Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/1996 12:00:00 AM

DEL RUIDO A LA SORDERA

En Colombia el 70 por ciento de la población que reside en áreas urbanas está expuesta a sufrir lesiones del oído por contaminación sonora, asegura un artículo publicado por el médico Jorge García Gómez y otros especialistas en 'Fundamentos de otorrinolaringología'. El riesgo es proporcional a la intensidad, el tiempo de exposición y la cercanía a la fuente sonora.Los traumas acústicos producidos por el exceso de ruido pueden ser temporales o crónicos. El primero es ocasionado por ruidos intensos durante un tiempo corto, como la explosión de una bomba, un disparo o el sonido de una turbina de avión, que por lo general pueden marcar más de 125 decibeles. El trauma acústico crónico se produce por la exposición continua a ruidos de 80 decibeles durante ocho horas seguidas, 90 decibeles durante más de dos horas o 97 decibeles durante media hora."El oído es un órgano muy noble _dice el médico José Antonio Rivas_ y en un principio puede no presentar una disminución en la audición. Pero si el ruido es continuo, el nervio se va fatigando". Según el especialista, estos traumas son irreversibles porque afectan un tipo de células, las ciliadas, que nunca se regeneran. En la vida práctica las personas que sufren del trauma crónico pueden llevar una conversación normal pero experimentan una pérdida en la capacidad auditiva en los tonos agudos, por ejemplo, el ruido del teléfono o el timbre de la puerta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.