Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1994/04/25 00:00

CONGRESO DE ESPIRITISTAS

En esta Semana Santa se reuniran en Bogotá espiritistas y médiums de todo el continente.

CONGRESO DE ESPIRITISTAS

A PARTIR DEL 31 DE MARZO Y HASTA el 2 de abril, Bogotá será sede del ; V Congreso Espiritista Colombiano que reunirá a especialistas y conferencistas de todo el continente. Se trata de poner a la vieja doctrina en sintonía con el mundo actual. De ahí que uno de los temas que se analizarán será el uso de medios electrónicos en el registro de las manifestaciones de los espíritus. Se trata de la llamada transcomunicación instrumental, que intenta demostrar, de manera científica, la existencia de la vida después de la muerte. Televisores, computadores, grabadoras y otros aparatos electrónicos serán ahora el vehículo de comunicación entre médiums y espíritus, lo que significa dejar de lado la famosa tabla ouija, los golpes y otros sistemas primitivos que se venían, utilizando.
El organizador de este excepcional congreso es el médico Fabio Villarraga, Presidente de la Federación Espiritista de Cundinamarca, quien explica que aunque todo el mundo puede asistir a las conferencias, a la hora de invocar espíritus estas sesiones se realizan exclusivamente entre los entendidos en el tema. Según Villarraga, en una sesión espiritista participan siete personas, entre las cuales hay dos médiums -uno parlante y uno vidente-, que son los receptores y transmisores de los mensajes de los espíritus, y un director, que asume la tarea de adoctrinamiento de los espíritus. Esto obedece, según Villarraga, en casos de muerte por accidente o suicidio "en los que el espíritu no se da cuenta del estado en que está (similar al caso mostrado en la película Ghost). Entonces se le orienta a la oración y a que genere vibraciones para un mejoramiento en el plano espiritual". Pero esta relación con los espíritus es de doble vía: "Ellos también ayudan a incentivar cambios dentro de nosotros e impulsar el mejoramiento".
Esta reunión mediumnica -explica Villarraga- consta de varios pasos: una lectura y un análisis de un fragmento de El libro de los mediums, y una oración para solicitar la protección del plano espiritual superior para que la sesión se desarrolle de manera favorable. "Creados los Campos 'fluídicos' se dan las manifestaciones. Esto puede durar una hora o más. Después de este proceso, los espíritus se retiran y los integrantes oran para agradecer. Una vez llevada acabo la sesión, los integrantes elaboran un análisis y una reflexión de los casos que se presentaron. La finalidad de estas sesiones es comprobar la supervivencia del espíritu y la inmortalidad del alma, a la vez que se reciben los conocimientos que aportan los espíritus", explica Villarraga.
Los espiritistas no sólo han venido innovando sus medios de comunicación sino que además tratan de mostrar que pueden brindar ayuda a las personas en casos de alcoholismo, drogadicción y enfermedades terminales como el sida. "Se pretende ayudar a comprender la inmortalidad del espíritu y aprender a ver las enfermedades como experiencias diferentes de la vida, en un marco más general de evolución", dice Villarraga.
Aunque el espiritismo como doctrina moderna nació a mediados del siglo pasado en Estados Unidos, su aparición en Colombia como ciencia experimental, se remonta a 1910, año en el que el doctor Luis Zea Uribe -autor del libro Mirando al misterio -inició las investigaciones en este campo, con la colaboración de un grupo de familiares y, especialmente, de su esposa, quien participaba como médium bajo el nombre de Celina. Pero el doctor Zea no se limitó a la práctica sino que indagó los fundamentos del llamado espiritualismo moderno, movimiento desarrollado en Norteamérica a partir de comunicaciones logradas por las hermanas Fox, en una aldea cercana a Nueva York, precisamente un 31 de marzo. Lo que realmente marcó el nacimiento oficial del espiritismo fue la publicación de El libro de los espíritus, del francés Hipólito León Denizard Rivail, más conocido como Allan Kardec, quien conformó la llamada doctrina espiritista.
A partir de las investigaciones de Zea y el estudio de la obra de Kardec, se creó en 1971 el primer movimiento espiritista organizado legalmente en Colombia, bajo el nombre de Consejo Espírita de Relaciones Colombiano (Cercol) que en 1988 se convirtió en la Confederación Espiritista Colombiana (Confecol). Aunque no existe un censo sobre el número de miembros, cabe señalar que semanalmente cerca de un centenar de personas acude a las charlas que se realizan en el Centro Espíritista Senderos de la Esperanza en Bogotá.
Para los estudiosos del tema, "el espiritismo es ciencia y la brujería pura ficción ", dice Colombia de Martínez, una de las organizadoras del congreso en el que, aparte de los entendidos en la materia, no faltarán los curiosos que, atraídos por el tema, busquen fantasmas en los recintos de las conferencias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.