Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/02/02 08:00

Cómo mantenerse unidos

No ir a terapia de pareja, dormir en camas separadas y no preocuparse por el sexo son algunas de las recomendaciones de un controvertido autor para tener un matrimonio feliz.

Cómo mantenerse unidos Foto: Javier de la Torre Galvis / Semana

“El amor es ciego, pero el matrimonio devuelve la vista”, señaló alguna vez el escritor alemán Georg Christoph Lichtenberg. Y no estaba equivocado. La convivencia saca a flote las verdaderas personalidades de la pareja, y lo que parecía ser un cuento de hadas termina siendo, en algunos casos, de terror. Andrew Clover, escritor y columnista de The Sunday Times, en el Reino Unido, lo vivió en carne propia cuando pasó por una grave crisis con su esposa. En ese trance se dio cuenta de que los consejos que tradicionalmente dan los expertos no eran tan efectivos. Por eso creó su propio listado con base en su experiencia y la de otras parejas amigas. Esto fue lo que encontró.

1) No a la terapia de pareja

Cuando un matrimonio no funciona, el último recurso es ir al psicoterapeuta. La primera dificultad es que quien toma la decisión de hacerlo primero debe convencer al otro. “El que acepta sabe que será como ir a un ‘ring’ de boxeo”, dice Clover. Las terapias de pareja no son del todo malas, según él, pero señala que resultan incómodas pues no es muy llamativo sentarse a darle quejas a un tercero. Para el autor, el amor debe ser algo espontáneo y antes de pasar por un consultorio la pareja debe dedicarse tiempo y, sobre todo, divertirse.

2) No hable de sus sentimientos

Se dice que la comunicación es crucial. Sin embargo, Clover considera que no siempre expresar lo que se siente es bueno, especialmente cuando se trata de quejas. “Trate de hacerlo solo cuando vaya a decir algo positivo”, señala. Los psicoterapeutas Patricia Love y Steven Stotsny, autores del libro How to Improve Your Marriage Without Talking About It (Cómo mejorar su matrimonio sin hablar de eso), apoyan esta tesis. Señalan que el mito más común de las parejas es creer que conversar ayuda. “La verdad es que, más veces de lo que se cree, empeora las cosas. La verdadera conexión ocurre cuando no se habla tanto”, afirma Love.

3) No busque a su media naranja

Clover aconseja no buscar el alma gemela sino alguien con quien se pueda vivir tranquilamente y con quien pueda acostarse ocasionalmente. Y hay investigaciones que comparten esta idea. Un amplio estudio realizado por la Universidad de Texas, conocido como PAIR Project, examinó a 168 parejas desde principios de los años ochenta para buscar las principales causas de divorcio. Encontró que aquellos que idealizan demasiado a su pareja y creen que solo hay una persona compatible con ellos en el mundo, corren el riesgo de separarse pronto o de quedarse solteros de por vida. 

4) No use tanto los aparatos tecnológicos

A pesar de que son indispensables en la vida diaria, varios estudios han señalado que usar desmedidamente los aparatos electrónicos afecta las relaciones. Clover cree que el problema es que capturan la atención de la persona y estropean los espacios para compartir. Por eso, recomienda apagar los aparatos temprano y no llevarlos a la cama. Así también la pareja evita caer en la tentación de tener un romance virtual. 

5) No duerman juntos

Dormir con la pareja implica despertarse mucho en la noche y esto “ quita la energía y promueve los problemas”, dice. Un estudio demostró que quienes duermen en la misma habitación pelean en promedio 167 veces por los ronquidos y el calor que genera la cercanía. Esto se remedia al dormir en cuartos independientes. Según Clover, hay que darse el gusto de reposar bien ocho horas. “Al siguiente día puede volver tranquilo al lecho marital”. 


6) No se preocupe por el sexo


Al contrario de lo que recomiendan muchas revistas para mujeres u hombres, no es bueno preguntarle a la pareja cuáles son sus fantasías sexuales porque puede llevarse una sorpresa. “No se preocupe mucho por las relaciones sexuales. El mal sexo es bueno a veces”, dice. Explica que lo ideal es que el encuentro amoroso sea espontáneo y no calculado, pues así se disfrutará más. “No espere que su pareja tenga múltiples orgasmos, son un mito”, concluye el autor. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×