Domingo, 22 de enero de 2017

| 1999/07/26 00:00

CUIDADO CON EL SOL

El melanoma afecta a un número dos veces mayor de norteamericanos que hace 20 años. <BR>¿Cómo protegerse de este mortífero cáncer de la piel?

CUIDADO CON EL SOL


El sol de verano calienta la arena y conforta el alma, pero esos rayos también pueden perjudicar al cuerpo,
como bien lo recuerda Kathleen Black. Pocas semanas antes de cumplir 35 años el médico le confirmó a
Kathleen que la curiosa mancha del diámetro del borrador de un lápiz que había aparecido en la espinilla de su
pierna izquierda era una variedad mortal de cáncer de la piel llamada melanoma maligno.En Estados Unidos
la incidencia del melanoma está aumentando más rápidamente que la de otras formas de cáncer. Solo este año
se calcula que 40.000 personas serán diagnosticadas con él y 7.300 podrían morir de esa enfermedad. "El
aumento es absolutamente apabullante", dice el doctor Martin Weinstock, de la Sociedad Norteamericana
de Lucha Contra el Cáncer (ACS).Pero también existen aspectos positivos: el melanoma da un período de
gracia extenso a sus víctimas y si se lo detecta temprano, es decir antes de que se haya enterrado bajo la
piel, es casi totalmente curable. Los melanocitos, las células de pigmentación de la piel, juegan un papel
benéfico. Le dan a la piel su coloración y cuando las estimula el sol producen pigmento adicional (la
melanina) para oscurecer la piel y protegerla. Los melanocitos a veces se agrupan y forman lunares. La
mayoría de esos lunares es inocua. Pero en algunas personas la radiación ultravioleta dispara
descontroladamente la reproducción de los melanocitos y los vuelve cancerosos. Eso ocurre por igual en
lunares viejos o en lesiones nuevas. Por lo general ninguna de estas dos variedades es fatal. "El asesino es
el melanoma", dice el doctor John DiGiovanna, dermatólogo de la escuela de medicina de la Universidad de
Brown. Los melanomas representan sólo el 4 por ciento de los casos de cáncer en la piel pero causan seis
de cada siete muertes por cáncer en la piel.Nadie es inmune al melanoma pero las personas con mayor
riesgo son las de piel blanca y ojos y cabello claros. Otros factores son la presencia de lunares, una historia
familiar con casos de melanoma y fuertes quemaduras de sol durante los primeros 15 años de vida. La mejor
arma contra esta enfermedad es la detección temprana. No hay que confiarse demasiado en los médicos
generales ya que la mayoría tiene muy poco entrenamiento en materia de cáncer de la piel. Lo mejor es
examinarse a sí mismo regularmente con ayuda de las siguientes preguntas: ¿Es asimétrico el lunar? ¿Los
bordes se ven como rasgados o son muy desiguales? ¿El lunar es de más de un color? ¿Es el diámetro mayor
de seis milímetros? Mire si se presenta inflamación o sangrado. Revise cada centímetro de su cuerpo desde
el cuero cabelludo hasta la piel entre los dedos de los pies. Los hombres tienden a desarrollar melanoma en
el tronco y las mujeres tienden a tenerlo en las piernas.Si detecta un síntoma sospechoso lo prioritario es
acudir al médico. Un factor clave en el pronóstico es el grado de penetración de la piel. Cuando ha alcanzado
una profundidad de tres cuartos de milímetro o menos las oportunidades favorables suman más del 95 por
ciento. Más allá de cuatro milímetros de penetración las probabilidades de desenlace favorable caen a menos
de 50 por ciento.Si una persona ha tenido que efectuar una biopsia a un lunar es conveniente que el resultado
sea leído por un dermopatólogo. "Personas con menor especialización y entrenamiento pueden cometer
errores", dice el doctor Darell Rigel. Ante la duda es siempre mejor una segunda opinión.El melanoma
también se puede prevenir. Lo primero es utilizar un protector solar que tenga mínimo un factor de protección
de 15. El doctor Mark Pittelkow, de la Clínica Mayo, recomienda usar nuevos productos que contienen zinc y
avobenzona. Hay que tener mucho cuidado con los niños. La semana pasada la Sociedad
Norteamericana de Lucha Contra el Cáncer reportó que el 72 por ciento de los jóvenes entre los 11 y los 18
años que fueron encuestados sufrieron quemaduras solares durante el verano pasado y solo la tercera
parte de ellos estaba utilizando protector solar en ese momento. La Administración Federal de Alimentos y
Drogas (FDA) ordenó el mes pasado que se eliminara el nombre de 'bloqueador solar' a los productos
ofrecidos en el comercio porque ninguno de ellos brinda protección absoluta. Se deben utilizar
generosamente y aplicarse reiteradamente. Es conveniente botar los frascos que tengan más de tres años
de antigüedad y procurar evitar exponerse directamente al sol entre las 10 de la mañana y las cuatro de la
tarde. El futuro de la lucha contra el melanoma parece reconfortante para todos. Se esperan mejorías en el
corto plazo. Los nuevos procedimientos de obtención de imágenes digitales permiten tomar fotografías
ampliadas llamadas 'melanogramas', con las cuales los médicos pueden examinar en detalle una lesión y
hacerle un seguimiento en el tiempo. Los computadores podrán 'leer' pronto los lunares y colaborar en los
diagnósticos. Se habla del desarrollo de un test genético. Actualmente se utilizan drogas derivadas de
químicos obtenidos del propio cuerpo humano para impulsar el sistema inmunológico a que ataque el
melanoma avanzado. También se están probando vacunas terapéuticas. "Desde hace 15 años hasta la fecha
hemos realizado progresos muy significativos", afirma el doctor DiGiovanna.Los funcionarios de salud están
lanzando campañas de concientización acerca del cáncer de la piel este verano que comienza y esperan
que el aumento de la vigilancia y los nuevos hallazgos científicos permitan desterrar del todo al
melanoma. Las historias positivas comienzan como la de Kathleen Black, cuyo cáncer resultó ser
incipiente. "Me siento como si hubiera esquivado un balazo", dice. Ahora el turno es para los demás
veraneantes de temporada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.