que representaba una guía perfecta por la forma como se movía y hablaba.

"Esto realmente supera todo lo que hemos visto hasta ahora", dijo Barba, quien en 2009 se llevó un Óscar por su trabajo en El curioso caso de Benjamin Button, protagonizada por Brad Pitt. Esta película, que cuenta la historia de un hombre que nace viejo y envejece al revés, utilizó la misma tecnología pero los expertos explican que en el caso de Tron la aplicación fue más difícil, pues mientras nadie sabe cómo será Pitt cuando tenga 80 años, mucha gente sí tiene el recuerdo de cómo se veía Jeff Bridges cuando era joven. "Las películas donde la vida del personaje transcurre desde su juventud hasta la vejez tradicionalmente son interpretadas por varios actores. Y para mí ese cambio me produce una pequeña sacudida. Pero ahora, como actor, es gratificante saber que puedo interpretarme a mí o al personaje que estoy dando vida a cualquier edad, sea niño o anciano", dijo Bridges, ganador de un Óscar por su papel en Crazy Heart, en una entrevista oficial suministrada por Disney Latinoamérica. Por ello, algunos consideran que esta herramienta puede darle un giro a la industria de Hollywood, porque le reviviría la carrera a más de un actor veterano. "Esto abre la posibilidad para que los narradores cuenten historias que no se han hecho nunca antes", dice Barba. Otros creen que con estos avances es posible 'resucitar' a artistas muertos o reemplazar a un actor en caso de que fallezca en medio del rodaje. Brandon, el hijo de Bruce Lee, fue precisamente uno de los primeros actores que tuvo que ser reemplazado cuando murió durante la filmación de El cuervo, en 1993. Él recibió un impacto de bala en su estómago de una pistola de utilería que supuestamente era falsa. A tan solo ocho días de terminar, el director tuvo que acudir a un doble y hacer retoques digitales.

Con esta nueva técnica, estos problemas podrán solucionarse más rápido y con mejor calidad. El mismo Barba dijo a la revista Forbes que con un simple busto de yeso de Bruce Lee era posible hacer una recreación parecida a la de Benjamin Button. Una buena noticia, sin duda, para los fans de esta difunta estrella e incluso para los familiares. "Sería emocionante y a la vez inquietante", dijo Shannon, otra hija de Lee, a la revista Forbes. En caso de que esto suceda, el interrogante que queda es qué pasará con el futuro de los actores de carne y hueso, quienes cada día más están siendo reemplazados por animaciones digitales.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.