Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1999/07/12 00:00

COMO HABLARLES SE SEXO A LOS HIJOS

Es mejor responder a sus preguntas de manera sencilla y honesta, dice Debra Haffner, famosa <BR>educadora norteamericana, quien acaba de publicar un libro sobre el tema.

COMO HABLARLES SE SEXO A LOS HIJOS

Debra Haffner recorría con su hija de tres años una exitosa exposición de pintura cuando la
niña exclamó en voz tan alta que la oyó todo el museo: "¡Mira mamá, una vagina!". Debra recuerda la ocasión
muy vívidamente. "Enseñarles a los niños sexualidad resultó mucho más difícil de lo que pensé y siempre
se presentaban cosas imprevistas que yo no sabía manejar". Si alguien podía tener respuestas acertadas
ante las dificultades era Haffner. Es la presidenta del Consejo para la Educación y la Información Sexual de
Estados Unidos (Siecus), una entidad sin ánimo de lucro, pero sobre todo es madre desde hace 14 años.
A continuación respondió preguntas relacionadas con los temas de su más reciente libro, una guía muy
completa para padres titulada De la etapa de los pañales a la época de las citas:
Newsweek: ¿Pueden los padres mentirle a un hijo cuando le contesten preguntas sobre reproducción y
sexualidad?
Debra Haffner: No. Por allí sigue viva la idea de que cuando los niños son muy pequeños, como entre los dos
y los cinco años, debemos responder con fábulas. Muchas personas siguen respondiendo con historias de
cigüeñas y París o de repollos y jardines. Si usted hace eso le estará diciendo involuntariamente a su hijo
que no puede confiar en usted para responder esas preguntas tan importantes. Si no sabe contestar la
pregunta simplemente dígaselo, consiga la información lo antes posible y responda tan pronto pueda. Desde
las edades más tempranas usted debe enseñarles a los niños el nombre correcto para las partes de sus
cuerpos, tales como pene y vagina, y no inventar nombres. Si no utiliza palabras formales de uso general
puede enviar el mensaje involuntario de que las partes del cuerpo de sus niños son diferentes o inadecuadas.
Newsweek: La mayoría de las personas cree que son los padres los que deberían enseñar el tema de la
sexualidad. ¿Están lográndolo verdaderamente?
D.H.: La mayoría de los padres espera hasta la pubertad para hablar de sexo. El punto principal que trato en
mi libro es que el tema de la sexualidad debería estarse tratando constantemente desde el momento del
nacimiento. Todavía tenemos esa idea de que tenemos que sentar al hijo o a la hija para 'la gran conferencia'
sobre sexualidad cuando llega a la pubertad. Pero ese sistema jamás funcionó y tampoco funcionará ahora.
Los padres deben comprender que si no hablan de sexo desde un comienzo con sus hijos alguien más lo
hará _usualmente otro niño en el colegio o en el bus_. ¡Cuánto mejor sería si escucharan una explicación
sencilla y clara de boca de sus padres antes que de cualquier otra persona! Pero entonces no hay que
esperar tanto sino crear las ocasiones para hablar.
Newsweek: ¿Qué debe hacer si su hijo irrumpe en su cuarto cuando usted está haciendo el amor con su
pareja?
D.H.: Decirle simplemente: "Hijo, ¿puedes salir y esperar un momento, por favor? Ya voy a atenderte". Luego
dele un beso a su pareja, vístase y salga a ver qué se ofrece. No lo haga esperar porque nunca se sabe a esas
edades qué tan importante es el motivo de la interrupción hasta que se habla. Con niños en edad preescolar es
importante preguntarles qué vieron y saber cómo interpretaron lo que vieron. Corrija cualquier información
distorsionada mediante explicaciones sencillas. Los más pequeños frecuentemente creen que sus padres
están peleando cuando los ven haciendo el amor, de modo que si detecta esa interpretación dígales algo así
como "Papá y mamá estaban demostrándose lo mucho que se quieren". Espere luego a ver si hay algo más
que aclarar. No piense que es necesario en ese momento dar explicaciones detalladas acerca de lo que
es la copulación. ¡Ah! y no olvide echar llave a la puerta la próxima vez.
Newsweek: ¿Cuándo deben discutirse los estilos de vida alternativos?
D.H.: Todo depende de su situación familiar. Si usted tiene un pariente gay o si el niño tiene una tía lesbiana
usted tendrá que tratar el tema antes de lo que le correspondería si el niño no tiene contacto directo con gays
o lesbianas. Cuando se encuentre en la primaria escuchará muy probablemente la palabra gay utilizada con
connotaciones negativas. Posiblemente también utilice la palabra marica como insulto. Cuando usted se
entere diga algo así como "la mayoría de la gente se enamora de personas del otro sexo. Algunas
personas crecen y se enamoran de personas del mismo sexo...". Puede decirle a su niño que existen
diferentes tipos de familias sin tener que darle una explicación detallada acerca de la manera en que hacen el
amor las personas del mismo sexo.
Newsweek: ¿Cómo deben advertirles los padres a sus hijos acerca de los pedófilos?
D.H.: Deben hablarles de cómo prevenir el abuso sexual en el momento en que entren al preescolar.
Díganle que sus cuerpos son buenos y que les pertenecen y que no hay razón para que un adulto o que otro
niño les toque los genitales, excepto cuando los padres los bañan o cuando el médico los examina. Si
cualquier otra persona los toca de una manera que los haga sentir incómodos explíquenle que le deben contar
a usted. La mayoría de los casos de abuso sexual contra menores son cometidos por personas que el niño
conoce bien: un pariente, un amigo o un vecino. Con demasiada frecuencia los padres les hablan solamente
de los peligros que representan personas desconocidas o sujetos peligrosos, que a fin de cuentas no son los
más comunes.
Newsweek: ¿Cuál es la mejor manera de retardar la iniciación de la actividad sexual y de proteger a los niños
contra el sida y el embarazo?
D.H.: El interés y la constante presencia de los padres funciona. Si usted se comunica abiertamente y define
límites claros sus niños probablemente van a tomarlo con calma, a abstenerse y a utilizar anticonceptivos.
Los hijos quieren oír consejos acertados de sus padres acerca de estos temas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.