Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/26/2012 12:00:00 AM

Conozca al único hombre que tenía sida y se curó

Tim Brown, a quien se le detectó el virus del VIH en 1995, se curó tras recibir un trasplante de médula ósea de una persona inmune al virus.

"Estoy delante de ustedes como el único paciente que puede declarar que ha logrado erradicar completamente el VIH de su organismo", declaró Timothy Brown en el marco de la XIX Conferencia Mundial sobre el Sida, que se celebra en Washington.

Este hombre, de 47 años, contrajo el virus en 1995 cuando era un estudiante universitario en Berlín, Alemania. "Mi reacción fue la misma de todos los que éramos diagnosticados en aquel momento: me aterroricé", relata en su página web. En esa época tener SIDA equivalía a estar desahuciado.

Los médicos le pronosticaron dos años de vida pero sobrevivió más de una década gracias al cóctel de fármacos antirretrovirales que tomaba a diario.

En 2006 volvió a estar al borde de la muerte pues le detectaron leucemia. Era necesario realizarle un trasplante de médula. Entonces, el hematólogo que lo trató, Gero Huetter, tuvo una idea brillante: seleccionó de entre los 67 donantes compatibles al único que tenía una mutación particular en sus genes.

Las nuevas células que recibió Tim no tenían el receptor CCR5, que es la puerta de entrada del virus al cuerpo. De esta forma, el VIH no tuvo como reproducirse en su organismo.

El sida se había ido pero el cáncer persistía. La leucemia regresó a su cuerpo, así que Tim se sometió a un segundo trasplante con células madre del mismo donante.

La recuperación de esta segunda operación fue dolorosa y le dejó secuelas neurológicas pero al final los especialistas diagnosticaron que ya no tenía rastros de sida ni tampoco de leucemia.

El premio Nobel de Medicina por el descubrimiento del VIH y la presidenta de la Sociedad Internacional del Sida, Françoise Barré-Sinoussi, dijo que "en otras palabras, está curado”.

Los especialistas lo conocen como "el paciente de Berlín" y su caso abre las puertas ante una eventual cura contra el virus que afecta a 34 millones de personas en el mundo.

Sin embargo, el trasplante de células madre no es viable como tratamiento generalizado para pacientes con VIH, ya que a menudo es muy difícil encontrar un donante compatible y es mucho más difícil encontrar a alguien que también lleve el gen del VIH resistente. Las personas con esta mutación son raras, apenas el 1% de la población del norte de Europa.

Además, el trasplante de médula ósea puede ser fatal en uno de cada cinco pacientes.

No obstante, el caso de Tim demuestra que curar el sida sí es posible y les da a los científicos una pista valiosa para seguir.

Otros estudios que también se muestran optimistas con la posibilidad de hallar una cura para el sida son los de los llamados "controladores de elite": personas que a pesar de haber tenido contacto con el virus, no se infectaron.

Por lo pronto Tim está dispuesto a convertirse en el conejillo de indias para los científicos con tal de que hallen una salida para esta pandemia. "Yo no quiero ser la única persona en el mundo curado de VIH. Quiero una cura para todos" le dijo al diario The Washington Post.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.