Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/15/1996 12:00:00 AM

CONTRA EL ESTRES

LOS CLIENTES DE LOS BARES LONDINENSES COMBATEN EL ESTRES ORINANDO SOBRE IMAGENES DE PERSONAJES CONTROVERTIDOS.

La Tltima tendencia en los bares de Londres es colocar pantallas de televisión en los baños. La intención de los dueños de los pubs, sin embargo, no es que sus clientes vean los programas en ese lugar. Las pantallas están dispuestas al frente de los sanitarios para que los clientes de los bares puedan orinar al mismo momento en que pasan imágenes de figuras políticas y estrellas de cine. Desde hace un año el bar Ministry of Sin ha ofrecido ese servicio con bastante éxito, ya que los parroquianos han encontrado bastante placentero orinar prácticamente en la cara de personajes que no les satisfacen. Las imágenes están colocadas estratégicamente y lo único que tienen que hacer las personas es solicitar el personaje al mesero y éste se encarga de colocar el casete con el video.Uno de los videos que más solicitan es el de Will Carling, capitán del equipo inglés de rugby, quien compite casi siempre con Saddam Hussein. Le siguen en popularidad Bill Clinton, Margaret Thatcher y Hugh Grant. "Tuve la idea en el baño", dice Michael Wilson, propietario del lugar, quien está adelantando todas las gestiones para patentar este invento al que ha denominado como Wctv.Lo interesante es que la idea ha resultado ser una excelente terapia para canalizar la energía negativa frente a personajes que por cualquier motivo son molestos para el público. "De esta manera la gente le dice en la cara todo lo que piensa sobre el personaje", concluyó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?