Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2013 1:00:00 AM

Qué hacer con el guayabo

Un científico británico propone una bebida que no produzca resaca. Mientras llega, estos son algunos consejos clásicos contra ese síndrome ahora que comienzan las fiestas.

Con el mes de diciembre llegan las ricas celebraciones, las comidas, los brindis… y el guayabo. Con nauseas, mal de estómago, dolor de cabeza y resequedad en la boca, el guayabo, cruda, resaca o ratón es un síndrome tan molesto que durante mucho tiempo los científicos han tratado de descubrir una manera rápida de combatirlo.

Cuando una persona consume alcohol en pocas cantidades, este no resulta tóxico. Incluso hay varios estudios científicos que consideran saludable consumirlo moderadamente. Solo cuando se toma en exceso, más de lo que el hígado puede metabolizar, se disminuye el autocontrol y la borrachera afecta gradualmente las funciones cerebrales.

También dispara la presión sanguínea y la producción de ácido gástrico, lo cual genera irritación e inflamación en las paredes del estómago. Ante la falta de remedios para detener estos efectos, los expertos siempre han concluido que la forma más efectiva para evitar estos síntomas es abstenerse o consumir apenas una o dos copas.

Recientemente, sin embargo, David Nutt, profesor de neurofarmacología del Imperial College London y exasesor de temas de salud del gobierno británico, descubrió los cinco componentes que producen el efecto placentero de relajación en el cerebro, un hallazgo que podría eventualmente acabar con el guayabo pues podría prepararse una bebida igual de estimulante, pero sin los efectos negativos secundarios como el guayabo y la adicción.

“Este podría prepararse como un coctel de varios sabores. Sería el equivalente al cigarrillo electrónico, pero lo más importante es hacerlo igual de sabroso y atractivo”, señaló el experto en un artículo que escribió para el diario The Guardian.

A partir de la misma solución química podrían producirse medicamentos que funcionen como antídoto. Aunque la idea está en su fase experimental, Nutt afirma que lo único que necesita es el apoyo de la industria licorera, que deberá ver este producto como una alternativa y no como una amenaza. Algo similar a lo que están haciendo hoy las tabaqueras, que en un comienzo se opusieron a los cigarrillos electrónicos pero ahora los fabrican.

Mientras esto sucede, los bebedores están supeditados a remedios caseros o a tomar ciertas precauciones. Una de ellas es comer algo antes de tomar, pues tener el estómago lleno ayuda a retardar los efectos embriagantes del licor. 

“También es muy útil comer frutos secos durante la rumba porque estos tienen nutrientes y ácidos grasos esenciales para contrarrestar la acción del licor”, señaló a SEMANA Alicia Cleves, nutricionista del Centro de Nutrición y Medicina Integral (Cinumed), en Bogotá. Por otro lado, ingerir al mismo tiempo entre cuatro y seis vasos de agua disminuye la velocidad con la que el organismo absorbe el etanol y acelera su eliminación por medio de la orina.

La misma regla aplica para después de la fiesta. Si se toma un litro de agua antes de dormir, el guayabo de la mañana siguiente no será tan grave. Así mismo, es importante evitar mezclar bebidas azucaradas o energizantes con el trago, pues cada bebida alcohólica tiene un proceso de fermentación y sustancias diferentes, por lo cual la resaca puede resultar peor de lo normal y la recuperación más lenta. “Los cocteles hacen que la gente se emborrache más fácil que con el trago puro”, asegura Cleves.

Comer dulces o frutas después de la borrachera puede ayudar bastante, pues este tipo de alimentos restauran la glucosa en la sangre y recuperan el glucógeno del hígado, los grandes responsables de la resaca. Un caldo también sienta muy bien porque hidrata el cuerpo y restablece el equilibrio de los líquidos y electrolitos en el organismo.

Un mito creado es que el guayabo desaparece si se ingiere más alcohol, pero esto aplica solo para los que son alcohólicos y necesitan reducir el malestar de la abstinencia. Después de haber descansado un tiempo considerable, puede ser muy útil salir a trotar o practicar yoga porque el oxígeno de las células aumenta y el metabolismo se acelera. Y mientras tanto, ¡salud!
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.