Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1996/08/12 00:00

CUPIDO CIBERNETICO

En cuestión de segundos los solteros del mundo encuentran su media naranja a través de Internet... Y muchos las prefieren colombianas...

CUPIDO CIBERNETICO

Al final de milenio quien quiera encontrar pareja tiene a su disposición todo el ancho y vasto mundo. Ese es al menos el panorama que presentan las agencias matrimoniales que decidieron entrar al universo de la World Wide Web. Si hasta el momento los clubes de amigos han demostrado su eficacia para unir a aquellos corazones solitarios que no habían tenido éxito conquistando por los métodos tradicionales, siempre se enfrentaban al obstáculo del tiempo y el espacio. Una vez inscritos, los candidatos no sólo debían esperar meses para recibir las revistas con las fotos y datos de los solteros sino tener paciencia mientras sus misivas hacían el viaje de ida con sus románticos mensajes y de vuelta con las respuestas de la pareja de sus sueños. Pero en la era cibernética Cupido puede unir a dos almas que se encuentran en polos opuestos del mundo en cuestión de minutos. Desde cuando las agencias especializadas entraron en la onda de Internet los flechazos se dan a una velocidad de miles de bytes por segundo. La rapidez con que se hace el contacto es lo que más entusiasma a los usuarios. Si antes el interesado tardaba un par de meses en recibir el catálogo, después de escribir a la agencia, ese mismo proceso se hace hoy en tan sólo unos minutos. Basta con afiliarse para que la agencia le asigne un código secreto con el cual tener acceso directo e inmediato a la información. Según Jim Heinrich, presidente de Latin Life Mates, una agencia matrimonial con sede en Miami que tiene una página en Internet, la mayoría de los clientes dice haber logrado más contratos en siete días que en siete años con los métodos antiguos. Pero eso no es todo. Básicamente lo que hace Internet es ampliar en forma descomunal el abanico de posibles solteros para elegir. Los expertos calculan que hay cerca de 50 millones de personas que a diario navegan en la red, lo que significa que un solo aviso en la World Wide Web puede llegar a más gente de lo que alguien ha podido imaginar con los tradicionales medios de comunicación. Y si lo que se busca es pareja, el mundo entero está a su disposición. Jim Heinrich dice: "Desde que establecimos la página hemos tenido numerosas visitas de hombres desde Japón, Alemania, Arabia Saudita, Inglaterra". Y agrega: "Otra ventaja es que el público de Internet es más sofisticado y ofrece una mayor garantía a los afiliados". Lo curioso es que, a pesar de tener a disposición la más alta tecnología, conquistar pareja sigue siendo una gestión chapada a la antigua. La mayoría de los anuncios en el ciberespacio están dirigidos a galanes que buscan a sus damas, y por lo general hay 15 mujeres por cada hombre. También hay que anotar que la interrelación no es tan impersonal como podría pensarse. Algunas agencias, además de dar el listado de nombres y direcciones, ofrecen consejos sobre, por ejemplo, cómo enviar besos en línea o cómo mandar un hermoso ramo de tulipanes virtuales. Pero además ofrecen un servicio llamado Cyrano de Bergerac, mediante el cual una persona tímida o sin imaginación puede recibir asesoría para conquistar con una romántica misiva a su interlocutor o interlocutora en la red.
Colombian connection
Los cupidos que promocionan el amor vía modem están esparcidos por todo el mundo. La mayoría de las agencias ofrece catálogos de solteras de numerosas naciones; sin embargo otras prefieren especializarse en promover las virtudes de las mujeres de determinados países, como las rusas o las colombianas. Según Heinrich, la fama de las colombianas como excelentes esposas obedece al machismo. "Cansadas del prototipo de macho en el que no encuentran valores como la lealtad y la fidelidad, ellas están dispuestas a dedicarse a un hombre que las quiera y las respete". El anuncio en la página de la agencia matrimonial señala que las colombianas "son honestas, genuinas, dedicadas y están ansiosas de amor y afecto... La mayoría no va a bares a buscar hombres ni fuma", agrega el anuncio. En seis años, 300 estadounidenses han contraído matrimonio con colombianas a través de la agencia. Pero ahora, con Internet, ese número va a incrementarse. "Desde hace seis meses están llegando inscripciones de Portugal y España", dice Irma Troia, representante de la agencia en Colombia. "Todos tienen en común que quieren casarse con una colombiana". Patrick San Dermo, un ejecutivo de 41 años que reside en Portugal, es uno de los muchos solteros que ha tomado un avión hacia Colombia después de visitar la página de una agencia matrimonial en la red. "Es mucho mejor este sistema porque no hay necesidad de enviar muchas cartas. Es interesante saber que en una semana puedo encontrar a mi pareja ideal", afirma. El cambio que las agencias matrimoniales han sufrido por cuenta de la tecnología no sólo se nota en la variada nacionalidad de los interesados sino en el aumento de las ofertas. "Algunos llegan a Colombia sin haber escrito una sola carta", dice Irma Troia, quien explica que "entonces se someten a entrevistas diarias con las jóvenes que más se adaptan a su personalidad y gustos". Los directivos de estas empresas calculan que el 85 por ciento de los extranjeros afiliados regresa a su país con una prometida en el corazón y 75 por ciento contrae matrimonio en cuestión de seis meses o un año. Al parecer quedó atrás la época en la cual hombres y mujeres encontraban a su media naranja en eventos sociales y reuniones familiares. Ahora su alma gemela podría estar al otro extremo del planeta, pero disponible en la pantalla de su computador.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.