Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/2/1998 12:00:00 AM

DE IGUAL A IGUAL

Cuando apareció el cordero Dolly, el primer animal clonado en la historia, muchos reaccionaron horrorizados. Nueve meses después el mundo se pregunta ¿y por qué no?

se imagina un mundo donde en lugar de un solo Pablo Escobar existieran 100?, ¿o donde se pudieran encargar decenas de copias de Amparo Grisales?, ¿o en el cual existieran un millar de talentos literarios como Gabo? Para muchos es una posibilidad remota pero todo indica que ese panorama está mucho más cerca de lo que se piensa. Jugando a Dios, los científicos están al borde de abrir la caja biológica de Pandora. El gobierno estadounidense anunció recientemente su financiación a investigaciones para la clonación de monos, cuya técnica no es muy diferente a la de clonación de humanos. Dos becas fueron otorgadas al doctor Donald Wolf, un científico del Centro de Investigaciones de Oregón (Oregon Regional Primate Research Center). El próximo mes de enero Wolf empezará las investigaciones usando monos macacos de la India, los cuales son utilizados en experimentos médicos. Wolf, junto con un grupo de cinco personas, ya ha logrado crear la tecnología para producir monos genéticamente. El pasado mes de marzo el centro de Oregón anunció el nacimiento de dos monos genéticos, la hembra Netti y el macho Ditto, fruto de un proceso llamado 'traslado nuclear de embrión'. Primero crearon embriones fertilizados por óvulos de un primer mono, después separaron las células de cada embrión y las juntaron con cromosomas de ADN de óvulos de un segundo mono. Finalmente los nuevos embriones fueron transferidos a unas madres micas portadoras. Al contrario de Dolly, el famoso cordero británico que nació de una célula de la glándula mamaria de ella misma, Netti y Ditto no fueron clonados exactamente debido a que nacieron de embriones diferentes, por lo cual son hermano y hermana. El gran avance con estos dos monos es que Wolf podrá estudiarlos como clonación para ser aplicada a enfermedades y tratamientos de los humanos. Los resultados también podrán ser usados en el estudio sobre cómo el cuerpo desarrolla la inmunidad contra el virus del sida o el mal de Alzheimer y posiblemente se logrará elaborar una vacuna, como las que se aplican hoy para evitar otras enfermedades.
Como dos gotas
La clonación es el proceso en el que se deposita una célula de una persona viviente en la célula de un óvulo cuyos materiales genéticos han sido retirados. El material genético de la célula adulta dirige la evolución del nuevo embrión y después la del feto y del mellizo idéntico de la persona que produjo la célula inicial. Por la razón anterior sería difícil establecer si, en caso de que Michael Jordan se sometiera a un proceso de clonación, el resultado sería hijo del basquetbolista o de sus padres.Los centros de esterilidad que habían dicho que nunca clonarían ahora lo están considerando y experimentan con óvulos nucleados que dan lugar a individuos genéticamente idénticos, lo cual es la base para la clonación humana. Quienes están de acuerdo con la clonación piensan que este procedimiento no es peor que la fertilización in vitro, los embriones de esperma o los óvulos de los donadores hechos 'por medida'. Tampoco creen que sea una práctica menos ética que la de muchas mujeres que congelan sus óvulos cuando son jóvenes para posteriormente tener hijos, o a las parejas que preseleccionan un embrión que no tenga enfermedades genéticas o con rasgos genéticos particulares. Aunque en un comienzo los científicos aseguraron que no había interés en utilizar la tecnología desarrollada para clonar humanos, ha habido un gran cambio de actitud. Existen varias razones por las cuales hoy el público está interesándose más y más en la clonación de humanos. Un familiar que es diagnosticado con cáncer podría ser clonado para usar las partes que se necesitan con el fin de salvarle la vida. Una mujer que quiere tener un hijo pero es estéril también considerará clonarse. La comisión de ética del presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, ha recomendado prohibir completamente la clonación de humanos. La decisión fue basada en el hecho de que los niños clonados se convertirían en objetos y cesarían de ser individuos apreciados. Irónicamente, hasta el momento sólo en el estado de California se pasó la ley que prohíbe la clonación. En etapa de aceptaciónSolo han pasado nueves meses desde que el mundo vio al cordero Dolly. Sus creadores, Keith Campbell, del Instituto de Terapéuticos PPL en Roslin, Escocia, y el doctor Ian Wilmut, del Instituto Roslin en Edimburgo, Escocia, lo veían imposible. Les tomó una beca de 500.000 dólares y 227 intentos, de los cuales no se sabe cuántos corderos nacieron deformados. El gobierno británico ha cancelado la beca a los doctores Campbell y Wilmut pero compañías privadas han proporcionado el dinero para seguir con los experimentos.De la misma manera con que se desató la noticia de la inseminación artificial o la congelación de embriones humanos, la ciudadanía ha pasado por un típico proceso de reacción. Primero fue la negación, luego la curiosidad, después el deseo de estudiar, evaluar y experimentar, y finalmente llegó la aceptación. Contrario a otras técnicas modernas de reproducción, con la clonación ha tomado mucho menos tiempo llegar a la última etapa. Es bastante alarmante que Estados Unidos sea el único país que no ha prohibido completamente la clonación humana. Si sucediera, sería la primera vez que hay un acuerdo internacional en un tema biotecnológico. Pueden existir laboratorios discretos en los cuales los experimentos de clonación humana ya estén desarrollados. Tal vez por eso el público estadounidense sólo se enteró del nacimiento de Netty y Ditto hasta siete meses después. Fue gracias a un reportero del periódico The Washington Post, quien por seguir la historia de Dolly con similares eventos en Estados Unidos descubrió a los dos monos. Nunca fueron fotografiados y como consecuencia el mundo nunca supo de los numerosos monos deformados. El doctor Wilmut se declaró en contra de la clonación de humanos. Como lo expresó el periódico Los Angeles Times, "se calcula que por cada triunfo de clonación los científicos habrían pasado por aproximadamente 276 abortos y muchas crías muertas o deformes". La clonación humana no es necesariamente efectiva para trasplantes de riñones o corazón. Los mellizos idénticos que crecen separados tendrán los mismos problemas médicos y similares rasgos de personalidad. De manera que si un paciente tiene diabetes hay 80 por ciento de posibilidades de que el mellizo clonado sea también diabético. Los científicos calculan que el clonado tendrá los mismos problemas médicos que el donador de ADN. Todavía falta mucho para ver cuáles serían los supuestos beneficios de la clonación humana para prevenir y curar enfermedades. Mientras tanto hay que esperar que el hombre sepa poner límites a esta tecnología para que el mundo continúe siendo un lugar de originales y no de fotocopias.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.