Miércoles, 27 de agosto de 2014

Usuario en las redes sociales han especulado con la posibilidad de que el prodcurador Ordóñez llegue a ser Papa.

| 2013/02/14 00:00

¿De verdad puede ser Papa el Procurador?

Todo inició como un chiste pero hay quienes se preguntan si existe la posibilidad. Semana.com responde.

Apenas habían pasado unos cuantos segundos desde el momento en que el papa Benedicto XVI sorprendió al mundo al anunciar que abandonará su cargo el próximo 28 de febrero, cuando en las redes sociales se llenó de comentarios, apuntes, ironías por la posibilidad de que Alejandro Ordóñez, procurador general de la Nación, se convirtiera en su sucesor debido a su firmes posiciones religiosas.

Entre tantos comentarios hay quienes se preguntan si esta posibilidad tiene opciones ciertas de hacerse realidad. Semana.com indagó el caso.

De acuerdo con el padre Alfonso Jaramillo, sacerdote jesuita “cualquier persona, sin más requisito que el de estar vivo, puede ser elegido Papa, ya después a cada quien le compete aceptar o no el nombramiento”.

Así como lo lee, en un día de marzo, mes en que probablemente se escoja al sucesor de Benedicto XVI, usted podría levantarse y escuchar después de las famosas palabras “Habemus Papam” el nombre de cualquier mortal, sea este europeo, latinoamericano, cardenal o un anónimo ciudadano o un funcionario público como Alejandro Ordóñez, nuestro procurador.

Si bien es necesario ser católico, como lo dijo el padre Jaramillo, en un sentido muy estricto,  “no es requisito ser sacerdote, ni haber sido consagrado obispo y mucho menos cardenal”.

No obstante que Ordóñez sea sentado en la silla de Pedro tiene pocas posibilidades de hacerse realidad, primero porque los cardenales normalmente prefieren elegir de entre ellos, al sucesor de Pedro. Y segundo porque es muy poco el tiempo que le queda al procurador para realizar una campaña adecuada para acceder a semejante cargo.

Por otra parte y a diferencia de lo que se puede hacer para obtener la procuraduría, para obtener el trono de San Pedro, no es permitido hacer campaña política, no por lo menos por fuera del cónclave.

Curiosamente hay dos hechos adicionales muy significativos en todo esto. El primero y muy positivo es que Ordóñez no tendría que dejar su cargo de Procurador, para acceder al de Pontífice, en ninguna parte del derecho canónico se menciona impedimento alguno en ese sentido.

El segundo -y muy negativo- es que el Procurador tendría que residenciarse en Roma, porque y aunque tampoco existe una obligación positiva en este sentido, el Vaticano es el centro del poder del mundo católico aunque ha habido históricas excepciones.

No obstante, hay interpretaciones del derecho canónico que señalan que una vez sea nombrado un Papa, debe ser ordenado obispo (en caso de que no lo sea), lo que si conlleva unos requisitos adicionales y mucho más rigurosos, quizá no reuna la cabeza del Ministerio Público colombiano.

Amanecerá y veremos, pero de darse la curiosa circunstancia de que Alejandro Ordóñez Maldonado sea electo Papa, habría que revisar cuidadosamente cada una de las profecías existentes para ver si alguna de ellas presagiaba una circunstancia tan excepcional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×