Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/5/1999 12:00:00 AM

COMO HACER DE SU HIJO UN BUEN ESTUDIANTE

Los expertos coinciden en que la única maneraes comenzar la formación desde los primerosaños <BR>de vida.

Parece una perogrullada advertir que la humanidad vive una era de esplendor del conocimiento.
Sin embargo: ¿a esa expansión de conocimiento ha correspondido un mejoramiento de la condición humana?
Esta pregunta, que intentan responder miles de especialistas alre-dedor del mundo, entre ellos Rafael Campo,
decano de la facultad de educación de la Universidad Javeriana, indica la nueva actitud que han adoptado
los orientadores en relación con la educación de fin de siglo. Se trata, ante todo, de formar personas
maduras, siguiendo de alguna manera el ideal que el filósofo español Fernando Sabater consignó en su libro
El valor de educar, según el cual "el destino de cada humano no es la cultura _entendida como la
acumulación de conocimiento_, ni siquiera estrictamente la sociedad en cuanto institución, sino los
semejantes". El hecho es que no es suficiente saber mucho para vivir mejor. "Por supuesto, no puede haber
educación sin conocimiento, pero no se reduce a él, dice Campo. Hay algo, ahí detrás, que va de la mano. Ese
algo es la formación". Y la formación comienza por casa desde que aquella pequeña criatura empieza a
esbozar sus primeros rasgos de humanidad en una sonrisa. Los padres, cada día más ocupados, tienden a
delegar su función socializadora en el colegio. Pero semejante error, según los especialistas, suele
pagarse caro. "Todo lo que no se haga antes de los seis años será difícil de componer después, afirma
Angela Márquez de Arboleda, pedagoga del Colegio Anglo Colombiano. De ahí que los padres deban asumir la
responsabilidad que les corresponde en los años cruciales de sus hijos, aquellos en los que el niño aprende
a reconocer sus habilidades, sus destrezas, y también sus limitaciones ". Sin embargo ¿cómo hacerlo?
Padres como modelosLa principal dificultad que enfrentan los papás es la de corregir sus propias
deficiencias. "La educación en el colegio puede convertirse en un martirio si antes no se han sentado unas
rutinas básicas en el hogar alrededor de las actividades de los niños", asegura Angela Márquez. Pero esto
requiere de los adultos la suficiente disciplina y la disposición para servir de ejemplo a sus hijos, no sólo
desde el punto de vista académico en la tarea de despertar la curiosidad de los pequeños sino también
desde una perspectiva moral y ética, ingredientes que serán definitivos en el futuro.Esta significativa variación
del concepto educativo, que privilegia la formación como mancorna del conocimiento es fundamental a la hora
de definir lo que debe ser un buen estudiante. "Aunque las nuevas teorías pedagógicas apunten a la
realización integral del ser humano como individuo y como miembro de una sociedad, la verdad es que
en la práctica los métodos de evaluación por medio de los cuales se rigen tanto padres como maestros sigue
siendo punitivo, es decir que recompensa al que mayores notas saque y tiende a castigar al menos eficiente
en términos académicos", dice María Isabel Casas de Cano, directora del Colegio Tilatá. La propia Ley de
Educación favorece los procesos de desarrollo de acuerdo con las habilidades individuales. Sin embargo ni
siquiera los profesores están preparados para asumir su nueva tarea. "La educación de calidad es la que
propicia la autonomía del estudiante, agrega Rafael Campo, pero el sistema educativo continúa
dependiendo de castigos o recompensas externas. Eso es heteronomía". Los especialistas coinciden en
que un buen estudiante es aquel que aprende a aprender. No obstante esta actitud implica alejarse de los
viejos vicios de la instrucción, que apuntan a la memorización de datos sin análisis y a un rendimiento
que sólo está destinado a la complacencia de padres y profesores. "El ideal es que se logre una motivación
intrínseca al estudio, opina María Isabel Casas, generada por un propósito de vida que debe ser despertado
por los padres desde la más tierna infancia". SEMANA dialogó con un grupo de especialistas en educación
con el ánimo no tanto de resolver como de poner sobre el tapete algunas inquietudes que atañen
directamente a los padres en la formación de un buen estudiante. Desde los problemas más frecuentes de
aprendizaje, pasando por la escogencia del colegio y las dificultades de la adolescencia, hasta el papel que
hoy juega la tecnología en todo el proceso educativo de los hijos. El resultado se presenta en las páginas
siguientes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.