Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2009/10/10 00:00

…Corazón contento

Alimentarse mal puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Una dieta baja en grasas insaturadas es la clave para gozar de una buena salud cardíaca.

…Corazón contento

Cada día crece en el mundo la preocupación por el aumento de muertes por afecciones cardíacas. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), este tipo de enfermedades constituye la primera causa de muerte en el planeta, con cerca de 17 millones de víctimas al año. La entidad advierte que la cifra podría aumentar hasta 24 millones para 2030 si no se adoptan medidas preventivas. SEMANA consultó algunos expertos en nutrición para conocer qué tipo de alimentos contribuyen a reducir los riesgos de sufrir enfermedades cardíacas.

Entre los más recomendados por la mayoría de nutricionistas está el aguacate. Debido a su contenido de grasas monoinsaturadas, esta fruta disminuye la concentración de colesterol malo en el organismo. Aunque los expertos dicen que se puede comer esta fruta a diario, en el caso de las personas obesas es recomendable moderar su consumo. Como explica Martha Díaz Perilla, de la Asociación Colombiana de Dietistas y Nutricionistas, el colesterol está compuesto por varias fracciones dependiendo del nivel de densidad de lipoproteínas. En este sentido, existen las fracciones de baja densidad (LDL), conocido como colesterol 'malo', caracterizado por formar placas que pueden bloquear las arterias. El otro es el colesterol de alta densidad (HDL), conocido como colesterol 'bueno', que contribuye a eliminar la concentración de grasas en el organismo producidas por el LDL.

La avena también reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. Según Yadira Cortés, directora del pregrado de nutrición de la Universidad Javeriana y secretaria ejecutiva de la Asociación Colombiana de Nutrición, este producto es una gran fuente de fibras solubles que disminuyen la absorción de colesterol en el nivel intestinal y mantienen las arterias libres de grasa. Lo ideal es consumirla en hojuelas para acompañar el cereal o las frutas en el desayuno.

La soya también entra en la lista de los alimentos amigos del corazón por su bajo contenido de grasas saturadas, que reduce los niveles de colesterol malo. Además, la soya contiene fibra que le da a la sangre una consistencia fluida, esencial para mejorar la circulación. Aun así, en el caso de productos procesados, como la leche o las salsas a base de soya, se recomienda fijarse en la cantidad de sal que contienen y moderar su consumo, para no elevar la tensión arterial.

También es recomendable usar aceite de oliva, ya que comparte propiedades muy parecidas a las del aguacate, lo cual es clave para evitar el infarto. Los expertos aconsejan usarlo como un aditivo en ensaladas y no como sustituto del aceite de cocina para preparar frituras, ya que al someterlo a temperaturas muy altas no sólo pierde su sabor, sino también se alteran sus propiedades.

En cuanto a los alimentos de origen animal, el ideal es el salmón por su alto contenido de Omega 3. Esta sustancia reduce los niveles de triglicéridos y de esta forma evita la obstrucción del paso de la sangre. Los que saben aconsejan consumirlo con todo y piel, pues allí es donde se encuentra la mayor cantidad de la sustancia. El salmón se puede sustituir por otros de los llamados peces azules, como el atún, que proporcionan los mismos beneficios.

Los expertos coinciden en que, además de estos alimentos, es necesario incluir como mínimo cinco frutas o verduras en el menú. Así mismo, Díaz recomienda que en el caso de las personas adultas es preferible evitar consumir leches enteras y optar por productos descremados o bajos en grasa. Para Cortés, lo importante con este tipo de dietas es que estén acompañadas de hábitos saludables como realizar ejercicio diario, y evitar el consumo de cigarrillo y alcohol.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.