Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/03/30 11:58

Cómo detectar el cáncer de colon

Un examen sencillo y barato puede ser utilizado como un mecanismo de prevención para detectar tumores en el intestino, una enfermedad que va en aumento en el mundo.

Cómo detectar el cáncer de colon Foto: Archivo particular

La colonoscopia ha sido el examen más recomendado para detectar enfermedades en el colon. Aunque su efectividad no tiene discusión, la incomodidad y ansiedad que genera en los pacientes, sumado a las complicaciones que puede traer como, perforaciones del intestino, sangrados, infecciones, inflamación y dolor abdominal, hacen que esta prueba diagnóstica no sea solicitada con mayor frecuencia.

Es por eso que algunos organismos médicos como la Servicio de Prevención de Estados Unidos, (USPSTK) recomienda el uso anual de un examen conocido como sangre oculta en materia fecal, una prueba más sencilla y de menor costo. El test se conoce entre los médicos como guayaco, que se le recomienda a todos los pacientes mayores de 50 años. que no tienen factores de riesgo para cáncer de colon o no tienen síntomas que ameritan el uso de un colonoscopia para hacer el diagnóstico.

En Colombia, la guía de prevención y promoción de enfermedades en salud pública no contempla hacer este examen periódicamente, como si recomienda el uso de citologías y mamografías para la prevención de cáncer de cuello uterino y de seno. Esto podría generar que muchos pacientes a los que se les pudo detectar lesiones pre malignas reciban un diagnóstico en fases tardías de la enfermedad cuando esta es más letal.

El examen se basa en la toma de tres muestras de materia fecal y lo que busca es la presencia de glóbulos rojos en las heces. Esto es un indicador de que en el tracto gastrointestinal hay un mínimo sangrado que no se puede ver a simple vista. Algunas lesiones como los pólipos del colon generan pequeñas hemorragias y tiene un alto grado de malignidad, por eso detectarlas y eliminarlas a tiempo puede prevenir el desarrollo de cáncer de colon.

Al ser una prueba de prevención, el guayaco puede dar falsos positivos, es decir, que el examen indique una anormalidad pero que el paciente no tenga cáncer de colon. Por eso, en caso de que la materia fecal tenga sangre se debe realizar una colonoscopia para verificar ese resultado y mirar su causa.
En muchas oportunidades la razón de que el examen salga positivo son otras enfermedades como las hemorroides.

Una de las razones por las que el examen genera un falso positivo es la falta de una buena dieta de preparación. Antes de tomarlo se recomienda que por lo menos tres días el paciente no consuma carnes rojas, embutidos, menudencias, remolacha, tomate, frijoles, espinacas, cítricos. El uso de suplementos dietarios ricos en hierro también altera el resultado de la prueba y por eso se deben evitar.

A pesar de las bondades del examen en la población general, el guayaco tiene poca utilidad en el grupo de personas con factores de riesgo para desarrollar cáncer de colon. Entre estos están quienes tienen un antecedente familiar de cáncer en primer grado, es decir, madre, padre, hermanos o hijos, y quienes padecen enfermedades inflamatorias intestinales como mal de Crohn y colitis ulcerativas. En estos casos la detección temprana de lesiones debe hacerse con colonoscopia.

Las guías de prevención en Colombia establecen que una persona con un antecedente familiar de cáncer de colon debe hacerse la colonoscopia 10 años antes de la edad que tenía el familia cuando se le presentó este tumor. Por ejemplo, si el diagnóstico fue hecho a los 50 años, el examen debe hacerse por primera a los 40. Si el resultado es normal, se debe realizar una nueva colonoscopia cada 10 años. .

En Colombia se hacen esfuerzos para implementar programas para la prevención de cáncer y en este frente, las campañas contra el cáncer de cuello uterino y seno, con la citología y la mamografía, van a la cabeza. La sangre oculta en materia fecal es una herramienta útil en la batalla contra el cáncer. Si bien no reemplaza a la colonoscopia, sí permite que no se soliciten de manera innecesaria. Esto no solo reduciría las complicaciones y la ansiedad que genera dicho examen sino que sería una manera más económica y práctica de detectar este cáncer en etapas tempranas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.