Martes, 17 de enero de 2017

| 1990/11/12 00:00

COMO REDUCIR LA EXPOSICION A LAS RADIACIONES ELECTROMAGNETICAS

COMO REDUCIR LA EXPOSICION A LAS RADIACIONES ELECTROMAGNETICAS

* Aíre acondicionado:
No se siente a menos de un metro del aparato por largos períodos, incluso cuando sólo el ventilador esté en funcionamiento.

* Teléfonos celulares y portátiles, radioteléfonos:
A pesar de ser utilizados por períodos cortos, estos aparatos están en contacto directo con la cabeza y el cuerpo, e implican cierto riesgo. Por tanto, la recomendación es no utilizarlos innecesariamente.

* Avión:
Los rayos cósmicos (similares a los rayos X) chocan con la aeronave y crean radiaciones potencialmente peligrosas. El riesgo es mínimo para viajeros ocasionales, pero en el caso de pilotos, tripulaciones y viajeros habituales (que viajan más de una vez por mes) el riesgo puede ser mayor. Los expertos recomiendan que las mujeres embarazadas y, los niños pequeños no viajen en avión frecuentemente.

* Calentadores de ambiente:
Coloque las camas, especialmente las de los niños, por lo menos a un metro de distancia. Evite ubicarlas contra un muro donde, del otro lado, haya un aparato eléctrico.

* Cobijas eléctricas:
Reemplácela por un edredón o una cobija de lana. Utilice la cobija eléctrica para calentar la cama antes de acostarse.

* Relojes eléctricos o radio-relojes:
Coloque el reloj por lo menos a un metro de distancia de su cabeza, o use uno de pilas con cuadrante de cristales líquidos. Los relojes grandes son más peligrosos, pues generan campos electromagnéticos más potentes. Los relojes digitales son menos peligrosos.

* Rasuradoras eléctricas y secadores de pelo:
Estos aparatos tiene campos electromagnéticos fuertes; sin embargo, su peligro es relativo porque las exposiciones son cortas.Pero la única solución para minimizar los riesgos es volver a las rasuradoras manuales y a los marrones en frío .

* Lámparas fluorescentes:
En el caso de las lámparas de escritorio, la recomendación es cambiarlas por una de bulbos incandescentes. Las lámparas fluorescentes ubicadas en el techo están lo suficientemente lejos de su cuerpo para no presentar riesgo.

* Horno microondas:
Manténgase por lo menos a un metro de distancia mientras el aparato esté en funcionamiento. Verifique periódicamente el hermetismo de la puerta, para evitar fugas radiactivas.
* Neveras, lavadoras y secadoras:
Este tipo de electrodomésticos emana fuertes campos electromagnéticos de la parte trasera cuando están en funcionamiento, y en el caso de las neveras, por ejemplo, esto sucede la mayor parte del día. No coloque camas al otro lado de los muros contra los cuales están ubicados estos aparatos.

* Equipos de sonido e Impresoras láser:
Permanezca por lo menos a un metro de ellos.

* Televisores y terminales de video:
Estos aparatos crean campos electromagnéticos a su alrededor, no únicamente frente a las pantallas. Siéntese por lo menos a 50 cm de distancia y procure utilizar computadores en los que el teclado puede alejarse de la pantalla. No coloque camas al otro lado del muro contra el cual está ubicado el aparato.

* Rayos X:
El riesgo incluye todo tipo de radiografías, mamogramas, rayos X para dentistería o escáner. A pesar de que son indispensables para el diagnóstico, procure limitar las exposiciones a este tipo de rayos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.