Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/9/2017 11:31:00 AM

Cinco consejos para evitar las interrupciones en el trabajo

El Tolousse Business School de Barcelona afirma que un entorno laboral puede generar en el cerebro una dificultad constante para concentrarse.

En un estudio reciente que realizaron en conjunto la University of Southern California y Duke University se encontró que una de las causas principales por las que la gente suele interrumpir es su estatus o cargo laboral. Las personas con un cargo alto suelen ser a quienes se les pregunta más su opinión y también son aquellas que hablan más y se sienten en la libertad de dar su punto de vista en cualquier conversación, sin importar mucho el tema.

Además, el estudio menciona que los individuos que sienten tener mayor autoridad o poder dentro del aula o la sala de reuniones le dan más peso psicológico a sus posturas y opiniones. Por lo general, son las personas con un puesto de trabajo de liderazgo las que más se adecuan a estas características. Inafortunadamente, esto lleva a que quienes dirigen las organizaciones o algunos departamentos dentro de estas terminen por no oir información importante; en muchas situaciones información relevante para tomar decisiones trascendentes.

Ahora bien, muchas interrupciones se pueden dar en la oficina y es importante para cualquier trabajador aprender a detectarlas y realizar algunas acciones para desechar a este gran enemigo de los buenos resultados laborales.

Interrupciones internas

Son las típicas que le surgen a cualquier persona cuando se distrae. Estar escribiendo y ¡Ups! la mente le dice: "Necesitas café". Va por el café y se sienta nuevamente a escribir y de repente dice: "Para estar más concentrado, voy a ponerme audífonos y a oír música". Pone música y todas las ideas empiezan a fluir; todo lo que escribe tiene sentido. Hasta que al oír con un poco más de atención la canción que suena, descubre que quiere indagar un poco más sobre ese artista y pierde una gran cantidad de tiempo oyendo toda la discografía del personaje. En fin, esas distracciones son infinitas.

También le puede interesar: Los jefes y el miedo al teletrabajo

Interrupciones externas

Estas pueden ser producidas por personas; alguien que lo distrae, que le pide un favor; la orden de alguno de sus jefes cuando alega que necesita un documento o archivo con urgencia. Por otra parte, también pueden ser distracciones no físicas como el clima del lugar, el sonido de un dispositivo electrónico que le roba la concentración y logra que usted pare lo que estas haciendo.

Consejos para deshacerse de las interrupciones

Sean internas o externas, es importante deshacerse de las interrupciones. Es importante entender que esto puede tomar mucho tiempo, ya que, en ocasiones es el ambiente laboral mismo el que se ha habituado a tener una cultura de la interrupción que impide que los trabajadores terminen con todas las tareas pendientes para el día. Con respecto a esto, el Tolousse Business School de Barcelona afirma que un entorno laboral permisivo con las interrupciones genera en nuestro cerebro una dificultad constante para concentrarnos; lo que puede ser aún más perjudicial.

Aun así, aquí hay algunos consejos para mejorar este aspecto en el trabajo y que le pueden ayudar a potenciar la eficiencia personal y la de sus compañeros interruptores.

1. Empezar por lo grande: Por lo general son las tareas que más dan pereza de hacer. Tienen un grado de dificultad mayor, ya sea porque sabemos que nos quitaran mucho tiempo o porque requieren de nosotros un esfuerzo mayor. Lo mejor que puede hacer es empezar a realizarlas y, si quiere, por etapas (suelen ser tareas con varios pasos); lo importante es que avance. Si no, el caos se apoderará de usted y, así mismo, el estrés y sus derivados.

2. Desconéctese de su celular: Puede sonar radical, pero es cierto que constantemente las personas miran su celular para revisar notificaciones que poco o nada aportan. Esconder el celular ayuda, sólo haga el ejercicio; al principio le parecerá muy complejo desconectarse de todas sus redes sociales y pensará que es un delito no saber lo que está pasando en el mundo de sus amigos, familiares o conocidos, pero después lo agradecerá. Puede establecer franjas horarias en las cuales se proponga no usar el celular.

3. Finalice todas las tareas: No crea que puede hacer todo a la vez, ni que el día puede rendirle uan infinidad de tiempo y aún más importante evite ser un personaje multitarea. Vaya saliendo una a una de sus obligaciones. Entre mayor grado de "multitasking" menor grado eficiencia. Hay algunas personas que lo logran pero por lo general es una ecuación casi matemática.

4. Habilite una "Panic Room": Es una sala en la que usted pueda aislarse totalmente de todo y de todos. Un lugar dónde pueda concentrarse única y exclusivamente en lo que tiene que hacer. Aunque aún el término es un poco reciente en el mundo de las empresas, ya en muchos lugares se han habilitado salas de reuniones o de trabajo para que las personas puedan trabajar con menos distracciones y en lugares alternos a su puesto de trabajo; a veces estar en el mismo sitio todo el día puede ser aburrido y puede hacer que las personas se distraigan más.

5. Anotar todo: Se convierte en hábito esto le puede ayudar a tener presente todo lo que tiene que hacerse. En un día lleno de distracciones es fácil que se olviden las cosas importantes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.