Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/09/29 10:56

Los 9 factores que debe controlar para tener un corazón sano

La mejor manera de evitar la insuficiencia cardiaca es cuidar la salud cardiovascular en general. Si se controlan estos factores de riesgo, disminuye el 90% la probabilidad de un infarto, y, por consiguiente, de falla cardíaca.

Foto: Archivo Semana Foto: Foto: Archivo Semana

Los dos únicos factores que no se pueden controlar para evitar la insuficiencia cardíaca son el sexo y la edad.Se sabe que los hombres tienen mayor riesgo de sufrir de estaenfermedad que las mujeres y que la edad avanzada también aumenta lasprobabilidades. Esos dos aspectos son inmodificables. Pero la granmayoría de factores que predispone a esta condición hace parte delestilo de vida, lo cual significa que pueden ser corregidos. SegúnPatricio Lopez-Jaramillo, si se controlan estos nueve factores sedisminuye 90 % el riesgo de infarto y de accidente cerebro-vascular ypor lo tanto la falla cardíaca.

La genética también juega un papel, pero si se tiene un estilo de vidasaludable se puede retardar la aparición de todos estos problemascoronarios. Si una persona ha tenido un infarto, con más razón debetener en cuenta tomar el tratamiento farmacológico y controlar factoresde riesgo. “La solución esta en cada persona”, dice el cardiólogo EfraínGómez.

1. Hipertensión:
se puede detectar fácilmente, incluso en la propiacasa. Quienes resulten hipertensos deben controlar su presión arterialcon tratamiento farmacológico de por vida.

2. Tabaquismo: fumar afecta el corazón y las arterias debido alos químicos que se encuentran en el cigarrillo. Se ha concluido queesta actividad puede generar aterosclerosis, que es la acumulación deplaca en las arterias. Según un estudio del Ministerio de Salud, enColombia el 82 % de la población no fuma, pero aun así mueren más de21.000 personas al año por causas atribuibles al consumo de cigarrillo.  

3. Obesidad abdominal: la grasa que se acumula en la cintura deun individuo puede ser peligrosa porque interfiere en el funcionamientode los órganos que se encuentran en esa zona del cuerpo. Los expertosrecomiendan una medición menor de 90 centímentos en hombres y de 80centímetros en mujeres.

4. Depresión: Según la American Heart Association, la depresiónes dos a tres veces más común en personas que tienen insuficienciacardíaca. El 33 % de los que se infartan sufren depresión o estrés. Estopuede ser resultado de su ansiedad y preocupación por su salud. Esposible también que los síntomas de la depresión lleven a que lapersonas no se cuiden el corazón.

5.  Estrés: cuando un individuo sufre de estrés excesivo, lasalud se puede afectar. Aunque no se sabe exactamente cómo contribuye aempeorar la salud del corazón, se cree que fomenta comportamientosriesgosos como comer de más, y empeora los factores que predisponen a lahipertensión, los altos niveles de colesterol, el tabaquismo y elsedentarismo.

6. Diabetes: las personas que sufren esta enfermedad tienen másprobabilidades de tener niveles altos del colesterol malo o LDL  y bajosdel colesterol bueno, así como un perfil de triglicéridos alto,factores que producen la aterosclerosis. Si no se trata debidamente,este mal puede llevar a un infarto o un derrame.

7. Sedentarismo: hay evidencia irrefutable acerca de que la faltade actividad física deteriora la salud del corazón. En ese sentido,hacer cualquier tipo de ejercicio –como caminar– es un factor protector.

8. Sobrepeso y obesidad:
según la America Heart Association, cuandola persona tiene sobrepeso y obesidad, presenta más riesgo de tenercolesterol y triglicéridos altos, hipertensión y diabetes.

9. El colesterol: las personas con  niveles altos de colesterolmalo tienen más probabilidades de sufrir un infarto. Es importanteconocer estos niveles y recibir tratamiento indicado en caso denecesitarlo.
Dos factores protectores

Las personas se deben enfocar no sólo en los factores de riesgo, sino en los que protegen.  Estos son los tres más relevantes.

1.  La actividad física: Lo que se busca no es hacer ejercicioextenuante, sino moverse. Recientemente se encontró evidencia de que esnocivo para la salud que la gente pase mucho tiempo sentada. Por eso serecomienda hacer pausas activas cada hora. “Si al final del día ha dado10.000 pasos diarios, habrá logrado  impactar la salud del corazón”,dice Gómez.

2.  Frutas y verduras: no comerlas es un factor de riesgo, por lotanto incluirlas en la dieta diaria es importante para una buena saludcardiovascular.

3. Consumo moderado de alcohol: en países desarrollados una copade vino ha mostrado tener efectos protectores en el corazón. Sinembargo, en aquellos en vías de desarrollo, como Colombia, este factorpuede ser también un riesgo debido a que “la gente toma trago enexceso”, dice Patricio Lopez-Jaramillo


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.