Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/9/2016 9:12:00 PM

¿Cómo mejorar la comunicación entre médicos y pacientes?

Andrés Aljure, experto en comunicación y felicidad, hizo un sondeo en las redes sociales para saber qué querrían preguntarle las personas a sus médicos si tuvieran la oportunidad de mejorar ese lazo profesional.

Cada patología es un mundo en sí pero al mismo tiempo todas tienen algo en común y es que el pronóstico de cualquier problema de salud depende fundamentalmente de la relación y comunicación del médico con su paciente, de la disposición del galeno y de la actitud favorable que éste logre generar en su paciente.

Sin desconocer las limitaciones que enfrenta un médico y que dificultan las consultas actuales, con tiempos que oscilan alrededor de los 15 minutos, Andrés Aljure, experto  en comunicación y felicidad, hizo un sondeo en las redes sociales para saber qué querrían preguntarle las personas a sus médicos si tuvieran la oportunidad de mejorar ese lazo profesional. En tres horas ya tenía cerca de 100 post en su cuenta.

Recomendamos: Ineficiencia en hospitales le costó a Bogotá $30.000 millones

En las publicaciones había uno que decía, ‘yo soy el único amo y señor de mi cuerpo y si me van a poner una inyección o me van a dar pastilla quiero que me expliquen por qué y para qué’. Otros decían ‘Que me mire a los ojos’ y muchos hablaron sobre la importancia de la amabilidad con el paciente, y de considerar su vulnerabilidad, porque normalmente cuando se acude al médico existen muchos temores e incertidumbres”, relató Aljure

Esta experiencia, junto con otras fuentes y elementos del mundo de la comunicación y la felicidad, le sirvió para escribir 10 lineamientos que un médico puede tener en cuenta para que, con sus limitaciones de tiempo, recursos y alto volumen de pacientes a atender diariamente, pueda afianzar ese lazo profesional con su paciente. Eso influirá en la adherencia al tratamiento y en el pronóstico de la enfermedad.

Le puede interesar: Así serían los hospitales del futuro

Está demostrado que ser amable y dedicar un tiempo redunda en beneficios para ambos. Una investigación citada por el periodista norteamericano Malcolm Gladwell encontró que los médicos estadounidenses que no sufrían demandas legales por parte de sus pacientes dedicaban 18,3 minutos a la consulta mientras que los que sí las recibían dedicaban 15 minutos. “Adicionalmente, la investigación también mostró que los médicos que no sufrieron demandas manejaban una comunicación respetuosa y considerada en comparación con los que sí las tuvieron”, dice Aljure.

Sugerimos: Los hospitales colombianos se rajan en usar los sistemas digitales

Esto es lo que cada especialista, con base en su criterio médico y las circunstancias, puede tener en cuenta:

  1. Sea empático: Vea a la persona en frente suyo como un paciente y no como un número más. “Cada persona tiene un mundo y una circunstancia propias, así como temores. Aunque no puede solucionarle todo, es imprescindible contemplar que en frente tiene un paciente lleno de inquietudes y vulnerabilidad. Cuando sea posible apóyese en un asistente que, por ejemplo, tome la tensión, el peso, datos básicos y libere así tiempo. Si no se puede, considere la tecnología como apoyo para gestionar citas, contactos e información relacionada con la consulta y el seguimiento.
  2. Más sensibilidad: El paciente es vulnerable cuando está frente al médico y como dice Aljure “esto limita su capacidad comunicativa e interpretativa. Por eso es importante que el médico se muestre asequible. Lo que diga y cómo lo diga impacta su autoestima. La idea no es darle falsas expectativas pero sí elementos positivos acordes con las circunstancias para que dé manejo a la enfermedad
  3. Ojo con la amabilidad: “Recíbale y atiéndale amablemente. Mírele a los ojos, dele la mano. Contemple frases como ‘En qué le puedo ayudar’, ‘Por favor continúe, cuénteme más detalles’”, dice Aljure. Así, explica el experto, el paciente tendrá una mejor actitud frente a la situación y recepción de las recomendaciones que el médico le hace.
  4. Ojos abiertos, oídos despiertos: Cuando el paciente le pregunta a su médico por cualquier cosa relacionada con su padecimiento, este debe contestar con coherencia. Por eso es importante mirarle y escucharle atentamente. “Adopte frases como ‘¿Cómo se siente con lo que me describe?’ o ‘entiendo su inquietud, permítame ofrecerle más información…”, señala Aljure.
  5. Reconozca sus sentimientos: Una de las estrategias más efectivas para lograr la empatía es reconocer los sentimientos que pueden estar embargando a su paciente y responder a ellos. Por eso aquí funcionan frases como ‘¿Cuénteme qué le preocupa?’ o ‘¿Hay alguna razón por lo que crea que le está pasando esto?’.
  6. Sea guardián de la salud: Para esto, según Aljure, es determinante mostrar compromiso y solidaridad para apoyarlo en su rol de paciente. “Para que él lo sienta involucrado en ese trabajo es bueno tener en cuenta frases como: ‘Voy a examinarle y luego con gusto atenderé sus preguntas’ o ‘Trabajaremos juntos para que se sienta mejor’”, explica el experto.
  7. Claridad: La información que se le da al paciente debe ser ante todo clara y apropiada: causas, procedimientos/medicamentos, efectos, beneficios, opciones…Los pacientes tienen derecho a saber para qué sirve un medicamento y por qué este es mejor que “el otro”. Si no tiene tiempo, indíquele bibliografía adecuada o páginas web que pueda consultar para conocer más de su dolencia.
  8. Brinde apoyo: ayude en la correcta interpretación de su situación, su sentir y a encontrar propósito en la situación. “Piense en frases como: ‘¿Qué tan importante es para usted esta situación?’, ‘¿Puede interpretar esta circunstancia como una señal para cambiar?’, ‘¿Qué cree que podría cambiar o hacer diferente?’, ‘¿En qué cree que le ayudaría ese cambio?’.
  9. ¡Es posible!: Ofrezca perspectivas positivas de lo que puede hacer, sin generar falsas expectativas. Por muy baja que sea la probabilidad, dé esperanza dentro de las posibilidades de actuación.
  10. Ética: no solo muéstrese ético. Séalo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.